Miguel Ángel González Robla: “Me eligieron porque pensaron que podían manejarme, pero salí rana”

Miguel Ángel Gonzalez Robla

Miguel Ángel González Robla

VALLADOLID | Rebeca García Mijares

Miguel Ángel González Robla nace en Formigones (León, 1964). En la actualidad es concejal por el Partido Popular del Ayuntamiento de Soto y Amío. Ha sido alcalde de este municipio durante doce años, tres candidaturas. De 2007 a 2015 ha sido diputado de Desarrollo Económico y Territorial y presidente de la Asociación Regional de Municipios Mineros (ARMI).

Pregunta: ¿En qué momento decide entrar en política y por qué?

Respuesta: Es una cosa que tú nunca decides, es una circunstancia, que a veces, aparece sin más. Ya con 22 años me venían siempre a buscar. Alguna cosa que te decían y decías “anda hombre, eso no me interesa”, pero después, por una serie de circunstancias, un señor del pueblo, que ya era mayor, lo quería dejar y en el pueblo tradicionalmente, el Partido Popular busca a alguien de confianza y lo presenta; yo entré ahí como número dos, como teniente de alcalde. Te daban el puesto y bueno…. solo había que ir tres veces al año. Entras porque si son solo tres veces al año, qué más da. Eran todos mucho más mayores. A veces me pregunto qué hacía yo allí. Pero bueno esa experiencia fue maravillosa, quitando horas en las que tienes inconvenientes, hay satisfacciones, como en todos los ámbitos de la vida. Entras ahí porque no sabes lo que es. Ahora entra mucha gente nueva y dice: “yo soy un entendido”, ni idea. Tú cuando entras puedes ser muy listo, ser ingeniero de caminos, pero para esto tienes que tener las ideas claras. Yo, como he sido comercial, mi actividad está relacionada con comprar, vender y tener relaciones con la gente, y digamos que, a lo mejor, podía aportar algo. Vi que había un poco de decadencia. El municipio no tenía representación. No tenía una jerarquía política, y si no la tienes no te respetan. Quizás era un poco lo que yo veía; típico alcalde de pueblo yendo de una lado para otro, que me llevan, que me traen, que si me hacen, etc. Hoy en día con Internet las cosas son diferentes, no hacen falta tantos intermediarios.

“Vi que había un poco de decadencia. El municipio no tenía representación. No tenía una jerarquía política, y si no la tienes no te respetan”

P. ¿Cobraba algo por el cargo de alcalde en el Ayuntamiento?

R. No. Yo entré como teniente alcalde y a los cuatro o cinco meses al alcalde le dio un “jamacuco” y yo pasé a ser ocupar su puesto. Hicimos lo que se hace en estos casos, poner una pequeña dotación por asistencias para que te compense los desplazamientos. No ganas dinero, lo pierdes. Así, si asistes a un pleno, que es una vez cada tres meses aquí en este tipo de municipios, pues te dan 40 o 50 € por asistencia, que realmente es insignificante, no para ti como alcalde, porque como alcalde realmente viajas y gastas mucho dinero.

P. ¿Desempeñaba algún otro oficio al margen de la política?

R. Sí, yo soy comercial. Por suerte siempre he querido ser libre. Yo siempre he mantenido mi honestidad, unas veces mejor, otras peor. Siempre he dependido de mí mismo. A mí jamás ninguna administración me ha pagado la seguridad social. Yo he sido diputado provincial, y ahí si te pagaban unas cantidades importantes por asistencias a reuniones, a comisiones, a plenos, etc. Nunca con dedicación exclusiva, que es fantástico tenerla, cobras y no vas (risas).

Yo siempre he sido fiel, es decir, ser libre económicamente es fundamental. En política solo gana quien resiste los envites, si se mantiene, quiere decir que gana. Cuando eres libre porque económicamente dependes de ti,  en ocasiones, es incómodo para ellos porque tienes tus propios pensamientos, no te achantas y eso les molesta.

Cuando vas a un pleno de la diputación, creo que son 372 euros, pues dices: bien, bien, voy y lo cobro. Si no vas, no cobras y estás limitado a 14 plenos al año. Hemos tenido unos veinte en este año tan agitado, y bueno… yo he ido a unos cuantos gratis. No vivo en León, yo vivo en un pueblo y me tengo que desplazar, creo que es importante destacarlo.

“Cuando eres libre porque económicamente dependes de ti, digamos que en ocasiones es incómodo para ellos porque tienes tus propios pensamientos, no te achantas y eso les molesta”

P. ¿Cómo se compagina la vida política y la personal?

R. Pues mira, te arrastra mucho. Yo al ser comercial, pues no tienes horario, y claro, me llaman a cualquier hora. Mi teléfono lo tiene el mundo entero. Cuando yo he sido diputado, en la tarjeta te ponen el correo y el teléfono fijo del despacho, y dije “qué dices, pon mi móvil, la tarjeta es para que me llamen, no para decir mira lo bonito que soy: diputado de desarrollo económico, que queda muy bien.”

