Valladolid contra la LOMCE

Alexis Fernández y Óscar García

Las calles vallisoletanas han aglutinado a un millar de personas en contra de la reforma educativa del Gobierno. Estudiantes y profesores han salido a la calle en contra del 3+2, las reválidas, las prácticas no remuneradas y los recortes que ha sufrido en los últimos años el sector. Una protesta multitudinaria que recorrió el epicentro de la ciudad de Valladolid.

Eran las 11:45 horas de la mañana y en los aledaños de la plaza Mayor de Valladolid se respiraba un aire reivindicativo. Cientos de jóvenes se acercaban al punto de encuentro establecido por el Sindicato de Estudiantes para ultimar los detalles antes de comenzar la marcha. Todo ello, al mismo tiempo que un chaval comentaba con su amigo que el instituto estaba “prácticamente vacío”. El éxito parecía total.

El reloj del Ayuntamiento marcaba las 12:07 horas cuando los allí presentes comenzaron a movilizarse. La manifestación se ponía en marcha y al frente de ella una pancarta en la cual se podía leer ‘A luchar por una educación que soñamos’. Aunque no era la única. Y es que, al ritmo en el que la comitiva avanzaba, irían saliendo más y más carteles y banderas. Entre las más repetidas se encontraban las de los sindicatos educativos, CNT, CGT; y también la bandera regionalista de Castilla, también conocida como ‘Yesca’.

La manifestación estudiantil a su paso por la calle Miguel Íscar. | Foto: Óscar García

La manifestación estudiantil a su paso por la calle Miguel Íscar. | Foto: Óscar García

El ruido del tráfico habitual en la calle Miguel Íscar había sido sustituido por los cánticos reivindicativos. “Estudiante organizado, estudiante respetado”; “El hijo del obrero a la Universidad”; “Profesores y estudiantes, unidos y adelante” rompían el monótono y habitual sonido de los coches y a su trascurso eran más y más los curiosos que se asomaban a puertas y balcones para ver qué era “ese jaleo”. Incluso se pudo observar a quienes, aún sin formar parte de la marcha, la apoyaban con aplausos desde las aceras y ventanas.

Plaza Zorrilla, plaza España y la calle López Gómez fueron los escenarios elegidos por los participantes para ‘tomarse un descanso’ y parar unos minutos. Pero la parada más especial se produjo en ésta última. La cabecera de la manifestación decidió sentarse y, como si del efecto dominó se tratase, el gesto continúo hasta llegar a las últimas personas que formaban la comitiva. Los tradicionales cánticos dejaron de sonar y los vallisoletanos comenzaron a escuchan “esa bandera la vamos a quemar”, en referencia al símbolo falangista que aún ondea en el número 20.

Los manifestantes se sientan en la calle López Gómez. | Foto: Óscar García

Los manifestantes se sientan en la calle López Gómez. | Foto: Óscar García

La marcha seguía su itinerario sin incidente alguno hasta llegar a la Facultad de Derecho. En la emblemática fachada de la Universidad de Valladolid, un grupo reducido de jóvenes se dirigió a los manifestantes con gritos provocativos como “qué mal huele” o “ducharos”. Descalificativos que pasaron desapercibidos entre la comunidad educativa. El objetivo era otro y así lo reconocieron los integrantes de la manifestación haciendo caso omiso a estas provocaciones.

Uno de los momentos más notables en esta movilización llegó en Portugalete. Allí, el Frente de Estudiantes leyó, entre vítores de los allí asistentes, un manifiesto. “Hoy es un día de lucha”, comenzaron a recitar los representantes de este colectivo que explicaron los motivos de esta protesta convocada en la mayor parte de ciudades españolas. Así se posicionaron en contra del 3+2, la Lomce, las reválidas, las prácticas no remuneradas o, incluso los recortes.

Los datos oficiales apuntaban a que fueron cerca de 300 estudiantes los que se manifestaron en contra de Lomce. Las imágenes atestiguan cifras diferentes. El número de personas que se dieron cita superaron sin lugar a dudas el medio millar. Según ha notificado la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León en un comunicado, hasta 7.263 estudiantes no han acudido a las aulas sin comunicar el motivo de su ausencia. Un éxito de participación en contra de las reformas.

Así lo reconocieron representantes de la organización de esta movilización en Valladolid: “Hoy hemos vaciado las aulas, pero hay que seguir”. Ese es el objetivo y “lo más importante de lo que hablar: organizarse”, como así reconocieron. “El Frente de Estudiantes es una herramienta de los estudiantes. No pararemos de luchar hasta conseguir la educación que soñamos”, explicaron varios participantes.

Los estudiantes ya han dado el primer paso mostrando su descontento con la reforma educativa iniciada por el Partido Popular. La siguiente parada llegará a las 19:00 horas de la tarde con una nueva movilización. Aquí se espera la participación de padres, profesores y, como no puede ser de otra forma, de estudiantes. El lugar de salida será el colegio García Quintana situado en la plaza España, como así anunciaron antes de que concluyera la manifestación.

Una jornada que tratará de hacer llegar al ente político su descontento por la situación educativa que vive el país. Más si se tiene en cuenta que este mismo miércoles arranca un nuevo intento por conseguir formar Gobierno. Todo apunta a que la Lomce no se moverá. El Partido Popular y Mariano Rajoy seguirán al frente, lo que juega en contra de este cambio. Valladolid ya se ha posicionado: “¡No a la reforma educativa!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s