Valladolid: ¿se aprieta el cinturón en sus coches oficiales?

Muchos ciudadanos y políticos de la oposición han protestado a lo largo de la democracia española por el gasto que suponen los coches oficiales de los organismos públicos. Los vehículos de la administración pública son bienes necesarios para que nuestros representantes lleven a cabo sus funciones, pero en ocasiones su uso es exagerado y se derrocha en esta parte del presupuesto.

¿Qué uso hace Valladolid de los coches oficiales? ¿Cuánto les cuesta a los vallisoletanos que sus políticos se puedan desplazar por la provincia?

Transparencia a cuatro ruedas

El Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Valladolid informa de que, a fecha de agosto de 2015, gestiona 461 vehículos destinados a servicios de policía municipal, limpieza, mantenimiento y servicios de parque y jardines, entre otros.

Entre estos vehículos del Ayuntamiento, el equipo de alcaldía de Valladolid cuenta con 8 vehículos oficiales. Su año medio de matriculación es el 2004, siendo de 1992 el vehículo más antiguo, concretamente una Motocicleta Vespa 200TX. El dato que indica la edad media de todos los vehículos de la corporación vallisoletana, 10’7 años de media, también indica que la flota del Ayuntamiento no se ha renovado últimamente.

Un motor económico

La ciudad de Valladolid ha estado históricamente ligada a la marca de coches Renault desde que en los años 50 la FASA (Fabricación de Automóviles Sociedad Anónima) se instaló en la provincia tras obtener una licencia que permitía la producción de vehículos de esta marca. La industria de los coches Renault ha sido y continúa siendo uno de los motores económicos de Valladolid. Por ese motivo no sorprende que el Ayuntamiento de la ciudad apueste por la reconocida marca para abastecer su flota en la que 6 de los 8 vehículos oficiales presentan el logotipo de Renault. Las dos excepciones hacen referencia a la antes mencionada Vespa de 1992 y a un Toyota Prius matriculado en 2004.

Primer Renault 4CV manufacturado en la FASA-Renault en la fábrica de Valladolid. (Fuente: Wikipedia)

Primer Renault 4CV manufacturado en la FASA-Renault en la fábrica de Valladolid (Fuente: Wikipedia)

El coche oficial más reciente de la Alcaldía se matriculó en 2009, coincidiendo con los primeros años de la crisis económica. Durante el año 2013 el Ayuntamiento de Valladolid puso en venta 3 vehículos mediante el sistema de enajenación directa. Esta medida se encuadraba dentro de un plan General del Gobierno cuyo objetivo en Castilla y León era subastar 11 coches para reducir el gasto público.

Durante el 2012, el Gobierno ya había implantado medidas nacionales con las que se logró una reducción del 27% de los vehículos oficiales. El proyecto pretendía alcanzar otra reducción del 25% de vehículos durante los años 2013 y 2014.

Cristal tintado, transparencia opaca

Pero ¿cómo ha evolucionado la flota de coches oficiales en Valladolid durante los últimos años? Desde el Portal de Transparencia no se puede acceder a esta información de años anteriores ya que sólo incluye el inventario de este año 2015, actualizado en el mes de agosto. Dicha información ya ha sido solicitada por los cauces dispuestos por el Ayuntamiento. Sin embargo, si se utiliza una vía más directa, como la telefónica, resulta imposible conseguir una respuesta convincente o colaborativa por parte del Ayuntamiento. A día de publicación de este reportaje, los datos de años previos siguen sin ser accesibles para los ciudadanos y periodistas.

La imposibilidad de conseguir los datos deseados impide a los profesionales de la información poder realizar una comparativa de la evolución de la cantidad, precio y modelo de los coches oficiales en la ciudad vallisoletana que informe a sus ciudadanos.

En el año 2010, un estudio realizado por Javier Jiménez- profesor del IESE- buscaba conocer el número de coches oficiales en España. Según dicho estudio en ese año, la Comunidad de Castilla y León contaba con 195 coches oficiales en sus alcaldías, sin embargo, el propio autor del estudio reconoció en su momento que los datos no son del todo fiables debido a la opacidad de los gobiernos.

Una ley en “boxes” 

A la espera de obtener una respuesta por parte del Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Valladolid, la principal conclusión de esta investigación no hace referencia al dinero que se emplea en coches oficiales o a si se hace un uso adecuado o no de los mismos. Lo que se deduce de este estudio es que los ciudadanos aún precisan mayores medidas y leyes que les respalden a la hora de solicitar o conocer información sobre todo lo que rodea a los poderes públicos. Un derecho que, por el momento, la última Ley de Transparencia aprobada no garantiza.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s