El Ayuntamiento aprueba la creación de un mercado en la Plaza Mayor para la Navidad de 2017

Emilio Peñas y Saioa Palomo

Los Reyes Magos tienen un nuevo reclamo en Valladolid por si la astrología falla en el último momento. Las grandes ciudades de Centroeuropa, como  Viena, Estrasburgo o Bruselas, constituyen el ejemplo al que aspira la localidad, donde los grandes mercados se han convertido en el gran atractivo turístico de la etapa navideña. Esta mañana, el Ayuntamiento ha aceptado la propuesta de Pilar Vicente, concejala de Ciudadanos, de celebrar un mercado que ayude a atraer visitantes durante esta época del año, siguiendo la estela de Óscar Puente para crear una marca local común.

Con vistas al próximo año, la iniciativa pretende animar a las asociaciones locales de artesanos a presentar sus creaciones y conocer la opinión de Avadeco y Fecosva para después modificar el plan original si las circunstancias lo requieren. El objetivo es llamar la atención de niños y adultos a través de paquetes experienciales en “actividades culturales y de ocio”, destacaba la representante. Gloria Reguero, concejala de Sí Se Puede Valladolid, se mostró reticente ante la propuesta “algo más que traída por los pelos” de la agrupación naranja. La metodología, según Reguero, pasada por alto; el producto interior ofrecido, extranjero; y los paquetes de experiencia, poco definidos. Además, “la programación de cultura y ocio ya se hace”, sentenciaba.

Más asertiva fue la postura del concejal de Valladolid Toma la Palabra, Manuel Saravia,  aunque se encargó de recordar a Vicente la “mala fama de muchos mercadillos, por lo que conviene estudiarlos”. También puso de ejemplo mercados no navideños pero si de gran difusión como el de Santiago de Compostela, donde la localidad invierte hasta 150.000 euros. El problema es que “los artesanos no están preparados para asumir esta fórmula”, recordaba la socialista Ana redondo, quien mostró propuestas parecidas sin éxito, a menor escala, en las plazas del Salvador o la Universidad.

La iniciativa no se limita a la plaza céntrica vallisoletana, si bien es la idea inicial. A expensas de la futura respuesta ciudadana se barajan otras zonas de la ciudad, hasta convertir el mercado en “una seña de identidad para Valladolid durante las fechas navideñas”, explicaba la representante de ciudadanos. Especial énfasis exponía, también, en los productos gastronómico de la tierra, que en fechas como las navideñas nunca suponen un esfuerzo. No obstante, el producto distintivo de la ciudad no puede partir de una fiesta que no es nuestra. Según Reguero,  “La Navidad no es un producto local”, y recordaba a Cervantes como verdadera peculiaridad de nuestra tierra.

El Partido Popular, por su parte, a través de Mercedes Cantalapiedra, reseñó la buena voluntad de la idea, por lo que “no se iba a poner de perfil ante cualquier plan de turismo, sea cual sea”. Las esperanzas se materializaron con casi unanimidad en el pleno municipal, si bien habrá que esperar hasta las Navidades del año próximo para evaluar los resultados. Esta año se instalará un árbol gigante y continuará el mercado de Portugalete, que estrena nuevos decorados y productos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s