Tras los recortes en Educación en Castilla y León, un leve repunte

Guillermo Bueno / Cristóbal Cerezales

El sistema educativo español ha vivido varias leyes de Educación distintas según el partido que gobernaba, lo que ha repercutido en el nivel del alumnado. Por si fuera poco, el sector educativo ha sido uno de los más afectados por los recortes económicos en los últimos años debido a la crisis. Sin embargo, no en todas las comunidades es así.

En este reportaje de investigación hemos analizado el gasto público en Educación realizado en la comunidad de Castilla y León, ya que se trata de nuestra región. Los años de estudio han sido 2013 y 2014, ya que en ellos se puede observar en toda su extensión los efectos y las repercusiones de los recortes, ya sean negativos o positivos.

Partíamos de la hipótesis de que Castilla y León, al igual que en casi todo el resto de España, había sufrido el azote de la crisis y de los recortes y por eso, el gasto público en Educación se había visto reducido en ese período, en consonancia con el resto del país. Para contextualizar esta afirmación, hay que tener en cuenta que en el año 2011, a nivel nacional, el recorte fue de 2.395 millones de euros; en 2012, de 1.615 millones, o en 2013, de 2.750. Para el año 2014 fue, sumando todas las cantidades desde el año 2010, el recorte en el gasto público educativo ascendió a más de 7.000 millones de euros. Para hacernos una idea, este recorte total equivaldría a borrar por completo las partidas presupuestarias destinadas al sistema educativo de toda la comunidad de Andalucía.

Centrándonos ya en los datos de Castilla y León, se puede afirmar que, aunque no de manera holgada, se ha ido contracorriente en esta comunidad respecto a la inversión pública en materia educativa, que ha aumentado ligeramente, en contraste con el descenso en el país. Aunque también hay que decir que, si bien han aumentado las partidas destinadas a Educación, no se llega al nivel de gasto previo a la crisis. Esa mejora empezó a producirse, precisamente, a partir del año 2013, que fue el último año que decreció. Ya en profundidad, hemos observado que en 2014 aumentó el gasto público en Educación y más brevemente que, hasta la actualidad, ha seguido aumentando poco a poco y que, como se ha mencionado anteriormente, tendrán que pasar bastantes años de subidas para que se recupere el nivel previo a los recortes, si es que lo hace.

Para situar los datos en un contexto determinado hay que explicar que, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Educación, en los Presupuestos Generales del Estado, el gasto a la Educación en el año 2013 fue de 44.974 millones de euros, una bajada del 3,2 % comparando con el año 2012, y en 2014 fue de 44.846 millones, que suponía un descenso del 0,3 % y 128 millones de euros menos respecto al año anterior. A Castilla y León le correspondieron en 2013, 1.998 millones (-2,8 % que en 2012) y 2.012 millones en 2014 (+ 0,7 % que en 2013).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Proporción del gasto en Educación en los Presupuestos de Castilla y León de los años 2013 y 2014. Elaboración propia. Datos: Presupuestos Generales Castilla y León.

En el año 2013, en Castilla y León, de los 1.998 millones de euros dedicados al gasto público en Educación, la enseñanza no universitaria recibió 1.495 millones y 492 fueron a parar a la universitaria. A su vez, dentro de los 1.495, 628 fueron destinados a la educación secundaria, Formación Profesional y Bachillerato.

 

https://infogr.am/159ef5c3-02ae-4296-b04c-9fdf378b68c7

Datos del año 2013 y 2014 sobre el gasto en Educación según el tipo de enseñanza. Fuente: Elaboración propia. Datos: Portal de Transparencia Ministerio de Educación

Sin embargo, estas cifras varían según los datos ofrecidos por algunas de los portales web regionales consultadas ya que en algunas como el Bocyl o los Presupuestos de la comunidad vienen incluidas otras partidas como becas, créditos y, además, el presupuesto inicial se puede ver aumentado o disminuido; se trata de una cifra oficial pero orientativa y no es totalmente estricta, especialmente flexible si se tiene la intención de gastar menos que lo inicialmente presupuestado. Es el caso de los presupuestos de Castilla y León, donde aparecen cantidades más reducidas debido a que no se han incluido otros elementos que a nivel nacional sí se incluyen (becas, créditos). Por eso en el año 2013, aparece que se dedican unos 1.765 millones de euros y en 2014, 1.771 millones. Unos doscientos millones de euros menos en cada partida presupuestaria respecto a los datos oficiales estatales. Pese a todo, se sigue observando que la tendencia al alza del gasto se mantiene.

Por otro lado, debido a la escasa accesibilidad hacia determinados datos y su dificultad para extraer e interpretar, relativos a la comunidad de Castilla y León, ha sido más complicado ahondar en otra de las hipótesis, como era la de que existe una gran diferencia entre el gasto destinado al Bachillerato y a la educación universitaria en la comunidad ya que el portal de transparencia de las instituciones de la región no está tan avanzado como el de otras instituciones estatales y, además, todavía más difícil complementarlo con el número de centros o becas, más sencillo de hallar en el tiempo presente pero no en el período sobre el que se ha desarrollado el estudio.

Un incremento de seis millones de euros. Esa es la variación del presupuesto en Educación entre el año 2013 y el 2014. Atendiendo a la Ley 12/2013, observamos que, pese a lo que se podría prever con la política de recortes del Partido Popular, el dinero que se pudo gastar en Castilla y León pasó de 1.765 millones de euros a 1.771 lo que supone un aumento del 2,86%. Y es que aunque Castilla y León tiene una población muy envejecida todavía hay esperanza. El futuro reside en los jóvenes y pese a la desastrosa clase política que hay en la actualidad, con cotas de corrupción jamás vistas en una democracia occidental, hay esperanza. La Educación, por lo menos en Castilla y León, sigue siendo uno de los puntos fuertes de la Comunidad. Como se ha podido ver en los datos que ha arrojado el último Informe Pisa, los estudiantes castellanoleoneses tienen unos conocimientos por encima de la media en materias como Matemáticas o Lengua. Las aptitudes existen, son tangibles, están ahí, y esto, además de enorgullecer a los Consejeros de turno, debe estimular la inversión en capital humano que supone aumentar el gasto en Educación. En una situación de crisis económica, España no puede permitirse que estos jóvenes, que han demostrado, de media, unas capacidades fuera de lo común, tengan que sufrir las consecuencias de una crisis económica heredada. Tienen que poder acceder a nuevas tecnologías si así lo precisan, disponer de los avances en materias claves para su formación y sobre todo, poder entrar en un sistema de enseñanza pública de calidad sin tener que rendir cuentas con cada boletín al Ministerio que otorga las becas.

La buena noticia, que los recortes se han convertido en mínimas subidas. La mala, que tardarán mucho en recuperarse las partidas anteriores a la crisis en las que en porcentaje la Educación superaba el 20% del presupuesto. Aprovechando el tema que en esto profundo reportaje hemos desarrollado y utilizando las notas distintivas de los profesores, la Educación en Castilla y León progresa adecuadamente, pero necesita mejorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s