El Congreso me justifica la falta a clase

Lidia Caminero

Con las manos manchadas (no de corrupción como el partido al que se deja gobernar sin mayoría absoluta) pero sí de la pintura de mis pancartas. Con la voz ronca (no de anunciar gobiernos alternativos para permitir 4 años de lo mismo) pero sí de gritar por mis intereses. Con las ojeras de un color morado apagado (no de romper los ideales de un partido en un mes) pero sí de madrugar y dar luz a mi futuro. He salido a la calle para aportar mi granito de arena a la montaña sin base que creó la LOMCE en 2013.

El presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy ha dedicado unos minutos en su debate de investidura para anunciar “la suspensión de las reválidas para la obtención del título hasta concluir la negociación del Pacto Educativo.” Parece ser que hacer huelga es mejor que quedarse en la cama soñando que todo se arregla solo – con ese pegamento mágico que promete arreglar los “recortes” en educación-. Jóvenes, ya podemos respirar agusto. Hasta que negocien de nuevo por nuestro futuro tres partidos que se entienden “por el bien de España.”

Como la antigua selectividad, no será necesario aprobar la prueba de la reválida para obtener el título de Bachillerato. Solo computará para los futuros universitarios (tranquilos, no gastamos tanto en cafeína como se dice). Todo parece tener sentido -en el más puro sinsentido de la palabra-. Apuntad esto por si luego tenéis que dividirlo en morfemas y lexemas: (Re)válida. Ahora que la religión se come a la ética con patatas no olvidéis echarle un par de huevos. Batidos. Como esta reforma educativa que no acaba de asentarse en vuestros cursos.

Si estamos en un país democrático no entiendo que  los profesores no tengan ni voz ni voto. Según un estudio sobre esta “Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa” un 87,6% considera que no mejora la educación en España. Ellos evalúan y dan su suspenso, pero los políticos aprueban lo que quieren.

El ibuprofeno de esta mañana me sabía a poder. A nada. A borratajo en el justificante por mi falta a clase. A cobaya de laboratorio que no sabe qué reforma educativa le vendrá mañana. Me duele la cabeza, pero al menos, tengo un autógrafo del futuro presidente del Gobierno. De venta en eBay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s