Los jóvenes vallisoletanos siguen escapando del paro

La capital castellanoleonesa sigue la tendencia de emigración juvenil de toda España, a pesar de que los niveles han disminuido durante el primer semestre de 2015

Ana Fernández de la Reguera Hermoso / Nuria García Pérez

La crisis económica, que azota España desde hace ya 8 años, ha provocado un descontento generalizado en la población, además de unas consecuencias impropias de un país proveniente de un largo período de bonanza. Uno de los efectos más palpables ha sido el incremento de la tasa de desempleo, que alcanzó su techo, los 6,2 millones de españoles sin trabajo, a mediados de 2012 según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este aumento progresivo del paro ha podido ser una de las causas más flagrantes del incesante número de españoles que emigran del país. Uno de los sectores más afectados es el de los jóvenes. Aquellos cuyas edades oscilan entre 16 y 30 años hacen las maletas en busca de un futuro abierto a más posibilidades.

Un estudio realizado por Vodafone y publicado por El País a finales de 2014 revela que la perspectiva de los jóvenes españoles entre 18 y 30 años de edad respecto a su permanencia en el país es desoladora. Tres de cada cuatro considera que las mayores posibilidades de encontrar trabajo se ubicarían en otros países, especialmente en Europa; de hecho, un 58% de los encuestados ya se ha planteado emigrar con el fin de conseguir un empleo.

Emigración juvenil española durante 2014 y 2015.

Datos de emigración española juvenil con destino al extranjero durante 2014 y el primer semestre de 2015. / Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Según el INE, un total de 111.610 españoles entre 16 y 30 años de edad emigraron del país a lo largo del año 2014. Además, solo en el primer semestre de 2015 partieron más de 44.000 personas. La población residente en España se situó en 46.423.064 habitantes a 1 de julio de 2015. Si lo comparamos con los datos del 1 de julio de 2014, se observa que se ha moderado el ritmo de descenso de la población, pasando de -0,12% en el primer semestre de 2014 a -0,06% en el mismo semestre de 2015. A pesar de esta leve caída en las cifras, el total de españoles que ponen rumbo a otros países sigue siendo muy elevado. El saldo migratorio en España en el año 2014 fue negativo, con 1.625 personas menos entre 16 y 30 años en el país.

En cuanto a los destinos, en contra de la impresión generalizada de que Alemania es el país que más españoles recibe, únicamente acoge 19.462 emigrantes frente a los 30.779 de Reino Unido según el INE.

Castilla y León, protagonista de la emigración exterior

En todas las comunidades autónomas se han registrado incrementos de personas que han decidido dejar España desde el inicio de la crisis. En Castilla y León en particular, un total de 2.729 jóvenes entre 16 y 30 años emigraron de la comunidad hacia el exterior, según los datos que arroja el INE. El perfil medio del joven castellanoleonés que decide salir del país es un varón entre los 25 y 30 años.

En términos generales, Castilla y León se erige como la comunidad autónoma que más población pierde, con un total de 12.178 habitantes menos; le siguen Galicia (-8.365), Castilla-La Mancha (-7.864) y Aragón (-3.884).

En cuanto a la capital castellanoleonesa, Valladolid, entre el año 2014 y el primer semestre de 2015, un total de 857 jóvenes entre los 16 y 30 años dejaron dicha provincia hacia el exterior. El tipo general de emigrante en la provincia oscila entre los 26 y los 30 años.  En particular, destacan las mujeres vallisoletanas de 30 años –con un total de 47 en 2014- y los hombres de 29 –de los cuales 35 se marcharon de Valladolid en el mismo período-.

Respecto a los destinos preferidos de los jóvenes vallisoletanos, la mayoría de ellos se decanta por los países de la Unión Europea, quizá debido a las similitudes culturales, la utilización de la misma moneda y una mejor posición económica de dichos países. Sudamérica es el segundo destino que más jóvenes de Valladolid acoge, probablemente por el uso de una lengua común y por la existencia de varias economías emergentes. Por ejemplo, Argentina es el país sudamericano que más españoles recibe.

Acorde con los datos ofrecidos por el INE sobre las emigraciones exteriores de los vallisoletanos entre 15 y 34 años desde el año 2014, la Unión Europea recibió un total de 699, frente a los 29 del resto de Europa. A Sudamérica llegaron, procedentes de la provincia castellana, 263 jóvenes. África, por su parte, acogió 93 vallisoletanos. Norteamérica fue el destino de otras 42 personas, y las regiones centrales de América lo fueron para otras 33. Por su parte, 29 jóvenes de Valladolid optaron por Asia. Cabe destacar que Oceanía únicamente recibió cuatro mujeres vallisoletanas.

Gráfico que revela los principales destinos de la emigración joven vallisoletana.

Destinos principales de los emigrantes jóvenes vallisoletanos durante 2014 y el primer semestre de 2015. / Elaboración propia

Tras el análisis de todos estos datos, podríamos creer que el aumento de emigración juvenil en los últimos años se corresponde con la deficiente situación del mercado laboral español, provocado por una larga crisis económica. Sin embargo, conseguir una visión acertada de los flujos de emigración en relación con dicha crisis parece casi utópico debido a las carencias de las estadísticas y las escasas fuentes de las que podemos obtener información, puesto que el Instituto Nacional de Estadística es la única que arroja algo de luz sobre este asunto.

La conclusión es que Castilla y León sigue siendo uno de los núcleos que más despoblación sufre. Sus escasas oportunidades de empleo siguen empujando a los jóvenes a desistir en sus intentos de trabajar en sus ciudades de origen. De manera concreta, Valladolid produce miles de universitarios cada año que no consiguen un puesto estable en su mayoría. La alternativa es clara: coger el billete de avión más económico en busca de una salida profesional que se corresponda con la formación recibida. Aunque la emigración juvenil parece estar echando el freno, sigue su marcha y aún son muchos los jóvenes que fijan su punto de mira más allá de las fronteras españolas. La fuga de cerebros es, sin duda, uno de los problemas que deberá ser atajado por los gobiernos sucesivos en pos de un futuro mejor para España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s