LOS CUNEROS MÁS ‘POPULARES’

Silvia Fernanadez Arenillas, Patricia González Fernández, Daniel González Martinez | Valladolid

El cunero, esa figura clásica en la política a nivel nacional, pero tan desconocida para la mayor parte de la población. De los 91 miembros de la Diputación Permanente del Congreso, cinco de ellos son cuneros y todos del Grupo Parlamentario Popular. El término cunero o paracaidista, se refiere al político que se elige por una provincia a la que no pertenece ni por residencia ni por trabajo. Desde los ministros de la ya acabada legislatura hasta concejales rurales viven bajo este histórico calificativo.

EL Partido Popular siempre se ha mostrado indiferente ante el tema de los cuneros a pesar de que sea uno de los partidos que más paracaidistas tiene entre sus filas. Un 5% de los diputados permanentes del Grupo Popular en el Congreso entran dentro de esta categoría. Tanto ministros como portavoces del partido han sido objeto de polémica debido precisamente a esta situación. Muchos de ellos proceden o viven su día a día en otras ciudades que no coinciden con la provincia por la que se presentan, incluso en algunos casos tampoco con la comunidad autónoma.

Por lo general en este contexto, los diputados se presentan por diferentes provincias españolas pero tienen una vivienda en propiedad en Madrid desde antes de ser elegidos como diputados del Congreso. Cabe destacar que estos diputados cuneros, a pesar de su condición, sí velan por los intereses de la provincia por la que se presentan. Esto queda reflejado en las preguntas realizadas durante las diferentes sesiones parlamentarias del Congreso de los Diputados. Desde nombres tan conocidos como el ministro Cristóbal Montoro hasta miembros del Congreso, menos nombrados en los medios entran dentro de este perfil.

En uno de estos ejemplos se encuentra Pablo Casado Blanco, diputado por Ávila pero con sangre palentina, reside en una vivienda familiar en Madrid que tiene en propiedad desde el 2009 según se especifica en su declaración de bienes. Aun así las pocas preguntas que ha realizado en el Congreso (12), han estado relacionadas con la provincia abulense.

Según avanza la lista ‘popular’ se encuentra Rafael Hernando Fraile en la misma condición que el anterior con la sutil diferencia de que este no pertenece siquiera a la misma comunidad autónoma. Diputado por Almería, desde hace 21 años, y nacido en Guadalajara, posee desde 2009 una residencia habitual de Madrid. En una situación parecida a la de Hernando, se encuentra el valenciano José María Beneyto, diputado por Cuenca y residente en Madrid. En este caso sí que se han realizado preguntas relacionadas con la provincia de Cuenca, pero cabe destacar que todas se realizaron en un mismo día.

Un caso más sonado es Pedro Ramón Gómez de La Serna, ahora en plena actualidad por los presuntos cobros de comisiones a empresas españolas a las que asesoró para adquirir contratos públicos en el extranjero. Gómez de la Serna se presentó en 2011 como número dos por Segovia, a pesar de tener nula relación con la ciudad. Posee viviendas en Madrid y Alicante, y dos casas rurales en Cáceres, pero en Segovia se reduce a una estricta relación laboral con un segoviano de adopción, Francisco Salazar Simpson, presidente del Centro Nacional del Vidrio. A pesar de que el PP lo ha apartado de la campaña electoral y le ha abierto un expediente disciplinario, continúa en las listas como número 2 por Segovia, aunque su futuro sigue siendo incierto.

Dentro de la ejecutiva también destaca Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Se le ha relacionado en dos ocasiones con el término paracaidista. La primera en 2004 al presentarse por Jaén ya que a pesar de ser su ciudad natal había perdido todo vínculo con esta ciudad; la otra ocasión fue durante esta última legislatura cuando se presentó por Sevilla aun residiendo en Madrid. De hecho tiene tal vínculo con la capital de España que posee en ella un total de 3 viviendas.

No obstante, Montoro no es ninguna excepción. Otros ministros del Gobierno no incluidos en la Diputación Permanente han sido acusados de cuneros, como Rafael Catalá, ministro de Justicia o Iñigo Méndez de Vigo, sustituto de Wert en la cartera de Educación y Cultura. En las inminentes elecciones del 20-D, Catalá ha sido introducido en las filas del PP de Cuenca como cabeza de lista a pesar de haber nacido y vivido en Madrid y no tener ninguna relación con la Provincia. Esta situación ha provocado el rechazo de algunos miembros del partido de Cuenca,  como un concejal del PP de Cuenca, Pedro García Hidalgo, que en Twitter calificó a Catalá como “un buen ministro”, pero que habría preferido a alguien de Cuenca. Igualmente, Méndez de Vigo, será candidato el 20-D por Palencia, a pesar de haber nacido en Tetuán (Marruecos) y pasar buena parte carrera política como eurodiputado del PP en Bruselas.

Pero la palabra cunero no es propiedad única del PP. Los partidos declarados nuevos -Podemos y Ciudadanos- también cuentan con paracaidistas con el fin de rellenar sus listas. En Huelva, Podemos ha colocado como cabeza de lista a Isabel Franco, sevillana con escasa vinculación en la provincia onubense; o Juan Manuel del Olmo, número 1 por la Provincia de Valladolid, responsable de actividades internas de la secretaría general de Podemos, que es natural de Soria e igualmente no tiene vinculación con su circunscripción. En Ciudadanos también existe esta tendencia,  como el responsable de Comunicación en Castilla y León, Pablo Yáñez, residente en Valladolid, pero presentado como cabeza de lista por Salamanca para el Congreso.

Todo ello puede carecer de sentido, sino se conocen los motivos de la existencia de dicha figura. La razón principal de elegir a los diputados por circunscripciones provinciales, era la necesidad de que los destinados a representar a esas provincias en el Congreso tuvieran raíces en esas tierras y fueran conocedoras de sus problemas, para así velar por sus intereses en la cámara parlamentaria. Sin embargo, el uso actual de este sistema, sirve para colocar a paracaidistas bajo una estrategia meramente electoral, de tal forma que en aquellos lugares que sean más seguros para obtener representación, se colocan a los políticos más importantes en la organización y estrategia de los partidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s