Estados Unidos vuelca las encuestas en los últimos días

Isabel Pérez/Rosa Martín

A pocos días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, una nueva encuesta realizada por The Washington Post y ABC News  ha revelado la ligera ventaja del republicano Donald Trump frente a la demócrata Hilary Clinton. Este sondeo vislumbra que el empresario saca un punto de ventaja sobre Clinton, con un 46% de intención de voto.

Es la primera vez desde el mes de mayo que se produce una equiparación en la intención de voto. Tan solo hace quince días la ex Primera Dama superaba a Trump por doce puntos, sacando ventaja en numerosos estados. Según RealClearPolitics, en casi todas las encuestas a nivel nacional Hillary tiene un 2,2% de ventaja (frente al 7% que tenía en los últimos días), pasando del 47,5 al 45,3%. Uno de los motivos con la que se justifica esta bajada en la intención de voto a Clinton (y muy usado en los debates electorales por Trump) es el escándalo de los correos electrónicos.

sin-titulo

El director del FBI, James Comey, ha reabierto la investigación sobre el uso ilícito de los correos de contenido clasificado. Estos nuevos mensajes de Hilary Clinton se descubrieron en el ordenador del ex congresista demócrata Anthony Weiner y ex marido de Huma Abedin, una de las asesoras más cercanas a la candidata a la Casa Blanca.

Para entender este escándalo es necesario volver la vista atrás y analizar el por qué de esta irregularidad. En el 2009, antes de ser secretaria  de Estado, Clinton sustituyó su cuenta blindada por el gobierno federal (state.gov) por su la suya propia y de carácter personal ( hdr22@clintonemail.com), incurriendo en un delito al compartir también por esa vía información de estado y exponiéndola ante los hackers.

El intercambio de emails se une a que Clinton borró 33.000 mensajes, los cuales quedaron exentos de la correspondiente revisión del Departamento de Estado. Esta reapertura del caso ha abierto las sospechas de que el FBI, supuesto partidario de los republicanos, lo ha hecho estratégicamente para propiciar lo que ha sucedido: la caída  de la primera mujer candidata a la Casa Blanca. Por su parte, el aún presidente de los EEUU Barack Obama ha manifestado por medio de su portavoz su opinión en este respecto. Josh Earnest no va a “defender ni criticar” la decisión del dirigente del Federal Bureau of Investigation. Así pues, se ha manifestado sobre la “integridad” de Comey: “El Presidente no cree que Comey esté tratando de influir en el resultado de la elección”, declaró el portavoz de Barack Obama.

Dentro de esta misma tónica, se apunta también a los correos relacionados con Wikileaks como causantes del descenso a que se enfrenta la candidata. De los emails intercambiados por Hillary  por medio del correo personal, hay varios que fueron filtrados por Wikileaks y expuestos al público norteamericano.  El contenido de los mismos dejaba en evidencia a la demócrata al existir presuntamente relación entre el partido al que representa y poderes económicos de Wall Street y Silicon Valley.

Entre todos los documentos que Wikileaks filtró hay uno que pone en relieve conferencias que Clinton llevó a cabo, a puerta cerrada, en bancos del Wall Street entre los años 2011 y 2014 donde aseguraba que “demasiada regulación es mala y demasiada poca también”. Este hecho ha puesto en jaque la influencia real de los poderes financiaros que impulsan la campaña de los demócratas.

Trump ha aprovechado todas y cada una de las debilidades de Clinton, y ha arremetido duramente contra ella en los debates. Además, Hillary ha sido acusada de haberse preparado varias preguntas gracias a la filtración de una columnista de la CNN y la que fuera presidenta interina del Comité Nacional Demócrata, Donna Brazile. Gracias a los correos de Wikileaks se ha conocido que en el email de Brazile al equipo de Clinton decía: “De vez en cuando me dan las preguntas por adelantado”, adjuntando una cuestión sobre la pena de muerte que pensaban realizarle en uno de los debates electorales.

El mapa político norteamericano parece haber dejado atrás el escándalo que incumbe a Trump sobre evasión de impuestos. La tendencia ha cambiado en los estados clave de EEUU, llegando incluso a provocar la subida del dólar en los bancos. En Florida, Trump supera a Hillary en un punto, en Ohio lo hace por un 2,5% y en Carolina del Norte existe casi un empate. La demócrata mantiene el liderazgo en Pennsylvania, con seis puntos. Bien es cierto que esta ventaja no es del todo relevante estadísticamente, ya que fue hecha  por vía telefónica a 1.128 posibles votantes entre el 27 y el 30 del pasado mes.

k

Fuente: lanacion.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s