Sánchez, el pétalo del socialismo que quiere reconstruir la rosa

Lidia Caminero / Noelia Fernández

Pedro Sánchez, el ex-secretario general de los socialistas abandonaba su escaño en el Congreso entregando su acta de diputado el pasado viernes 29 de octubre. El Partido Socialista pasa del “no es no” a la abstención que permitía a Mariano Rajoy alzarse con la presidencia este domingo. Sánchez afirmaba que a partir de este lunes coge su coche “para recorrer de nuevo todos los rincones de España” y escuchar a la militancia. Reconstruir el partido es su principal objetivo.

El Partido Socialista sufre su peor crisis interna de la historia. Tras los malos resultados cosechados en las elecciones; el partido que en numerosas ocasiones sostuvo el “no a Rajoy” protagonizó un viraje histórico. Tras la celebración del Comité Federal el pasado 1 de octubre, Sánchez aceptó que los miembros del Comité votaran a mano alzada su propuesta de celebrar unas primarias para elegir al secretario general. Fue derrotado por 132 votos en contra y 107 a favor. Acto seguido anunciaba su renuncia. Ahora, el PSOE se encuentra bajo una gestora dirigida por Javier Hernández, presidente de Asturias y que decidió facilitar la investidura del candidato Popular, Mariano Rajoy.

 La investidura

Tras las dos fallidas elecciones y los acontecimientos acaecidos en la cúpula socialista, Mariano Rajoy vuelve a gobernar durante cuatro años, con una oposición que en palabras del líder de Ciudadanos Albert Rivera es “responsable” y “constructiva”, ya que el acuerdo de investidura con el PP fue a “cambio de reformas y no de sillas”. El candidato del PP ha acabado así con su condición de presidente en funciones desde hace casi un año; Rajoy necesitaba la abstención si quería comenzar una nueva legislatura.

Con la renuncia de Pedro Sánchez; algunos parlamentarios dudaban entre la abstención y el no tras la resolución del Comité Federal, que aprobó el 23 de octubre, de abstenerse en segunda votación por 136 votos (59,15%) a 96 (40,85%). Fueron 170 votos a favor los que llevaron a Mariano Rajoy a ser presidente del Gobierno con 68 abstenciones y 111 en contra. El bloqueo político llega a su fin mientras Pedro Sánchez decide mantenerse al margen.

votacion-investidura

Fuente: Lidia Caminero/Noelia Fernández

 15 diputados siguen la estela de Sánchez

La segunda votación fue crucial para elegir el nuevo Gobierno porque un total de quince socialistas seguían reafirmando el no al candidato del Partido Popular. Estos quince podían ser sancionados por la dirección de su grupo con multas de 600 euros, enfrentándose incluso a una expulsión del propio partido. Rocío de Frutos, Zaida Cantera, Luz Martínez Seijo, Marc Lamua, Margarita Robles, Sofía Hernanz, Joan Pons, Odón Elorza, Meritxell Batet y José Zaragoza son algunos de los socialistas que han votado no, en detrimento de los estatutos.

La resolución del Comité Federal no ha sentado bien a los ´díscolos´ como la ourensana Rocio de Frutos afirmaba ” Lo recibí por correo y una llamada de cortesía”, y asegura que lo único que le sorprende es “la rapidez“. “No esperaron ni a pasar el puente, pero se veía venir”, remarcó que se siente “dolida” porque tras “muchos años de trabajo” nunca le había pasado nada parecido.

votacion-psoe

Fuente: Lidia Caminero/Noelia Fernández

Sánchez lucha por el liderazgo

El rumbo del Partido Socialista ha obligado a Pedro Sánchez a dejar su escaño en el Congreso. Su decisión se debe a un “profundo desacuerdo” con la resolución del Comité Federal de facilitar la investidura de Mariano Rajoy. “No iré contra mi partido ni iré contra mi compromiso electoral”, puntualizó. “De las dos opciones que me da la gestora, no escojo ninguna”, ha especificado.

“El lunes cojo mi coche y recorro todos los rincones de España para escuchar a los que no han sido escuchados, a los militantes y a los votantes de izquierda”, afirmo el que fue líder socialista durante dos años y tres meses. “El lunes ponga fecha y hora al congreso del partido” apostilló Sánchez. El ex-secretario general confía en recobrar los votos de la militancia y volver a reconstruir las bases de un socialismo en horas bajas.

Previsiones de futuro

Habrá que esperar a ver como el gobierno del Partido Popular encauza la gestión de las políticas nacionales con una oposición tan dispar entre los que abogan por unas políticas de mutuo acuerdo y los que ven inviable la aprobación de medidas que permitan el transcurso de estos cuatro años de legislatura.

La reconstrucción socialista es cuestión de tiempo, queda por ver cómo Pedro Sánchez consigue los apoyos necesarios para volver a convertirse en el líder del partido con la celebración de un congreso extraordinario en diciembre o por el contrario fracasa en su misión.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s