Un Pleno y dos bandos enfrentados

Guillermo Bueno / Diego Colinas

Cercanas las nueve de la mañana. El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Valladolid se encuentra vacío y silencioso. Más de seis horas de sesión plenaria romperán por completo con ese ambiente. Se abren las puertas y van entrando los protagonistas colocándose tranquila y lentamente en su trinchera a la espera de la batalla. Vienen de superar una ligera llovizna en la calle y llegan a su hábitat iniciando los habituales corrillos, probablemente en relación con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Los relojes de los asistentes contemplan quince minutos de retraso sobre la hora prevista.

La pausa se volvió prisa con la aprobación en un visto y no visto del acta de las dos sesiones plenarias de fechas anteriores o la moción de solidaridad referente a los guardias civiles agredidos en Alsasua. También se produjo la única tregua de la batalla, la felicitación del alcalde del PSOE, Óscar Puente, al Partido Popular por los nombramientos en el gobierno de Mariano Rajoy de las vallisoletanas Isabel García Tejerina y Soraya Sáenz de Santamaría.

“Mesa del equipo de gobierno con el alcalde, Óscar Puente, al frente. / Guillermo Bueno

La media entrada que presentaba la grada de la Tribuna B presenció cómo se iniciaban las hostilidades con la moción presentada por Pilar Vicente, de Ciudadanos, respecto al fomento del turismo durante el período navideño, celebrando un mercado en la Plaza Mayor. La propuesta motivó una fragmentación ideológica en el pleno con un todos contra todos. Gloria Reguero, de Valladolid Sí Se Puede, calificó de “particular” esa moción y añadió que estaba “traída por los pelos”. Mercedes Cantalapiedra, del PP, afirmó que su grupo sí la apoyaba ya que tenía “buena intención, aunque no está del todo desarrollada”.

El PSOE la acabó incluyendo como enmienda de sustitución con previo comentario de Manuel Saravia, de Valladolid Toma La Palabra, hacia el PP sobre su extraña forma de “apoyar” la moción y motivando una guerrilla a tres. Sobre las quejas del grupo popular debido a las abundantes enmiendas de sustitución realizadas por el equipo de gobierno, Saravia criticó que ellos mismos las han presentado “a toneladas”. Mientras tanto, se produjo un gran movimiento en la tribuna A con la llegada de un grupo de niños. No debió ser de su agrado el espectáculo porque sus profesores les hicieron enfilar la puerta de salida poco después.

Faltaba el tercer integrante de la contienda y Óscar Puente no se quedó atrás. Quiso aclarar al PP que el equipo de gobierno no tenía la intención de derrumbar todo lo edificado por el Partido Popular. “Si hay algo que funciona, lo mantenemos, pero aquello que no, hay que cambiarlo”. El alcalde siguió atacando a la bancada popular provocando que estos emitieran sonoros quejidos al afirmar que “si cambiamos, porque demolemos, y si mantenemos, es que hay inacción”.

El concejal no adscrito, Jesús Presencio, en su turno de intervención. / Guillermo Bueno

El ambiente crispado no descendió ya que irrumpió en el Pleno Cristóbal Montoro. Entró bajo la forma de su Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Pedro Herrero, portavoz del PSOE, criticó la “dureza facial” del PP en este tema. El popular García Carvajal argumentó que esa ley se promulgó “para poner orden al igual que unos padres responsables: se acabó la fiesta”. Carvajal añadió que el PSOE se unía “al carro de los radicales, el de Podemos”. Óscar Puente entró en escena encarándose con Carvajal diciéndole que “para radicalidad, su forma de debatir”.

Valladolid Toma la Palabra y Sí Se Puede presentaron una moción para unirse a la llamada ‘Declaración de Barcelona’, relativa a romper las negociaciones para el TTIP de relaciones comerciales entre la Unión Europa y Estados Unidos. Desde Ciudadanos, Pilar Vicente echó en cara a Gloria Reguero que se preocupara más por ese tratado que “por los problemas reales de los vallisoletanos”. Desde la bancada de Valladolid Sí Se Puede se oyeron las primeras y últimas carcajadas de todo el Pleno ante esa alusión y lo hicieron con cierto carácter despectivo.

Esta fue una de las múltiples batallas de la guerra que es y será esta legislatura. La lucha entre bandos diestro y zurdo seguirá dando que hablar posiblemente en los próximos Plenos, pero eso será otra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s