Imagen

Valladolid se solidariza con el movimiento “Somos 27 y más”

LUIS MIGUEL MONTES / CLAUDIA MARTÍN

Pasaban 3 minutos de las 19 horas de este miércoles 9 de noviembre, cuando comenzaba la charla-debate “¿11 – 14 años de cárcel por defender la Universidad pública?”, que acogió el Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la UVa. Un lugar que ocupaban alumnos, sindicalistas y sobre todo, miembros de asambleas estudiantiles tales como Altenartiva Univesitaria, que se mostraban expectantes ante el contenido de la exposición.

img_4785

De izquierda a derecha: Uriol Corral, ex-alumno de la UAB; Carlota Merino, moderadora y Ermengol Gassiot, secretario general de CGT Catalunya. Foto: Luis Miguel Montes

Tres personas ocupaban la mesa: Carlota Merino, que ejerció de moderadora; Ermengol Gassiot, secretario general de CGT Catalunya; y Uriol Corral, ex-alumno de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). La seriedad que representa un acto de este calibre se rompió cuando Corral superpuso la bandera morada de la Universidad a la de España, haciendo que pareciese republicana. Este hecho provocó las risas de los asistentes,que no pudieron reprimirse al ver tal imagen, algo que le dio a la charla un toque más desenfadado.

Lo que prometía ser una presentación bastante elaborada de los ponentes por parte de Merino, se convirtió en algo simple, ya que ésta ejerció de moderadora en su más estricta palabra, sin mojarse ni añadir ningún comentario, centrando así todo el protagonismo en Gassiot y Corral.

Ni 20 segundos tardó el secretario general de CGT Catalunya en exponer lo que les había traído a Valladolid: ni más ni menos que la petición por parte de la Fiscalía de 11 a 13 años de prisión por ocupar el Rectorado de la UAB durante 31 días. “Yo puedo ir a la cárcel. Es la verdad”, subrayó. Recordó además con nostalgia que cuando recibieron la información de la imputación, su abogada le dijo que el asunto no iba a llegar a nada y que todo se solucionaría. Algo que en realidad no ha pasado ya que Gassiot y Corral se enfrentan junto a otros 24 estudiantes y un trabajador del Personal de Administración y Servicios de la Universidad (PAS) a 320 años de cárcel entre todos.

La intervención de Gassiot se centró más en el terreno político asegurando que se encuentran en una lucha continua y que “aunque hoy en día vaya a la Universidad gente de toda clase, antes esto no ocurría y que lo que tenemos en la actualidad se ha conseguido gracias al movimiento estudiantil”. Una pregunta por parte del ponente hizo que la sala enmudeciese: “¿Alguna de las abuelas de los aquí presentes fue a la Universidad?”. Solamente se pudieron ver dos manos alzadas, la de un joven que se sentaba al fondo y la de la propia moderadora que asentió con la cabeza cuando Gassiot recordó que en el siglo XX las mujeres no iban a la Universidad. El decreto 3+2 propuesto por el ministro Wert fue otro de los temas que tocó éste en su intervención explicando que supondría un esfuerzo económico muy importante ya que los créditos del máster son el doble de caros que los del grado.

A continuación Corral bromea con un fotógrafo y le pide por favor que no le haga fotos desde ese angulo ya que aparece la bandera de la Unión Europea. Se muestra ansioso por intervenir y contar su historia. Gassiot continuó con su discurso a veces plano y repetitivo para terminar con una frase contundente que caló en el salón: “igual en unos años tenéis que venir a vernos a Soto del Real”.

Llegó el turno para el exalumno de la UAB que relató perfectamente los hechos que les han llevado a tal extremo. En primer lugar contó que lo único que se pedía era que unas mociones aprobadas en un claustro, tales como la elaboración de un informe se transparencia, se llevasen a cabo. Todos los asistentes atendían entusiasmados al relato. El uso de expresiones y chascarrillos, la variación en el tono y la gracia de Corral hizo que el público no despegase la mirada del estrado.

Una parte del relato lleva a Corral a leer de manera jocosa e irónica la sentencia donde se les imputan delitos como alteración del orden público o violación del domicilio jurídico. La lectura termina siendo la lista de la compra tal y como la enuncia el exalumno, hasta llegar a decir la cantidad de dinero que se les pide, y es aquí cuando se le cambia la cara. Un total de 500.000€, de los cuales 400.000 son de responsabilidad civil, y  pertenecen a daños como el salario de los trabajadores que “no pudieron hacer su trabajo porque nosotros estábamos allí”, añadió con ironía Corral, que provocó múltiples carcajadas afirmando que le hubiese salido más barato cagarse en el Rectorado.

img_4789

Imagen de los asistentes a la charla. Foto: Luis Miguel Montes

Durante el turno de preguntas un total de 7 asistentes expusieron sus dudas y cuestiones a los ponentes. Querían saber cómo fue el desalojo o por qué la UAB no se había retirado de la acusación. Gassiot aclaró que Silvia Carrasco, la vicerrectora que denunció la situación a los Mossos d´Esquadra, es miembro de Iniciativa per Catalunya Verts y además afiliada a CCOO, cosa que ambos calificaron de increíble.

La charla concluyó con aplausos y vítores por parte del público y con los agradecimientos de Corral, Gassiot y Merino que concluyeron con su lema “Somos 27 y más“, apelando y señalando a los asistentes del salón que se arremolinaron en la parte delantera para felicitar y apoyar a los defensores de la causa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s