El “todoterreno” de la política a pequeña escala

whatsapp-image-2016-10-13-at-18-19-31

Pablo Lozano / Óscar Martínez / Ignacio Pérez – Valladolid

Máximo Gómez es alcalde de la localidad vallisoletana de El Carpio desde 1999, cumpliendo actualmente su quinta legislatura. Durante esta década y media en el mandato, ha compaginado además este cargo con otros a nivel provincial y comarcal. Esto le ha aportado conocimientos políticos y experiencia necesarios para llevar a cabo sus proyectos de una forma más estudiada y eficaz.

Polivalencia y experiencia. Dos cualidades siempre deseadas por cualquier persona. Dos virtudes adquiridas con esfuerzo, trabajo y el paso del tiempo. Dos factores muy a tener en cuenta actualmente en política, sobre todo cuando se habla del pequeño entorno, es decir, del ámbito local. Ahí donde se dice que lo importante es la persona y el partido, donde todos y cada uno de los ciudadanos de un municipio o una ciudad estudian con lupa los movimientos de su primer edil, tener la capacidad de adaptarse a cualquier problema y saber por casos anteriores cómo solucionarlo es clave.

A día de hoy, pocas personas pueden reflejar de mejor manera esta polivalencia y experiencia como la hace Máximo Gómez. Maxi –como gusta que le llamen- es, a sus 43 años, un verdadero “todoterreno” de la pequeña política. Entró en este mundo siendo casi un adolescente, superando por poco la mayoría de edad. Su intención era clara: quería ayudar a sus vecinos, escucharles y hacer de El Carpio un pueblo mejor. Tras debutar en el ayuntamiento carpeño como concejal, solo una legislatura después el Partido Popular confió en él para presentarse a la alcaldía. Objetivo conseguido. Con 26 años, Gómez se convertía en el representante de los carpeños. Lo que no sabía es que casi dos décadas después iba a seguir siéndolo.

Una andadura política en la que Máximo Gómez, además de adquirir experiencia, maduró como persona. Su buen hacer con el paso de los años le brindó la oportunidad de ganarse un prestigio a nivel comarcal y provincial. En 2004 se hizo cargo de la presidencia de la Mancomunidad Tierras de Medina, dotándola además de competencias durante su mandato que dicha institución jamás había tenido en cuenta. En 2007, Gómez deja el ámbito comarcal para enfrascarse en la aventura provincial. Como diputado, se encargó del Área de Agricultura y Medioambiente durante dos legislaturas. En ese momento decidió volcarse en su familia y en su pueblo, sus dos prioridades.


DSC_0701.JPG


Pregunta: ¿Cuándo y por qué decide entrar en el mundo de la política?

Máximo: Es una historia muy larga. Yo llevo en política municipal 22 años, con lo cual llevo toda la vida aquí. Empecé en un momento en que había gente joven que quería dar el paso como yo, y tuve además la suerte de pertenecer a un grupo que quería hacer cosas por su pueblo.

P: ¿En qué ha cambiado el Máximo Gómez de 1999, cuando empezó a ser alcalde, con el actual?

M: Por aquel entonces era un chaval joven que se incorporaba al mundo laboral. De la noche a la mañana recae sobre ti una responsabilidad muy grande y con poca experiencia, por lo que te lo tomas muy en serio y realmente condiciona tu vida diaria. A partir de ahí me he casado y he formado una familia.

Lo bueno es que nunca me he dedicado exclusivamente a la política. He estudiado y ahora estoy trabajando, lo que me ha permitido no perder contacto con el mundo laboral. Esta es la verdadera realidad, y si te centras solo en política pierdes esa realidad, esa visión que es tan importante para tomar decisiones.

P: Ha sido también presidente de la Mancomunidad Tierras de Medina y diputado provincial. ¿Cómo se compaginan estos cargos y cuáles son las diferencias entre la política local y la provincial?

M: Para mí han sido experiencias muy importantes. Cuando entré en la Mancomunidad, la institución solo se encargaba de la recogida de residuos, y le dimos vida a través de actividades deportivas, culturales… En el caso de la Diputación, pude trabajar en dos áreas que me gustan mucho como son agricultura y medioambiente, donde además apliqué mis conocimientos a nivel profesional.

Eso sí, en todas estas responsabilidades era imprescindible tener en cuenta la experiencia adquirida como alcalde. Yo llegué a esos cargos gracias a mi gestión en El Carpio.

P: Tras agotar dos legislaturas en la Diputación de Valladolid, decide abandonar su cargo. ¿Por qué toma esta decisión?

M: Llega un momento en el que te vuelves a plantear tu situación personal. Estaba realizando un gran esfuerzo a nivel político y estaba perdiendo a nivel personal y profesional. Ahí es cuando decido que a partir de entonces, primero el César y después la política. Mi prioridad es mi familia y la política municipal.

P: En los últimos años, varios pueblos de la zona están pendientes de la sobreexplotación de las aguas subterráneas que aporta el acuífero de Los Arenales. Es cierto que ha habido algunas reuniones con la Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León pero, ¿cuál es la situación a día de hoy?

