Oponentes débiles

LUIS MIGUEL MONTES

La guerra en el PSOE, el fracaso de Ciudadanos y la fragmentación de la izquierda han tenido como resultado un parlamento exigente, pero aun así bastante franqueable para el PP. Un puro trámite es lo que está siendo para Mariano Rajoy este último debate de investidura, algo lógico, porque ya he perdido la cuenta de cuántos llevamos en un año. Y es este sábado cuando el PSOE se sacrificará y comenzará a jugar un partido, donde todos los jugadores están lesionados en mayor o menor medida, pero que poseen una gran ventaja, se pitará el final del partido cuando se cansen de jugar.

En esta ocasión el líder de los populares ha aparecido en el Congreso con una capa de humildad en su discurso. Ha dejado claro que dialogará, pero no aceptara que le humillen ni se desdecirá. Rajoy es bastante consciente de que no hay una mayoría sensata capaz de aceptar que se haga lo que él diga. Cuenta con 170 diputados, los que suman Coalición Canaria y Ciudadanos y sus aliados electorales UPN y Foro Asturias. Son suficientes para encabezar un Gobierno sin apenas oposición.

A un PSOE acongojado y con sus filas divididas, le costará superar que actuó, escudándose en la “responsabilidad”, justamente de forma contraria a la que clamaba en la campaña electoral. Además tendrán que batallar en el hemiciclo con Podemos, que según se ha podido ver, dará caña por igual a la ya denominada “Triple Alianza“, y les recordará por siempre que fue el PSOE el que favoreció un Gobierno de Rajoy.

Por su parte, Albert Rivera intentará sacarle el mayor jugo posible a sus 32 diputados, aunque su debilidad es igual que la de los socialistas. Los independentistas continuarán en su labor de defender los intereses catalanes o vascos y podremos contemplar un spin-off de la anterior legislatura.

La verdad es que no es una buena noticia para la democracia española el hecho de que la oposición sea todavía más frágil que el Gobierno en una legislatura con tantos retos por delante. Aunque sin duda, superará con creces al anterior mandato de los populares donde el Congreso no valía ni un duro y se llegó a batir el récord de utilización del decreto-ley. Los partidos en la oposición deberán impedir que la Cámara esté continuamente bloqueada mediante una oposición capaz de impulsar actividad legislativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s