La encrucijada del PSOE

Samuel Hernando / Aurora Recio

Tras la resolución adoptada por la gestora el pasado sábado, la mayoría de los diputados del PSOE (68 de 83) se abstuvieron en la segunda votación, lo que hizo que Mariano Rajoy siguiera como presidente del gobierno. El Partido Socialista traicionaba así los deseos de sus militantes y votantes, que no era otro que el hecho de quitar a Mariano Rajoy y al Partido Popular del gobierno.

Pero el verdadero problema para los socialistas llega ahora. La dimisión previa a la votación de Pedro Sánchez provocó un aluvión de hipótesis que el exsecretario general resolvió pronto. Su anuncio de presentarse a las futuras primarias del PSOE ha llenado de ilusión a sus militantes, pero también de dudas. ¿Qué pasará si sale elegido Pedro Sánchez como nuevo secretario general? ¿Se castigará a los diputados que incumplieron la decisión de la gestora? ¿Habrá ruptura entre el PSOE y sus aliados catalanes del PSC?

Paso a paso. En la entrevista concedida a Salvados el pasado domingo, Pedro Sánchez confirmó su decisión de presentarse a las primarias. En dicha entrevista dejó clara su idea para el PSOE si sale vencedor en las primarias del partido, su acercamiento a Unidos Podemos es clave para un futuro gobernado por la izquierda en España. Tras esta declaración, se puede intuir que, si saliera elegido, la abstención socialista a favor del gobierno del PP se vería en peligro.

Pedro Sánchez podría llegar a un acuerdo con Unidos Podemos para buscar a otros partidos que apoyaran una hipotética moción de censura, con el fin de acabar con el gobierno de Rajoy. Los deseos de militantes y votantes se haría realidad pero, antes de eso, Sánchez tiene que ganar las primarias. Está por ver quiénes serán sus rivales o si se presentará Susana Díaz…

Otra duda que se atisba en el horizonte socialista es la decisión sobre los diputados que incumplieron la disciplina de voto y dijeron ‘no’ a Rajoy. La constitución defiende en el artículo 67 que “los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo” y en el 79 que “el voto de senadores y diputados es personal e indelegable”. Pese a ello, los partidos prohíben en sus estatutos romper con la disciplina de voto. Por lo cual, ¿qué hará el PSOE? ¿Hará efectivos sus estatutos o se regirá por la Constitución?

La papeleta la tiene la gestora. Ellos van a tener que decidir lo que hacer con los 14 diputados que decidieron saltarse lo decidido y mantenerse en su ‘no’ a Rajoy. Si deciden sancionarlos y/o expulsarlos, pueden estar ante un problema que ponga en peligro la existencia del Partido Socialista como se conoce hasta ahora.

Como ya ha anunciado Miquel Iceta, la ruptura entre el PSC y el PSOE está más cerca que nunca. Incluso se ha llegado a plantear una alianza entre En Comú Podem y el PSC para formar un bloque de izquierdas aún más potente. La vuelta de Pedro Sánchez podría dar marcha atrás a esa idea de Iceta y caminar todos a una en busca del resurgir de un partido al que las elecciones recientes (generales, vascas y gallegas) le han asestado un duro golpe.

Ante esta situación en el partido, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, defendió ayer que lo que debe hacer el Partido Socialista es “redefinirse como el partido de las grandes mayorías” para conseguir así la confianza de los ciudadanos. Además, añadió que “sólo si el PSOE lidera una mayoría de izquierdas dejará de gobernar la derecha”. Sobre la dimisión del exsecretario general dijo estar convencida de que todos aportarían lo mejor de cada uno “porque el PSOE lo merece” y señaló que no es momento para “proyectos personalistas, sino para el PSOE, que tiene mucha fuerza”.

Por su parte, Miquel Iceta expresó a través de twitter el “honor, dignidad y coherencia” ante la renuncia de Sánchez, a lo que añadió la frase “máximo respeto para los que no se resignan” refiriéndose así al acto del exsecretario de abandonar su escaño para no ser partícipe de la abstención de los diputados socialistas.

Cómo si de un adivino se tratara, la misma mañana de la votación, Felipe González aseguró en una entrevista en Cadena SER que Pedro Sánchez lo había decepcionado, “me siento engañado, me dijo que se abstendría para no impedir la formación de gobierno y ahora quiere convocar primarias”. Ante estas declaraciones, el expresidente de gobierno dijo que lo mejor que podía hacer Sánchez para no impedir el gobierno era dimitir, y horas después el ex secretario del Partido Socialista presentó su dimisión. La pregunta es, ¿y ahora qué?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s