M: La situación está complicada. A pesar de que esta no es una competencia municipal, soy de los que creo que el alcalde tiene que estar muy preocupado por lo que realmente da vida a su pueblo. En mi pueblo es la agricultura. Sin ella no hay futuro, por lo que hay que llevar a cabo políticas que beneficien a nuestra gente y les aseguren el pan de cada día.

En nuestra zona el regadío es imprescindible. Sin embargo, a partir de 1999 se prohíben hacer más perforaciones y la Confederación establece unos límites de uso de agua que hay que cumplir y que a nosotros nos van ahogando. Por eso decidimos hablar con las instituciones para que pudieran regularizar la situación de nuestros regantes.

Repito, el tema está complicado, pero lo que creo que hace mal la Confederación es exigir y sancionar a los agricultores de buenas a primeras por usar de manera irregular esas aguas. Los primeros interesados en normalizar toda esta situación son los agricultores, pero por favor no les ahoguen.

P: Se ha hablado en repetidas ocasiones de la posibilidad de construir canales desde algún río o embalse cercano.

M: Sin aguas subterráneas, la responsabilidad recae en las aguas superficiales. La única opción que tenemos es traer esas aguas a través de canales o tuberías. La idea es realizar un proyecto mixto, manteniendo las perforaciones y ampliando el regadío gracias a las aguas superficiales, que además podrían recuperar poco a poco el estado del acuífero.


DSC_0705.JPG


P: El turismo también es muy importante en El Carpio, aprovechando sobre todo su historia. ¿Hay alguna actividad o iniciativa prevista en la localidad en el futuro?

M: La recuperación de nuestra historia es una constante. Los carpeños son personas trabajadoras y sacrificadas, pero es cierto que no han prestado mucha atención a su pasado. Sin embargo, debemos conocerla todos. Se ha conseguido localizar a la persona que actualmente ostenta el título de Conde de El Carpio, que donó al Ayuntamiento documentación que se remonta 500 años atrás y que ha servido para publicar varios libros y recuperar el antiguo nombre del pueblo.

También se ha tratado de recuperar La Torre, que domina todo el paisaje carpeño y que es el núcleo del cual nació el pueblo. Además, estamos intentando recuperar nuestro patrimonio natural, como por ejemplo la zona del Lavajo de las Lavanderas; y conmemorando hechos históricos, como la feria medieval en la que se firmó antiguamente un pacto entre los reyes de Castilla y León para acordar sus fronteras.

P: El año pasado hubo problemas en La Torre con un derrumbe en la parte alta debido a las lluvias. ¿Se deben preocupar los carpeños por el estado del monumento o es un incidente aislado?

M: No creo que el monumento tenga nada que ver. No hay ningún problema con él. El problema son las bodegas. Esta semana se nos ha hundido otra sin ir más lejos. En los últimos años hemos tenido problemas con quince bodegas. Hemos pasado del conocimiento real de nuestros mayores y hemos cerrado las ventilaciones, por lo que hemos desahuciado a nuestras bodegas.

El problema de nuestro pueblo es que está minado de bodegas. Se producen hundimientos, pero si cierras alguna, a la gente le molesta. Lo que habría que hacer es tomar medidas como exigir a cada uno de los propietarios un certificado de habitabilidad. En una de las bodegas hundidas, el año pasado estaban haciendo peña quince chicos. ¿Qué habría pasado si el hundimiento ocurriese en estas circunstancias?

P: Hace justo un mes, los carpeños estaban disfrutando de sus fiestas patronales. ¿Cómo vive un alcalde estos días tan señalados y qué cree que ha cambiado desde sus primeras fiestas hasta las últimas?

M: Creo que el alcalde y los concejales las viven relativamente mal, porque el programa de las fiestas de un pueblo depende de nosotros y la gente es muy exigente. Nos hemos ido adaptando un poco, no es lo mismo hacer las fiestas con 23 que con 42 años. De todas formas siempre he tenido muy claro que las fiestas son para todos, tanto jóvenes como mayores.

Las fiestas no son ningún despilfarro, como se suele decir. La gente necesita desconectar y tener ese sentimiento de hermandad y fraternidad, de darse la mano, de ver a personas que no ves a lo largo del año y de compartir con la gente momentos que a menudo no puedes tener

P: Por último querría hacerle una pregunta que está en boca de todos… ¿Cree que habrá terceras elecciones? ¿Cuál cree que puede ser la solución o el resultado final?

M: Al final mi opinión puede ser como la de cualquiera. Nosotros no somos políticos al uso, somos currante de la política municipal y lo vemos un poco extrañados. Que el sentido común se pierda es lamentable. Si ha habido unas elecciones que han decidido que hay un partido mayoritario, si vuelve a haber elecciones y se decide lo mismo… Entiendo que hay que ponerse de acuerdo. Independientemente de todos los que hoy están en los juzgados, lo que necesita este país es un gobierno ya. En nuestro caso, que no haya gobierno implica que no se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, algo que afecta a nuestro pueblo sobremanera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s