Óscar Puente, a la cabeza de los alcaldes mejor pagados de Castilla y León

Clara Arias // Beatriz Ferrón

Varios meses han pasado ya desde que se celebrasen las elecciones autonómicas  y municipales del 24 de mayo de 2015. A pesar de que los cambios de bastón de mando han sido mucho más sonados en ciudades como Barcelona o Madrid, una nueva etapa política estaba a punto de comenzar. Los pactos, que han yacido para poder tomar decisiones y el control de los Ayuntamientos por parte de los distintos partidos políticos, han marcado el inicio de la legislatura. Un elemento imprescindible del cambio.

La llegada de nuevas fuerzas políticas ha creado un halo de esperanza entre todos aquellos ciudadanos que se habían desesperanzado con el bipartidismo -PP y PSOE-. Entonces, ha llegado el turno de una nueva política que quiere mostrar un mayor acercamiento social. Y uno de estos primeros pasos de unión ha propiciado la rebaja de salarios públicos de los altos cargos para que sean mucho más próximos a la realidad social del país. 

Promesas cumplidas o fallidas, la regulación de los sueldos de los alcaldes de provincia se recoge en la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. De sus líneas se pueden extraer las limitaciones salariales de los miembros de las corporaciones locales. Siguiendo sus directrices, los alcaldes de municipios superiores a los 500.000 habitantes nunca podrán cobrar cantidades superiores a los 100.000 euros. Asimismo, consistorios con una población entre los 150.001 y 300.000 habitantes tienen acotado el sueldo bruto anual hasta los 80.000 euros. 

Con esta medida racionalización de los sueldos, los cargos públicos de Castilla y León se han querido acercar a sus vecinos asimilando que su retribución salarial sea, más o menos, equitativa a la de sus convecinos. Una realidad que se traduce en números. De ahí que el salario medio anual (bruto) de los castellanos y leoneses sea de 17.687,69 euros,según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero el salario medio (bruto) de sus alcaldes provinciales es de 58.844,84 euros.

¿ES PROPORCIONAL EL SUELDO DE LOS ALCALDES DE LAS CAPITALES DE CASTILLA Y LEÓN CON EL NÚMERO DE HABITANTES DE CADA UNA DE ELLAS?

 

La diferencia entre el salario medio de los ciudadanos y el de los alcaldes es notorio. Así que una de las primeras reformas que emprendió el actual alcalde de Valladolid Óscar Puente fue la reducción de su sueldo con respecto a su antecesor. Sin  embargo, dicha transformación no se haría efectiva hasta 2016 por lo que durante 2015 Puente recibió un total de 82.944,26 euros. El sueldo bruto percibido por el alcalde de la ciudad de Valladolid fue el más elevado de los ingresados por sus homólogos en las capitales de provincia de Castilla y León. 

Sin título-1.jpg

Fuente: Elaboración propia según los datos recabados de los portales de transparencia de los Ayuntamientos de las provincias de Castilla y León

No obstante, aunque la comparación pueda parecer desorbitada, Valladolid es la ciudad más habitada de todas las ciudades castellano y leonesas analizadas. El municipio vallisoletano, según el INE, posee 303.905 habitantes, una cantidad que equivaldría a llenar el estadio Camp Nou más de tres veces. Sin embargo, casi la mitad de empadronados tiene la segunda ciudad más poblada de la Comunidad, Burgos que cuenta con 177.100 personas censadas. 

En contraposición encontramos la ciudad de Soria en la que tan solo hay censadas 39.168 personas, seguida de Segovia (52.728) y Ávila (58.358). Ciudades que han sufrido durante los últimos años una despoblación ligera ya que el padrón de 2008 auspiciaba datos poblacionales más elevados que los actuales. 

Sin título.png

Fuente: Elaboración propia según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)

Sin embargo, aunque los números asusten, el sueldo de Óscar Puente se ajusta a los parámetros establecidos en el Boletín Oficial del Estado (BOE) pues su retribución se encuentra más de 7.000 euros por debajo de lo recogido en la ley.  Es su condición de alcalde de la ciudad más poblada de Castilla y León la que le otorga el carácter de referente respecto al resto de remuneraciones sometidas en las siguientes líneas. 

Es esa posición de referencia ajustada a los parámetros ordenados por la ley con la que se comprueba como ningún alcalde de las otras ocho principales ciudades de Castilla y León (Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Zamora) poseen sueldos proporcionales a los factores adoptados como guía.