P. ¿Cómo ves la política hoy en día?

R. Principalmente en política hay mucha gente que está metida de funcionario, no en el caso de los pueblos, pero si cuando llegas a ese otro nivel. Tú imagínate, una diputación provincial que tiene 1400 empleados, que no te puedes imaginar lo que cobran, que algunos tienen 19 días de moscosos sin motivo aparente. Es una empresa privada que alucinas. Por ejemplo, con las subvenciones, se supone que para concederlas pues sigues unos baremos, pero no es así, si te cae bien uno pues le das más y así. Esto te tiene que sonar a cuerno quemado; me suena así a mí que tengo 51 años.

También tengo que destacar que en la política, como en todo, hay gente buena y mala, y la mayoría es buena. Realmente en política debería entrar gente libre, es decir, que no dependas de la ella para vivir. Digamos que tienes que tener ganas de cambiar cosas porque los funcionariados te ponen muchas pegas. Por ejemplo, aquí todos los pueblos subieron el IBI, pero yo dije que no porque consideraba que había que bajarlo.

La política también tiene grandes satisfacciones: yo he puesto carreteras, telefonía móvil, etc. Creo que a España le sobra administración, si tienes un gobierno, no necesitas 17. La sanidad debería ser como era antes: si yo soy español, estoy en Alicante, y me pongo malo, con la tarjeta de Castilla y León, te ponen pegas para atenderte; no debería ser así. Yo creo que es una cuestión generacional; en política tiene que haber gente más joven.  Tú puedes ser más conservador o menos conservador pero como alcalde tienes que responder a las exigencias de los ciudadanos. Yo, como alcalde, representaba a todos, era alcalde de los ciudadanos, mis decisiones se correspondían con las demandas de la gente.

P. Ha sido presidente de ARMI, ¿Cómo alcanza este puesto?

R. Por estar donde no debía. En los partidos políticos, especialmente el Partido Popular, que como sabes tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, normalmente se elige por sufragio universal, algo con lo que muchos no están de acuerdo, pero que es muy difícil cambiarlo.  Yo estuve en una reunión, hubo un pequeño revuelo, y yo, que la mina no la conozco más de lo que puedas conocerla tú, pues dije “yo no entro ahí ni de rodillas”. Pero bueno, era un trabajo de gestión, de relaciones, muy mediático también -que yo sé que rebajé el perfil, porque se lo he escuchado a la gente. Entonces, la presidenta Isabel Carrasco, en una reunión de partido, le propuso el puesto a Ángel Calvo, de Páramo del Sil. No quería el puesto porque ya era diputado entre otras cosas. Fue entonces cuando repararon en mí, y yo pensé “quién me mandaría venir aquí” y bueno, pues me propusieron a mí, y acepté. Estoy seguro de que me eligieron porque pensaron que podían manejarme, pero salí rana. No me manejaron, yo no me propuse para el cargo, ni me interesaba lo más mínimo. Igual que diputado, pero por lo que sea caí en gracia y me eligieron así, a dedo. Luego, está claro, que está el típico “teatrillo”, hay unas primarias, unas listas, pero en el círculo se sabe quién va a salir elegido. El presidente de la diputación se elige así, no lo vota la gente. En las democracias serias eso si se vota, se votan hasta a los jueces. A los alcaldes tú no los votas, a mí me eligieron mis compañeros.

“Estoy seguro de que me eligieron porque pensaron que podían manejarme, pero salí rana”

P. Hoy en día el sector de la minería en León está completamente parado ¿Por qué cree que se encuentra en esta situación?

R. Como nade dice la verdad, no lo sé. La minería hoy en día es un poco residual en cuanto a personas, hay camioneros, hay ferreteros, hay hostelería, hay de todo. En León había mucha minería, pero como sabes, la minería de interior no se sostiene. El mundo ha cambiado, en Australia creo que hay betas de carbón de cinco metros y hoy en día se puede llevar de un país a otro con más facilidad; su carbón es más rentable. En la guerra de las térmicas, de las eléctricas, te penalizan por emisiones de carbono de acuerdo con el protocolo de Kioto. Otro factor es que en España ha bajado muchísimo el consumo de la luz, y en el consumo de las centrales, como explicarlo, prevalecen todas las energías menos el carbón. Es un sector donde nunca se dice la verdad, son lobbys de presión. Te tienes que adecuar al mercado. Todos los países, y eso te lo dicen todos los expertos, tienen que tener fuentes energéticas de financiación nacional por una guerra o algún caso drástico. Se tiene que poder sacar energía si te bloquean desde fuera, y aquí entra la minería.

