¡Fumata blanca…, habemus Gobierno!

Por Laura Asegurado

Después de más de 300 días sin Gobierno, cuesta creer, que finalmente Mariano Rajoy perderá el calificativo de “…en funciones” y con la abstención del PSOE en segunda votación sea investido Presidente del Gobierno. La noticia saltaba desde los medios de comunicación, y se convertía en el detonante de diversas reacciones del resto de grupos políticos.

Nada más enterarnos del, por fin, desbloqueo político de nuestro país, los grupos más radicales de la oposición han orquestado un relato crítico y se han manifestado de una manera variopinta contra la investidura del actual candidato.

Esa oposición que se lamenta de la abstención del PSOE para facilitar el gobierno del PP es la misma que se vende como única alternativa a la gobernabilidad en nuestro país, pero que no tiene intención de romper ninguno de los pactos de Gobierno firmados con el PSOE en comunidades o ayuntamientos donde comparten mesa. Esa oposición que se queja de la Gürtel es la misma que quiere gobernar el país con el partido de los ERE, con el partido del caso Palau y las comisiones de los Pujol. Es la misma oposición que, supuestamente, lucha contra la corrupción y los recortes, pero quiere formar gobierno alternativo de la mano del PSOE, Convergencia y ERC.

Es curioso como esa oposición que en el 26-J se presentaba como alternativa y contagiaba ilusión a millones de españoles razonablemente asqueados, ahora ya no lo hace. El líder de “Podemos” lleva tiempo aburrido, y aburriendo… ¿alguien sabe lo que le pasa a Pablo?

El “tortasso” que el 20-D/2015 se dio Izquierda Unida, no pudo ser restañado en las siguientes elecciones generales, y la maniobra de fusión “Unidos-Podemos” no dio el “sorpasso” vaticinado por las encuestas. Podemos perdió un millón de votos y dejó políticamente herido a Iglesias.

Con este panorama, resulta irónico que dos de las cuatro principales fuerzas políticas alcancen un acuerdo de gobernabilidad, que sumada a la abstención anunciada de la tercera fuerza, la permita como tal, y “Podemos” no asuma el proceso como democrático, lo critique y lo pretenda torpedear con modos y maneras que recuerdan el “modus operandi” de regímenes del extinto Telón de Acero.

Negociar, discutir, ceder y pactar. Eso es democracia y es entender las reglas del juego cuando además se pierde. Después de más de 300 días de provisionalidad esperando a que los socialistas asuman su lugar impuesto por las urnas y faciliten el desbloqueo de este país, quiero ahora pensar positivamente y confiar en el futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s