Boicot a la abstención

Rocío Collantes Domínguez

Sartre decía que los cobardes son los que se cobijan bajo las normas, y yo digo que si esto es así, los diputados que voten no al sí de Rajoy serán de entre 350 los más valientes “demócratas” del día de la infamia.

La abstención general que votó el Comité Federal el pasado 23 de octubre puede ser la estocada final de un PSOE al que ya se le ven las plumas azules. Dice la RAE que la democracia es una <<forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos>>. ¿No serán entonces tiranos aquellos socialistas que niegan la decisión política de sus 90.000 hijos?

El artículo 33 del reglamento interno del partido regula la libertad de voto por razones de conciencia cuando la decisión recae en el plano parlamentario. Por eso lo decidió la gestora a través del Comité Federal, para todos acatasen la decisión del máximo órgano.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, envió el miércoles  una carta a todos los diputados socialistas, especialmente a aquellos “rebeldes distraídos” que todavía no se han enterado de que la decisión es <<un mandato expreso al grupo parlamentario>>. Y que por lo tanto,  no cabe libertad de voto en la sesión de investidura.

Sea como fuere, hay al menos 14 valientes de la democracia que no se abstendrán y que provocarán la “rebelión en la granja del PSOE”. Puede que Susana Díaz, Javier Fernández, y todos los que manejan el cotarro hayan boicoteado la democracia de partido; que hayan conseguido lo que querían, provocar la investidura de Rajoy, pero aun así están entre la rosa y la pared.

Que el Comité Federal obligue a la abstención general de los 84 diputados no significa que todos vayan a acatar la decisión. Si echan a los disidentes y estos son más de 15 diputados, se produciría el temido <<sorpasso>>  de Unidos Podemos y el PSOE quedaría relegado como tercera fuerza política. Si no los echan, el máximo órgano de partido y sus dirigentes perderán la poca autoridad que les queda.

Por eso, la única solución a la defensa de la democracia de partido es el Boicot a la abstención. Porque decidan lo que decidan los diputados socialistas, no serán expulsados del partido, Rajoy será investido presidente y el PSOE se enfrentará la mayor crisis de su historia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s