España, a la cola en investigación y desarrollo

Ramón Alonso y Álvaro Gómez

El Rey Felipe destacó en los premios Jaime I la “buena ciencia” que se hace en España, pero también puso en contexto la falta de inversión pública que tiene el país en materia de Investigación y Desarrollo (I+D). Para él, esos gastos “no están todavía al nivel de los de los países que nos rodean”. En este acto, el Rey dio unos premios con un valor de 100.000€ a jóvenes talentos de la investigación española. Esta iniciativa hace que estos investigadores puedan desarrollar su carrera en España, pero la falta de inversión por parte del Estado conduce a la emigración de muchos otros, la coloquialmente llamada “fuga de cerebros”.

España es el país que menos porcentaje de su Producto Interior Bruto (PIB) invierte en I+D respecto a los países de su entorno. Mientras que Italia aportó en 2014 un 1,38%, el territorio español sólo contribuyó con un 1,23%. A simple vista, parecen pequeñas diferencias. Pero si se pone en el contexto de los millones de euros que significan, la diferencia se vuelve abismal, pues supone que Italia llegó a destinar 10.000 millones de euros más. Cifras que se tornan en bochornosas cuando se compara con potencias como Alemania y Francia, que dedicaron el 2,88% y 2,24% respectivamente durante el mismo periodo de 2014. Ese punto porcentual significa en la realidad una inversión cuatro veces mayor por parte de Francia y siete de Alemania debido a la riqueza de estos países.

grafica-1

Gráfico sobre el porcentaje de PIB destinado a I+D durante 2014 | Fuente: Elaboración propia

El sonrojo no sólo es por la diferencia en ese porcentaje, sino por la evolución del mismo. Desde el año 2010, España ha ido bajando la inversión en I+D desde el 1,35% hasta situarse en un 1,23%, lo que se traduce en una caída de casi 2.000 millones de euros. El contexto no es otro que el de la crisis económica, pero no parece escusa cuando los demás países han aumentado sus partidas durante el mismo periodo de forma moderada. Si se analiza el gasto del total de Europa, la evolución  en I+D ha ido también en aumento, llegando a alcanzar el 2,04%. Al ver lo datos, España parece la excepción de Europa, pues mientras aquí la inversión baja, los países de nuestro entorno no han parado de subir sus gastos en I+D.

Pero resulta paradójico que sean los países del norte de Europa los que no confirmen la excepción de España, pues éstos también bajan su inversión en materia de ciencia. El caso de Suecia es de una subida constante desde el año 2010 hasta una retirada de fondos en 2014 de un 0,15% hasta llegar a 3,15% de su PIB. Pero el país que más llama la atención es Finlandia, cuya bajada supone más de medio punto respecto al año 2010. Si bien estos países han descendido su gasto en I+D, queda muy por encima respecto al porcentaje que invierte España. El porcentaje de su gasto es un punto mayor que el que hace el territorio español, pero en cifras absolutas Suecia invierte 1.000 millones más y Finlandia se queda en la mitad de la inversión española. 

Aumenta con el PSOE y disminuye con el PP

Que los progresistas apuestan más que los conservadores por la innovación no es un cliché. Al menos así es en España ya que, en los últimos doce años, el Partido Socialista destinó más parte del PIB a la materia de Investigación y Desarrollo que el Partido Popular. Durante los siete años de Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, el porcentaje de las arcas españolas destinado a I+D no dejó de crecer. Desde 2011 y hasta la actualidad, en años de mandato de Mariano Rajoy, la cifra ha ido disminuyendo poco a poco hasta retomar la inversión de hace ocho años.

Los datos recogidos de la base de datos de Eurostat, donde se ofrece la inversión desde 2004 en adelante, imposibilitan el estudio del Gobierno de José María Aznar pero ofrecen la información de su último año. La herencia recibida de Zapatero en este ámbito es el 1,04% del presupuesto del Estado destinado a la investigación. A partir de entonces y con los socialistas a la cabeza, la cifra no dejó de crecer año a año, siendo de 1,10% en el primer mandato de Zapatero. Los siguientes tres años el crecimiento fue al alza, aumentando varias décimas cada jornada: una subida de siete décimas en 2006 (1,17%), tres décimas en 2007 (1,23%) y hasta nueve décimas en 2008 (1,32%). La mayor cantidad de PIB destinado a investigación y desarrollo de los últimos 12 años se dio en 2009 al destinar el 1,35%, cifra que se mantuvo en 2010, último año de Gobierno socialista y de Zapatero al mando.

grafica-2

Porcentaje del PIB destinado a I+D desde 2004 a 2015. En rojo, Gobierno del PSOE y en azul, Gobierno del PP | Fuente: Elaboración propia

El crecimiento parecía que no tenía techo hasta que llegó el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. El I+D ha sido uno de los sectores perjudicados por los recortes del Partido Popular, sufriendo una bajada constante desde 2011. Durante el primer curso, el mencionado 1,35% de los dos últimos años de Zapatero descendió sensiblemente, situándose en el 1,33%. Los años posteriores, las décimas bajaron poco a poco. Primero con un descenso del 0,4% en 2012 (1,29%) y más tarde a un ritmo más lento: 1,27% en 2013 y 1,24% en 2014. Fue el pasado año cuando se alcanzó el dato más bajo en la era de Rajoy, 1,22%, por debajo de la inversión destinada en el Gobierno socialista ocho años atrás y con indicios de seguir a la baja en los próximos años de mandato del Partido Popular.

En los últimos doce años, España ha vivido dos etapas totalmente opuestas en cuanto al fomento de la investigación y el desarrollo, divididas en los años de mandato de uno u otro Gobierno. Es posible que la caída en este ámbito que supuso la llegada de Mariano Rajoy a la Moncloa se deba a la crisis económica y la necesidad de apostar por otros sectores más necesitados, pero la realidad es que desde 2011, los populares no solo han detenido el impulso llevado a cabo por los socialistas, sino que han propiciado la caída de la inversión, quedando el pasado año en peores números que en 2007.

Más de 200.000 puestos de trabajo

La financiación que utilizó el Estado para Investigación y Desarrollo sirvió en 2014 para dar empleo a un total de 200.236 personas de las que más de la mitad eran investigadores con contrato a jornada completa. Además, los datos del Instituto Nacional de Estadística recogen el desglose de estos fondos y dejan claro que el sector que recibe más financiación son las empresas, llegando a casi la mitad de los fondos utilizados. El resto se reparte entre la administración pública y la enseñanza superior, dejando una pequeña parte del 0,7% a las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro.

grafica-3

Porcentaje del PIB de España en 2014 destinado a cada una de las comunidades | Fuente: Elaboración propia

En cuanto al gasto de las Comunidades Autónomas, destacan los que más dinero utilizan, que son la Comunidad de Madrid con más de tres millones de euros y le sigue Cataluña que se queda a poco menos de esos tres millones. La Comunidad que menos dinero recibe es La Rioja y le sigue las Islas Baleares con una financiación de 71.000 y 85.000 euros respectivamente. Otra referencia la tenemos si se abordan estos datos teniendo en cuenta el PIB de la Comunidad, haciendo que las Comunidades con mayor gasto respecto a su PIB sean el País Vasco (2,03%) y Navarra (1,75%), seguidas de las ya mencionadas Madrid y Cataluña, y dejando como últimos a los territorios de las islas españolas, Canarias (0,46%) y Baleares (0,32%).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s