Hasta luego Fachadolid

30255737365_caefff18a9_o

Fotografía de un momento del pleno del Ayuntamiento de Valladolid. Imagen de Valladolid Toma la Palabra

Óscar Gutiérrez

Fachadolid, esa ciudad con cierto toque rancio en la que el Partido Popular dominaba la política local con su mayoría absoluta en el Ayuntamiento, es historia. El primer paso vino cuando en las elecciones municipales de 2015 acabarían provocando la entrada del socialista Óscar Puente a la alcaldía en un gobierno conjunto con Valladolid Toma la Palabra y el apoyo externo de Sí Se Puede Valladolid.

Desde entonces se ha pasado a un panorama político más plural pasando del tono en blanco y negro a un colorido toque de diversidad política. El nuevo paso en este cambio de modelo ciudad vendría en este pleno. Tanto el tema principal, los presupuestos de 2017, como los secundarios, la búsqueda del circo sin animales, método de pago del servicio de bomberos o incluso la retirada del amianto de los edificios públicos ponían de manifiesto el choque entre las visiones de la ciudad que tenían nuestros gobernantes.

La unanimidad únicamente se conseguiría gracias a las dos primeras mociones de temática social. En un tono engañosamente relajado el pleno vallisoletano aprobaría la moción de Ciudadanos en la que se buscaría fomentar la figura del agente tutor como reacción a la paliza a una niña de ocho años en Baleares. Este ambiente de concordia institucional se mantendría para anexionar a Valladolid a la campaña de pobreza cero, dónde se busca promover la política social.

El conflicto entre los dos Valladolid empezó a dejarse ver con la moción de Sí Se Puede Valladolid para proceder a la retirada del amianto de los edificios públicos. El Partido Popular, quizás incomodo al gobernar también en la Junta de Castilla y León se le veía apurado con el punto cinco de la moción en la que se instaba a la Junta de Castilla y León a realizar el mismo procedimiento del Ayuntamiento para acabar con el amianto.

Con un tono de voz dudoso, poco convencido de ello, los populares se acabarían absteniendo en este punto y votando a favor del resto de puntos de la moción a pesar de las críticas del resto de partidos que les pedían que, “se debieran al Ayuntamiento y a los intereses de los vallisoletanos”.

Y adaptando el poema Españolito de Antonio Machado podríamos definir el ambiente de la siguiente propuesta, la moción de VTLP y Si Se Puede Valladolid para impulsar los circos sin animales en Valladolid. Usando los ritmos líricos del poeta vallisoletano podríamos decir que: “Vallisoletano que vienes al mundo te guarde Dios, uno de los dos Valladolid ha de helarte el corazón”. Una línea se traspasó durante el debate de esta moción.

Las principales críticas para aprobar esta ley venían de mano del Partido Popular. El presidente del Grupo Municipal José Antonio Martínez Bermejo indicando criterios de tradición motivo imprescindible para defender el circo tal y como está. La concejala de Sí Se Puede Valladolid Charo Chavéz lo contraataco indicando que por esos criterios de tradición “seguiríamos defendiendo la violencia de género”. El popular respondería alarmando tachando a Chavéz de “demagógica” porque creía que ella le había acusando de defender la violencia de género. Óscar Puente calmaría el debate y proceder a la votación que saldría adelante gracias a la mayoría de izquierdas.

Posteriormente se procedería a una iniciativa socialista para que la Diputación se implicara en los pagos a los bomberos que se retiraría por el alcalde Óscar Puente, para “facilitar el entendimiento” y tres propuestas del PP de las que solo se aprobaría ceder un espacio público a Miguel Ángel Blanco, concejal del PP vasco asesinado por ETA.

Los nuevos presupuestos supondrían el punto culmen del pleno. El equipo de gobierno salió en defensa conjunta de los cambios en los impuestos. Puente defendió que el Ayuntamiento ha reducido los impuestos en sus dos años de gobierno “casi 20 millones de euros.

El concejal de Economía y Hacienda,  Antonio Gato,  ha defendido estos presupuestos como “el cumplimiento de los compromisos del acuerdo de Gobierno entre PSOE y Toma la Palabra” explicando que la subida de impuestos no afectara al “99 por ciento de los vallisoletanos” los cuales “no tendrán ningún tipo de aumento en sus impuestos y tasas municipales el próximo año”.

Por parte de Valladolid Toma la Palabra la defensa de la política fiscal ha caído de manos de María Sánchez. La portavoz ante el argumento de que se podrían ir empresas de Valladolid por esta subida  ha indicado que “en comparación con ciudades del entorno, como Madrid o Zaragoza, los tipos impositivos son más altos desde hace tiempo”.

En la portavocía de Sí Se Puede,  Charo Chávez han defendido estos presupuestos explicando que se debe “hacer un acto de progresividad”. Según la posición de su grupo “los impuestos no sólo sirven para obtener ingresos para la administración, sino para fomentar la redistribución de la riqueza, por lo que nuestro modelo no está basado en la presión fiscal, sino en quien debe pagar más impuestos porque es el que tiene más riqueza y patrimonio”.

Desde el Partido Popular atacaron muy duramente los presupuestos del equipo de gobierno. El portavoz del PP, Jesús Enríquez les definió como “un atraco a los contribuyentes” y que “el equipo de gobierno estaba en contra de la economía de mercado”. Desde el PP alegaron que ha habido una bajada de recaudación y por eso han tenido que subir los impuestos.

Por su parte, la concejala de Ciudadanos, Pilar Vicente, se mostró muy crítica con la aprobación de los presupuestos alegando que “Al igual que en la Comisión Técnica del Agua han tomado una decisión unilateral.” y dejando en un tono irónico al equipo de gobierno su enhorabuena “por su labor de maquilladores de datos”

El debate presupuestario acabaría con María Sánchez aceptando solo las modificaciones del Partido Popular en las que se buscara fomentar el empleo fijo dado que el resto de modificaciones buscarían que “todo siguiera igual”.

Dentro de la parte final de ruegos y preguntas cogió relevancia la pérdida de fondos Feder, un total de 14,5 millones europeos que hubieran financiado el Ayuntamiento. Esta pérdida fue explicada por los populares por el excesivo tiempo dedicado por Óscar Puente para defender a Pedro Sánchez en las televisiones.

El equipo de gobierno saldría rápidamente a defendedlo. El concejal de Hacienda Antonio Gato definiría la pérdida por “razones técnicas” mientras que Puente alegó a la transparencia de su agenda para responder que “la mayor parte del tiempo se lo había dedicado a los vallisoletanos”.

El pleno de octubre terminaría con esto seis horas después. A la salida del pleno Óscar Puente iba charlando amistosamente con el líder de la oposición vallisoletana, el popular José Antonio Martínez Bermejo. A su espalda dejaban Fachadolid, por delante suyo, un Valladolid más plural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s