Por qué España debería salir de la OTAN

Si bien es cierto que, en un principio, la Organización del Tratado del Atlántico Norte se creó como medida de defensa de los estados miembros ante ataques de fuerzas externas, no es menos cierto que esta coalición ha ejercido más intervenciones de ataque que de la defensa que comprendía su cometido.

La organización se creó en 1949, recién salidos de la II Guerra Mundial y con el mundo enfrentado en dos grandes bloques. Frente a este panorama se crea la OTAN, simplemente como medida cautelar para contener el avance de la Unión Soviética. Un sistema capaz de ofrecer resistencia militar ante una posible invasión comunista. Por esta misma razón, con la caída del sistema comunista en 1991, la organización pierde su razón de ser.

No obstante, y aunque ya no existe el enemigo contra el que se había ideado la OTAN, la Guerra de Corea hizo que se planteara una coalición permanente, por lo que el proyecto sigue adelante, y en años posteriores, no solo la Federación Rusa deja de ser un enemigo del que cuidarse, sino que se convierte en un país asociado que coopera activamente con la organización.

Asimismo, es reseñable que el gasto militar de los países miembros supere el 70 % del gasto militar mundial. Los países miembros se comprometen a invertir en la organización, como mínimo, el 2% de su PIB, lo que explica estas cifras.

Y como a tanto gasto armamentístico hay que darle salida, se han llevado a cabo campañas militares en diferentes países, como en la antigua Yugoslavia con el bombardeo de Serbia; la invasión de Afganistán, que se cobró miles de víctimas solo con el “fuego amigo” o la Guerra de Irak (cuyas armas de destrucción masiva siguen todavía desaparecidas). El caso de Libia también se suma a los anteriores y, al igual que estos, se utiliza a modo de crítica con el argumento de que algunas de las intervenciones se han llevado a cabo persiguiendo motivos económicos en pos del apropiamiento o explotación de bienes naturales situados en esos países.

De hecho, el belicismo de la OTAN no ha mejorado la situación de los países en los que ha intervenido, pero aun así, trata de asegurar su existencia, esta vez, frente al terrorismo. Está en nuestra mano seguir siendo el brazo ejecutor de los Estados Unidos y con esta conducta agresiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s