Rajoy despide una crisis aún presente

Colinas Martínez, Diego; Fernández Martínez, Alexis y García Pérez, Óscar

Cuatro años después de hacerse cargo del Gobierno de España, Mariano Rajoy hizo a finales de 2015 un balance positivo de su legislatura. Del discurso inicial de “la herencia recibida del PSOE”, para justificar los malos datos obtenidos al comienzo de su mandato, pasó a una visión más optimista, considerando que la recesión económica  es cosa del pasado.

“La crisis es historia”, ha afirmado el actual presidente del Gobierno en numerosas ocasiones.  Desde hace ya un par de años, el líder del Partido Popular está lanzando mensajes de ilusión y esperanza a la población. Para él, la situación económica y laboral actual es mejor que la de los años con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Estado. Pero, ¿qué tiene esto de cierto?

La tendencia en la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero fue la del crecimiento en el número de parados. Los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) revelaron que la cifra de desempleados en España superaba escasamente los 3 millones durante los últimos años de Zapatero. Cantidad, sin embargo, que nunca antes se había alcanzado en la historia de este país.

La crisis provocó el aumento rápido y constante del número de desempleados. Así, en 2009 la cifra estaba próxima a los cuatro millones de desempleados, valor que se superaría en 2010. El último récord negativo con Zapatero al frente.

Tendencia decreciente, el paro registrado supera los cinco millones

A pesar de los problemas, la llegada Mariano Rajoy a la presidencia, no mejoraría la situación. Todo lo contrario. En febrero y marzo de 2013, el paro registrado superó los cinco millones. Se producía, una vez más, el pico más alto de parados en la historia de nuestro país.

Al contrario que en los años de Zapatero, con el presidente popular el número de desempleados siguió en una tendencia decreciente. Pese a ello, la cifra de parados fue en casi todo momento superior a la registrada durante el Gobierno socialista. Rajoy solamente pudo mejorar los datos ofrecidos por su antecesor en el año 2015.

Fuente: Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) | Elaboración propia.

Fuente: Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) | Elaboración propia.

Por otro lado, la dinámica que se puede observar en los datos porcentuales de la tasa de paro es muy similar a la de los millones de desempleados. Durante el Gobierno de Zapatero, este porcentaje aumentó del 13,91% al 22,85%, casi diez puntos de crecimiento en los tres años que duró esta legislatura, algo que demuestra de forma evidente la llegada de la recesión económica a España.

Con Mariano Rajoy, la tasa de paro apenas baja

Con la ascensión de Rajoy al poder, la tendencia vuelve a ser descendente. Sin embargo, al igual que sucedía con anterioridad, las cifras son muy superiores a las de la época socialista. Durante el Gobierno del PP, tan solo se bajó del 23,5% de paro en 2015. Datos que nunca se alcanzaron durante la legislatura del PSOE.

Una muestra de los malos resultados durante el mandato del PP es que, con la entrada de Rajoy al Gobierno, la tasa de paro subió casi un 4%. El mayor incremento desde que en 2009 este porcentaje aumentara en cinco puntos con respecto al estallido de la crisis en 2008.

Además, la cifra máxima de tasa de paro se alcanzó durante el segundo año del gobierno de Mariano Rajoy (2013), cuando se llegó al 26,03 por ciento de desempleados. Este número marca el techo en el porcentaje de desempleados en la historia de la democracia española.

Asimismo, el mejor dato reflejado durante la etapa popular apenas mejora en 2 puntos porcentuales la peor cifra cosechada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (del 20,9% con Rajoy en Moncloa en el año 2015, al 22,85% del 2011 de Zapatero).

Fuente: Encuesta Población Activa (EPA-INE) | Elaboración propia.

Fuente: Encuesta Población Activa (EPA-INE) | Elaboración propia.

Hasta ahora, el paro registrado (del que se han expuesto datos tanto en millones como en tantos por ciento), se corresponde con las demandas de empleo pendientes de satisfacer el último día de cada mes en las Oficinas de Empleo españolas. Esta definición genera, a su vez, un nuevo concepto, que es el de ocupados. Las personas denominadas ‘ocupadas’ son aquellas que solicitan un trabajo para compatibilizarlo con el que ya tienen o, en su defecto, para cambiar el que ya disponen.

Fuente: Encuesta Población Activa (EPA-INE) | Elaboración propia.

Fuente: Encuesta Población Activa (EPA-INE) | Elaboración propia.

En la última legislatura del PSOE, la cifra de ocupados descendió de forma notoria desde la aparición de la crisis económica en 2008 hasta que dejaron el Gobierno en 2011. España vivió un descenso de más de 2 millones de personas en el número de empleados, pasando de casi 20.000.000 a algo menos de 18.000.000. Así, la tendencia con Rodríguez Zapatero es de pérdida de empleo.

Sin embargo, una vez más, los números empeoraron durante la legislatura de Mariano Rajoy. Las cifras siguieron descendiendo durante 2012 y 2013, acercándose así a los 16,5 millones de ocupados, aunque, a partir de entonces, los valores tomaron una inercia ascendente y superaron los 17,5 millones de ocupados. En 2015, el Gobierno del PP superaría, por primera vez desde su llegada, los datos de empleo de Zapatero.

Pese a ello, esta variable no tiene en cuenta toda la población en edad de trabajar en España. Muchas son las personas que optan por emigrar a otros países, lo cual genera un aumento en el porcentaje de ocupación aunque no se ajuste del todo con la realidad. Asimismo, debido a la situación vivida en el país, otros desisten en su labor de búsqueda de empleo por las dificultades encontradas, lo que genera de nuevo el crecimiento de este dato. Las cifras, por tanto, están algo desvirtuadas, lo que favorece al Gobierno popular, ya que si se tuvieran en cuenta todas esas personas que no entran en el baremo, las cifras de ocupación serían mucho más pobres.

Crisis presente y empleo destruido

Con estos datos, la afirmación “la crisis ha finalizado” de Mariano Rajoy no es cierta. A pesar de que sí que es realidad que poco a poco se están mejorando las cifras, los números que se manejan son todavía muy elevados con respecto a los primeros años de recesión económica.

En los cuatro años de mandato de Mariano Rajoy, no solo no se ha creado empleo sino que se ha destruido.  En la actualidad, el número de ocupados ha descendido en torno a dos millones con respecto al inicio de la crisis en 2008, 18 y 20 millones respectivamente.

La tasa de paro también ha aumentado de forma notoria respecto al inicio de la recesión, pasando del 13,9 al 20,9%. Estos datos, trasladados a cifras, significarían un total de 3,13 millones en 2008 y 4,09 en 2015. Los números, por tanto, no muestran que la recuperación de la que habla Mariano Rajoy sea real.

Un dato más que indica que la situación laboral y económica no ha mejorado con el Partido Popular al frente es que desde el inicio de su legislatura el número de personas que llevan dos o más años buscando empleo ha aumentado de 1,5 a más de 2 millones de personas.

Por tanto, la situación laboral de España, lejos de haber mejorado, se mantiene en un estado crítico. Las cifras que se barajan en la actualidad son muy similares a las experimentadas durante los años más duros de la recesión económica, 2011 y 2012. “La crisis es historia”, diría Mariano Rajoy. O no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s