Los ‘cuchillos ninja’ del Consistorio de Valdestillas

 

img_1741

El Ayuntamiento de Valdestillas descansa antes de la tormenta del pleno. / A. Recio

Samuel Hernando / Aurora Recio

Noviembre llega acompañado del frío que, tranquilo y abrigado, se pasea por las calles de Valdestillas mientras el consistorio se prepara para el pleno. El reloj de la iglesia da las seis y la campana comienza a sonar. Sentados alrededor de la mesa presidencial, los concejales de PP, PSOE y Ciudadanos afilan sus cuchillos pues, en este último año, el trío que ocupa el Ayuntamiento (gobierno: C’s y PP y oposición: PSOE) ha perfeccionado su técnica en el conocido espectáculo circense de los ‘cuchillos ninja’. La diana…. la oposición.

Una vez tienen los ojos vendados, el primero en hablar será el alcalde, Alberto Sanz (Ciudadanos), quien inaugura el pleno con  los puntos del día sobre los que se basarán los lanzamientos. El primero de estos puntos trata sobre el establecimiento de una nueva regulación para el cobro del agua. ¡A la caza del moroso! “Dejamos sin efecto la regulación realizada por el anterior gobierno, una regulación desproporcionada que todos los vecinos han sufrido”, comienza Sanz, con un lanzamiento limpio dirigido al portavoz del Partido Socialista y ex alcalde, Jesús Román, quien lo recibe y contraataca con dos cuchillos más directos a la cabeza de Sanz, “decís haber recaudado la mitad de la tasa del agua y ni si quiera presionáis a los morosos, dejando que Reval se encargue de ello… vergonzoso”.

Al socialista el último cuchillo le picaba en el bolsillo y este tenía hoja doble, pues pivotando de un tema a otro no pudo evitar lanzárselo al primer edil. “Si usted, como el ilegítimo alcalde que es, ha sido capaz de perder una subvención para escuelas infantiles por presentarla fuera de plazo, ¿cómo cree que deberíamos confiar en que consiga que los vecinos paguen el agua si tampoco tiene ni idea de la gestión de cobros ni de presionar a los vecinos?”. Ante esta acusación sin sentido, cual ataque de infante, Sanz sólo pudo responder con una fría mirada, dando pie a la popular frase, “si las miradas mataran…”, y pasó al segundo punto del día.

Mientras el resto de aficionados a la práctica de los cuchillos ninja, concejales y vecinos asistentes, observaban el espectáculo un sin fin de armas blancas sobrevolaban la mesa, en la que los protagonistas comenzaban a perder un poco la paciencia y cada vez el ambiente era más ‘cortante’.

Cada logro sobre el que Sanz informaba a los presentes era un motivo más para sacar la artillería, alardeando Román de su puntería, que cada vez crispaba más al alcalde. Si el primero exponía el acuerdo con el abogado municipal para la retirada de la denuncia, el segundo comenzaba con sus lanzamientos, “presumís de que es un acuerdo para ahorrarle dinero al municipio cuando este señor debería estar en la calle desde hace tiempo”.

A pesar de que Sanz apartaba la diana para que el ex alcalde cejara en su empeño y se callara este continuaba, tildando al gobierno entre Partido Popular y Ciudadanos de “antidemocrático“. “Prometisteis un gobierno de transparencia y limpieza que no estáis cumpliendo”.

Como no podía ser menos, en el espectáculo de cuchillos de hoy también se disparó sobre la supuesta venganza de Ciudadanos a los socialista. Los de rojo llevan meses solicitando un local para reunirse y poder practicar sus lanzamientos, a lo que la coalición azul-naranja se niega alegando falta de locales. Román asegura que esta práctica es una “venganza infundada” del partido de Sanz, que dice que durante el mandato socialista estos no se lo concedieron a ellos.

Los cuchillos de Román cada vez eran más afilados y los agujeros de la diana de Sanz iban siendo más y más grandes. “Para la venta puerta a puerta, tu único trabajo conocido, el engaño y la palabrería pueden ser virtudes, pero para dirigir nuestro pueblo son faltas molestas e inaceptables”. Este último lanzamiento del socialista hizo que el primer edil reaccionara y azotara al más hábil de los lanzadores con una estocada firme y certera, que dejó a Román con la boca cerrada y con ganas de retirarse de la competición.

“El agujero que dejó tu partido en diez meses de mandato es de 80.000 €, un récord avergonzante e insuperable, ¿y tú me tildas de no ser transparente?”, a lo que añadió como colofón, ante la cara de estupefacción de Román, el estar a otro nivel “por encima de mentiras y juegos que no benefician a nadie”.

Los aficionados abandonaron el Consistorio a las 19:45 horas, dejando el salón de plenos lleno de agujeros realizados por los contrincantes, que seguirán entrenado el arte del ‘cuchillo ninja’ hasta la llegada del próximo pleno, en el que exhibirán su destreza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s