De todos los sueldos cotejados, el percibido por el alcalde de la ciudad de Ávila, José Luis Rivas Hernández, es el más desproporcionado. Mientras el regidor abulense cobra anualmente 65.000 euros; si se siguen los criterios establecidos éste debería de ingresar un total de 16.000 euros. Una diferencia  entre sí de más de 45.000 euros. 

ff.png

Elaboración propia según datos recogidos de los portales de transparencia de las nueve capitales de provincia de Castilla y León

Asimismo, el sueldo de alcalde de Zamora, Francisco Guarido, dista mucho de sus homólogos puesto que durante 2015 tan solo ha percibido 32.000 euros brutos anuales, según publica el Portal de transparencia del ayuntamiento zamorano. Cifra que en relación al sueldo del alcalde de Valladolid es casi 50.000 euros inferior y entre 15.000 y 25.000  euros con el resto de representantes públicos castellanos y leoneses.

Si es resaltable que los alcaldes de León, Palencia, Segovia y Soria continúen la lista de los sueldos más bajos de la Comunidad ya que su población -excepto la ciudad leonesa- es de las cifras más bajas del conjunto de Castilla y León.  De hecho, los sueldos de sus alcaldes sin tener en cuenta los criterios establecidos de proporcionalidad por número de población, se encuentran entre los 44.000 euros y los 58.200 euros.

Burgos y Salamanca mantienen datos salariales anuales (brutos) elevados, aunque es cierto que su población es amplia y, cuya diferencia con el sueldo del alcalde de Valladolid,  es de 14.000 y 25.000 euros, respectivamente. 

En total, 529.603,56 euros destinados a los sueldos de los nueve alcaldes de las ciudades más importantes de Castilla y León. Sin embargo, si la relación de sueldos se hubiera establecido en función de los habitantes de cada ciudad, la cantidad final destinada hubiera sido de 268.398,97 euros.

APORTE ECONÓMICO DE CADA PROVINCIA AL PRODUCTO INTERIOR BRUTO (PIB) DE LA COMUNIDAD

 

La  conexión entre los sueldos de los ediles castellano y leoneses y su  población no dista mucho de la aportación porcentual al Producto  Interior Bruto (PIB) de la Comunidad. Valladolid, no solo lidera el ránking de la ciudad con el alcalde mejor pagado, también el de la provincia que mayor aportación realiza al PIB de la Comunidad con un más de un 20 por ciento durante 2013. Por su parte, Soria, con un 3,8 por ciento,  fue la provincia que menos riqueza generó. Pese a su condición, el  alcalde soriano Carlos Martínez Mínguez no se postuló en 2015 como uno  de los funcionarios de Castilla y León peor pagados. 

Pero los gastos corrientes destinados al pago de los salarios del personal consistorial no suponen el mayor desembolso de estas entidades. Y es que el reparto presupuestario también arrastra grandes desigualdades entre provincias. Educación, Familia e Igualdad o Sanidad son las secciones con más disimilitudes económicas.

La partida de gasto destinada a Economía y Hacienda en 2016 también cuenta con grandes diferencias. De nuevo, si se aplicase un reparto proporcional a la población de cada provincia el resultado sería bastante distinto. 

12

Elaboración propia según datos de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León

En origen, la partida a temas económicos tiene un desembolso de más de 70 millones de euros de los cuáles el 21,3 por ciento se destina a la provincia de Burgos. Otras provincias como Zamora, Palencia, Soria y Segovia, que tienen datos de población inferiores a Valladolid pero reciben entre un 7,45 por ciento y un 8,7 por ciento del cómputo global del gasto en Economía y Hacienda. 

Pero de nuevo, si seguimos la correlación en cuanto a población-partida económica, la capital de Castilla y LeónValladolid–  sería la demarcación territorial con un porcentaje más elevado de asignación presupuestaria, con un desembolso del 21,28 por ciento lo que supone un total de más de 15 millones de euros frente a los casi 7 millones que recibe actualmente.

En definitiva, equiparar el salario medio de los ciudadanos castellonenses con el asignado a cada alcalde no vislumbra ninguna esperanza de equidad. A pesar de ello, las distintas comparaciones arrojan datos positivos para la provincia vallisoletana. Tanto en los sueldos analizados, como el reparto presupuestario o la aportación al PIB, Valldolid se postula como el área con más prosperidad económica de la Comunidad. Aunque la situación económica de los alcaldes provinciales y la sustantividad financiera de los castellano y leoneses aún tiene un largo trayecto que reduzca la distancia que separa ambas realidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s