Camino a la Casa Blanca

María Vidal Serrano y María Dolores Lara Ruiz

A cuatro días de las elecciones en Estados Unidos la ventaja que todas las encuestas daban las pasadas semanas a Hillary Clinton se ha reducido considerablemente. En el último sondeo realizado por ABC News y el  Washington Post, Trump suma el 46% de la intención de voto y Clinton el 45%. El próximo martes más de 100 millones de estadounidenses decidirán con sus votos quien sustituye a Barack Obama en la casa blanca.

Obama pierde casi 10 millones de votos

Todo apunta a que las próximas elecciones estadounidenses serán las más ajustadas de la historia. Sin embargo, las elecciones del 2012 ya estuvieron marcada por la polémica. Barack Obama llegó a la casa blanca en el año 2008 tras arrasar en las elecciones y se presentó de nuevo en el año 2012, donde no gozó de tanta ventaja y llegó a perder casi un 13% de los apoyos obtenidos en 2008.

En sus segundas elecciones el presidente norteamericano no gozó de la ventaja de las primeras y perdió casi 10 millones de votos ganando con la menor diferencia desde las elecciones de 2000. El presidente logró vencer a Mitt Romney gracias a los 60 millones de votos que le dieron la victoria en 26 estados. Su rival tan solo logró más de 57 millones de votos y el triunfo en 23 estados.

Todas las miradas apuntan en estos días al estado de Florida. Los habitantes del estado del sur podrían decidir con sus votos el nombre del nuevo presidente. En 2012, Obama revalidó su cargo gracias a este estado, donde logró 332 votos electorales, por 206 de Mitt Romney. Los estadounidenses votaron demócrata en 27 de los 50 estados del país, pero el único estado que cambió de manos respecto a 2008 fue Carolina del Norte. Allí, los votantes se decantaron por el candidato republicano.

sufragios-obama

Millones de votos conseguidos por Obama en 2008 y 2012 | Fuente: Elaboración propia

El recuento de delegados mostró que Barack Obama había perdido casi 10 millones de votantes desde su primer mandato. Con el recuento de papeletas, Obama sumó  59,5 millones de sufragios, muy lejos de los 69 logrados en 2008. La abstención tomó un papel importante en las pasadas elecciones. Las estadísticas afirman que 90 de los 208 millones de estadounidenses con derecho a voto en 2012 se quedaron en casa. Esta circunstancia castigó en mayor medida a Obama y no perjudicó tanto a su oponente, Mitt Romney.

Obama renovó la presidencia con la menor diferencia de votos en unas elecciones desde el año 2000. La distancia en voto real entre ambos candidatos fue de 2,5 millones de papeletas, la menor desde que George W. Bush le arrebatará la presidencia a Al Gore hace 12 años tras el polémico recuento en Florida.

En 2016, más igualdad

La sorpresa saltaba en Estados Unidos hace apenas tres días. En el último sondeo publicado por ABC News y el Washington Post, Trump adelanta a Clinton en intención de voto por primera vez desde mayo. En poco más de una semana, el candidato republicano ha recortado los doce puntos de ventaja que la demócrata ostentaba desde hace cinco meses.

La igualdad entre candidatos es máxima a tan solo cinco días de celebrarse las elecciones presidenciales. Hace tan solo dos semanas la diferencia entre Trump y Clinton se situaba en 12 puntos. El republicano llegó a tocar fondo tras el último debate electoral celebrado el pasado 19 de octubre. Sin embargo, el empresario ha sabido levantarse y remontar históricamente la ventaja que sacaba la demócrata.

Florida continúa siendo la clave. Durante toda la campaña, Trump se colocaba muy alejado de Clinton en el estado del sur. Ahora, tras los escándalos de los correos electrónicos de Clinton, Trump se ha puesto por arriba y esta puede ser la llave que le de al empresario la presidencia de la primera potencia mundial. El descalabro de Clinton en la carrera electoral llega tras la investigación que ha puesto en marcha el FBI contra la candidata demócrata por sus correos, por usar su cuenta personal para asuntos oficiales de la diplomacia estadounidense.

grafico-intencion-de-voto

Gráfico de intención de voto | Fuente: Elaboración propia

Las dudas de Trump

La campaña de Donald Trump también se ha visto marcada por la polémica. El empresario ha criticado fuertemente a las minorías e inmigrantes en sus declaraciones. Así mismo, fue acusado por acoso sexual  por una instructora de yoga, siendo la décima mujer que le acusaba de practicar estos hechos.

Públicamente, numerosos famosos estadounidenses se han puesto en contra de que Trump sea elegido nuevo presidente de EEUU el próximo martes. Sin embargo, otros ilustres como el historiador de la Universidad de Virginia, Brian Balog  defendieron con sus declaraciones la figura del republicano: “Creo que Donald Trump nos recuerda que hay un gran porcentaje de estadounidenses que se sienten ignorados y marginados por los candidatos que ambos partidos han postulado hasta el momento. Tanto los republicanos como los demócratas cometerían un error si asumieran que nadie escucha a un tipo como Donald Trump“, afirmó.

Para el mexicano Adolofo Laborde, doctorado en Cooperación Internacional,  Ciencias Sociales, y orientación en Relaciones Internacionales, lo que considera “disparates” de Donald Trump al querer construir un muro entre EEUU y México pagado por los propios mexicanos o deportar a 11 millones de latinos se convertirían en un problema si llegaran a la agenda nacional: “El peligro radica en la permanencia de estos temas en la opinión pública y, por ende, su vigencia en la agenda política nacional, llegue quien llegue a la Presidencia”.

Así mismo, un número de expertos en seguridad nacional entre los que destacaba Michael Hayden, ex director de la CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad, John Negroponte, director nacional de inteligencia y número dos del Departamento de Estado durante el gobierno de George W. Bush, y Tom Ridge, exsecretario de Seguridad Nacional, aseguraban con una carga conjunta que Trump “no tiene el temperamento” para ser presidente y que sería el mandatario “más imprudente de la historia de Estados Unidos”.

La lucha por la Casa Blanca ha llegado a la recta final con el sorprendente adelanto de Trump a Clinton en intención de voto. Hasta el final de campaña se prevé una lucha entre ambos candidatos. Nadie puede asegurar que hasta el próximo 8 de noviembre no haya más sorpresas por parte de ambos y solo los votos de los ciudadanos estadounidenses confirmarán si Trump es capaz de confirmar su remontada en las urnas. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s