Miguel Ángel Gonzalez Robla Armi

Miguel Ángel González Robla en una asamblea de ARMI

P. Cuando intervienen la documentación del área de Desarrollo Económico y Territorial para la Operación Púnica usted queda fuera la candidatura para asumir la presidencia de la Diputación de León…

R. No, no exactamente. Eso fue una encerrona que nos hicieron de limpieza. No tiene nada que ver. Desarrollo Económico no tenía nada que ver. En los presupuestos, metían una cantidad para prensa, pero era limitada. No pasaba por nuestras manos, es más cuando nosotros hacíamos el presupuesto, nos metían una partida, si no recuerdo mal, de 40.000 o 50.000 €. Esto no lo queríamos, no éramos nosotros los que manejábamos este tema. En los documentos que se llevaron se veían intenciones, no hechos. Lo que pasaba es que en León se hacían pagos de una cantidad al mes por publicidad y prensa. Eso es un contrato encubierto. Cuando tú haces 5000 € todos los meses, lo tienes que formalizar, hacer un convenio de X dinero al año y pagarlo de esa manera. Pero claro el interventor no puede firmar eso. Este tema lo sacó el señor Eduardo Fernández. En la reunión que tuvimos por este tema  yo se lo dije, le dije: “ni yo ni ninguno de los míos somos sospechosos de nada ni nos hemos ofrecido a nada”, no le gustó, y nos dio la espalda. Entonces salió que nos investigaban. Este señor, que presume de ser un filtrador, no lo dice, lo filtra. De hecho, en alguna ocasión, eché a personas de mi despacho por venir con papeles que no correspondían a Desarrollo Económico. Esas facturas las llevaban dos o tres. Me quedé estupefacto. Con el señor Marcos Martínez yo no tenía buena relación, bueno, de ningún tipo.

 No dependo de ellos y soy libre, no lo necesito, no pedí a nadie ser diputado. Si se el panorama, no me meto ni por todo el oro del mundo. He de admitir que de algo ya estaba advertido. A nosotros, este tema, finalmente no ha trascendido, también puede influir que no me dejo manejar.

“en alguna ocasión, eché a personas de mi despacho por venir con papeles que no correspondían a Desarrollo Económico”

P. ¿Cómo afecta esto a tu vida personal y profesional?

R. Lo pasas mal porque te ves indefenso. También estás tranquilo porque no tienes que esconder nada. Nunca me afectó mucho el qué dirán. Yo cuando entré en la diputación, entré con coche propio y es el que he utilizado siempre. Mi teléfono es un teléfono viejo, siempre he cuidado mucho esos detalles.  No tiene nada de malo tener un Smartphone, pero todos con teléfonos de 800€, pues no es bonito. Que se te ponga en entredicho, cuando tú te cuidas de esas cosas, no es muy agradable.

P. De cara a las elecciones del 20 de diciembre, ¿Cree que se romperá con el bipartidismo instaurado hasta el momento?

R. Pues no lo sé, la verdad. Yo creo que el golpe va a ser muy fuerte, al menos en León. Cuando coja la papeleta, veo el nombre de este, y que quieres que te diga, eso echa muchas veces para atrás. Cuando eres nuevo, tienes muchas lagunas y es algo normal, pero tienes que tener algo de nivel. Lo que no se puede es, si no sabes algo, hacer el ridículo. Lo que pasa con los partidos nuevos que están surgiendo es que como se conocen poco, muchos se han metido ahí. Lo que no puede ser, es que una persona sea de UPyD, pero como UPyD no avanza, me paso a ciudadanos porque está de moda, y así sucesivamente. Yo creo que en las elecciones se mezcla demasiado el mapa de España, y luego ¿quién gobierna? ¿16 diferentes?, eso no puede ser porque cada uno tiene sus intereses.

P. Ya para terminar, ¿Qué opina de las puertas giratorias?

R. Es inevitable. No solo pasa en política, también en las grandes multinacionales. Cuando estás en un gran cargo, eres un tío importante, pues las relaciones que haces te abren puertas. Las relaciones son muy importantes, no es que te de la obra pero si te da el acceso. Ser una persona conocida ayuda para conseguir muchas cosas. Sales de política, y ¿qué haces? No creo que sea criticable, se mete a gente que tiene acceso a cosas que tal vez otra persona no conseguiría. ¿Cuál es la solución? ¿Qué los mantenga el estado? No, mejor será que estén trabajando. Es muy complicado ser justo en este aspecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s