La doble moral demócrata

Antía Caamaño/Francisco Brea

Un repaso a los últimos acontecimientos que han configurado la política internacional. Desde la caída del comunismo soviético hasta la crisis de refugiados que vive Europa

En palabras de Mijaíl Gorbachov, “el mercado no es un invento del capitalismo. Siempre ha existido. Es un invento de la civilización”. Desde la caída del bloque soviético, en el año 1991, el mundo ha experimentado una homogeneización capitalista que ha desembocado en la confusión de sociedad con mercado e individuo con cliente. La debacle comunista ha traído consigo la potenciación de la figura del ser humano como exclusivo consumidor. El derecho a decidir sobre la adquisición de productos y servicios ha pasado a un segundo plano, puesto que el consumo ha dejado de ser una elección para convertirse en una imposición. Esta es la idea principal en la que basa su discurso Antonio Remiro Brotons, Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Madrid.

Antonio Remiro Brotons, Catedrático en derecho y relaciones internacionales por la Univerisdad Autónoma de Madrid, ponente en la Facultad de Derecho de la UVa

Antonio Remiro Brotons, Catedrático en derecho y relaciones internacionales por la Univerisdad Autónoma de Madrid, ponente en la Facultad de Derecho de la UVa

Remiro Brotons, abogado y consejero de diferentes países en litigios ante la Corte Internacional de Justicia y en arbitrajes internacionales, comienza su discurso haciendo hincapié en las consecuencias de la caída de la URSS, “de pronto, el segundo mundo, el mundo socialista, desaparecía, se evaporaba como un azucarillo, los comunistas querían ser capitalistas y muchos de ellos lo eran de inmediato y de la forma más brutal, hostil y rapaz posible”. El tercer mundo perdió cualquier tipo de referencia, se acogía a todo aquel que le brindara apoyo que, en este momento, eran los capitalistas. De este modo, Remiro afirma que los países más desfavorecidos se vieron obligados a firmar acuerdos en los que dichos estados quedaban inermes ante la desorbitada inversión extranjera.

“Ahora solamente vale el nuevo orden neoliberal”, afirma Remiro Brotons ante la mirada expectante de los asistentes a la ponencia. La política mundial se configura en clave liberal y no hay otra forma de actuar que pueda ser considerada “correcta”. Un claro ejemplo es el caso del Magreb y la Primavera Árabe una serie de alzamientos populares en los países árabes acontecidos desde 2010 hasta la actualidad. “Yo no sé si en un estado de inconsciencia o delirium tremens, los dirigentes occidentales creyeron que las revoluciones estaban diseñadas para eliminar a sus antiguos cómplices locales que se habían quemado, que estaban agotados, para introducir sistemas laicos de democracia formal”. La conmoción, para Occidente, radica en la votación de los ciudadanos norteafricanos al decantarse por partidos islamistas moderados, dado que estos habían sido los que, durante los años previos, se habían puesto al servicio del pueblo.

“Nosotros, los occidentales, tenemos una visión unilateral de lo que es la democracia. La democracia es para aquellos que piensan como nosotros y que sirven nuestros intereses”, añade Remiro. Según su discurso se tacha de “no demócrata” a aquellos que no comparten la forma de pensar de las sociedades neoliberales, “y como no podemos decir que no somos demócratas decimos que no son demócratas los demócratas que no piensan como nosotros”.

Remiro Brotons, abogado y consejero de diferentes países en litigios ante la Corte Internacional de Justicia y en arbitrajes internacionales, en la Facultad de Derecho de la UVa

Remiro Brotons, abogado y consejero de diferentes países en litigios ante la Corte Internacional de Justicia y en arbitrajes internacionales, en la Facultad de Derecho de la UVa

En palabras de Antonio Remiro Brotons, Occidente ha actuado como un factor determinante en las elecciones de muchos países árabes en que los procesos electorales han sido amañados. Del mismo modo reconoce que aún existen estados gobernados por autócratas, “recibimos a los presidentes de estas repúblicas perdidas en el oeste asiático, son autócratas, pero nos fijamos en quien nos conviene” apunta el ponente entre murmullos de aprobación.

Llegados a este punto, la intervención occidental en países magrebíes y de Oriente Próximo ha provocado el estallido de guerras civiles, como la de Siria, y el surgimiento de grupo terroristas, véase el llamado Estado Islámico. Hechos que han propiciado la avalancha de refugiados que hoy en día vive Europa. Además, estos elementos contribuyen a formar un sentimiento generalizado de inseguridad y exposición. Remiro Brotons es consciente de esta situación, pero incide en que la seguridad no prima sobre la libertad, “prefiero mi libertad que mi seguridad”. A ello añade que los niveles exagerados de seguridad a los que se está sometiendo la sociedad anulan la autonomía del ser humano. “Prefiero asumir costes de seguridad, prefiero arriesgarme, prefiero exponerme, a que mi libertad sea coartada, a que mi intimidad sea frustrada y a que mi privacidad haya desaparecido”. La seguridad en sí misma es un concepto negativo, destruye la paz, la libertad, la democracia, aclara el invitado.

Por tanto, el capitalismo es un alud que lo arroya todo a su paso. No solo los sistemas opuestos a su estructura sino también a las bases que desde sus inicios ha defendido: “lo único que conserva el poder público es la porra para pegar y la beneficencia para que no se nos muera de hambre la gente, porque sería una mala noticia en los medios de comunicación. Sopa boba en los conventos y porra en la calle, son los dos elementos que el neoliberalismo admite como funciones fundamentales del Estado”, agrega Remiro. Finalmente el ponente atisba una decadencia que llegará hasta el punto en el que se comercializará aire puro embotellado, “dentro de poco, el aire puro será privatizado, ustedes podrán respirar todo el aire contaminado que quieran, pero el aire puro se embotellará. Yo les garantizo que igual que se inventó la botella de agua mineral, el aire puro se venderá en botellines”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s