“Estoy aprendiendo a gestionar el dinero público, a gastar cada euro con responsabilidad”



Rebeca García / Lucía Garrido

Ana Maria

Ana María Redondo es Licenciada en Derecho y doctora en Derecho Constitucional,: Además de profesora titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Valladolid. En la Actualidad es Concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid.

Pregunta: Cuando llega a la Concejalía de Turismo, ¿cómo fue?

Respuesta: Yo tengo una profesión al margen de la política. Soy profesora universitaria, con plaza de titular en la cátedra de derecho constitucional. Me he dedicado durante 20 años a la investigación, a mis clases, y además me gusta muchísimo. Pero en un momento determinado, por responsabilidad, porque yo creía que tenía que dar un paso más en el compromiso social, entro en política. Y entrar en política es abrir una puerta, que me llevó en un primer momento a las cortes de Castilla y León, donde tuve la oportunidad de ser la portavoz del grupo parlamentario socialista en algún momento de la séptima y la octava legislatura. Pero con las elecciones de 2015 me plantean la posibilidad de reforzar la candidatura del Partido Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid. Para mí eso era dar un salto en el vacío, porque yo no conocía la institución, ni había hecho oposición como mis compañeros. Pero me pareció un reto interesantísimo porque es la política cercana, la política del día a día, la política del pisar la calle. Me parecía que después de ocho años de otro tipo de política, podía ser una buena experiencia. Agradecí la oferta, me lancé y tuvimos la oportunidad de gobernar. Los ciudadanos nos permitieron gobernar, junto con otro partido político, a través de la plataforma “Valladolid Toma La Palabra”, y con el apoyo de “Sí Se Puede Valladolid”. Y ahí comenzó un mundo completamente distinto para mí. No tiene nada que ver, ni la institución, de las Cortes al Ayuntamiento, ni la posición política. Pasas de estar en la oposición a poder gobernar. Y en ese momento se abre otra puerta: aprender a gobernar.

P: ¿Qué fue lo primero que hizo nada más ocupar el cargo?

R: En estos cuatro primeros meses, yo reconozco que lo que he hecho ha sido aprender a gobernar. Esto significa tener un conocimiento de tu área, de todo lo que mueve, un área como es una concejalía que se ocupa de lo más bonito: la cultura, el arte, el turismo. Valladolid es una ciudad evidentemente cultural. Tenemos grandes espacios culturales y grandes eventos. Por lo tanto, estoy aprendiendo a gestionar el dinero público, a gastar cada euro con responsabilidad, a saber dónde está el interés general, a promover todo lo que es importante para la ciudad y para los vallisoletanos y vallisoletanas. Yo creo que no nos hemos equivocado demasiado, y eso es importante porque cada decisión política tiene una repercusión en la calidad de vida de los ciudadanos. El contacto ha sido fantástico con la gente, este despacho ha estado siempre lleno de propuestas, de gente con iniciativa, de creación. Hemos conseguido hacer más transparente las agendas, que son públicas. Y se puede ver lo que hemos hecho últimamente: escuchar mucho, aprender mucho, intentar coordinar todo lo que se mueve y ver por dónde se camina.

P: ¿Y qué es lo más complicado?

R: Lo más complicado para mí, que aún no acabo de gestionarlo bien, es compatibilizar el día a día, la agenda, con nuestros objetivos a largo plazo. Que no te coma la agenda: todas esas citas, todas las reuniones, los eventos. Compatibilizarlo con la planificación a cuatro años, que es para lo que estamos aquí. Como intentar que el día a día te permita también pensar en el mes, en el año, en la legislatura. En lo que quieres transformar, en lo que quieres que sea esta ciudad en cuatro años, cuál va a ser la impronta. Y nos pasa un poco a todos. La agenda a veces es tan exigente que estás trabajando 20 horas y cuando te das cuenta, no has tenido tiempo para ningún proyecto, ninguna planificación. Pero en ese juego está el aprendizaje, y cada vez es más asequible.

La agenda a veces es tan exigente que estás trabajando 20 horas y cuando te das cuenta, no has tenido tiempo para ningún proyecto

P: Y a lo largo de este aprendizaje, ¿ha habido algún proyecto que haya empezado con muchísima ilusión y sin embargo haya visto tantos límites que se ha venido un poquito abajo?

R: Pues sí (Risas). ¿Sabes lo que pasa? Que cuando estás gobernando te das cuenta de que los procedimientos son imprescindibles. Es lo que te permite que haya transparencia, que haya rigor en el gasto. Todos esos procedimientos a veces son muy largos, de forma muy complicada. Yo no era consciente, yo creí que cuando uno tiene una idea que es buena, enseguida se puede poner en marcha. Y no es verdad. A veces además hay otras cuestiones que impiden que sea como tú quieres. Estoy hablando de Pingüinos. Es el tema en el que más hemos trabajado, y seguimos esperanzados e ilusionados, a pesar de las enromes dificultades. Yo cuando entré, pensaba: “es una concentración estupenda, se nos conoce en todo el mundo por eso, cómo no va a salir si todos vamos a remar en la misma dirección, esto va a ser coser y cantar”. Bueno, pues ha sido mucho coser y poco cantar. Y yo espero que podamos ver algún fruto.

P: Sobre esta 60 Edición de la Seminci, ¿cómo lo ha vivido personalmente?

R: Ha sido un esfuerzo maravilloso. Nunca pensé que estar detrás de las bambalinas en Seminci pudiera ser tan apasionante. Nosotros nos hemos encargado de la promoción y la publicidad. El tema económico es fundamental para esto, y hay que buscar patrocinadores. Esa colaboración público-privada la hemos tenido que trabajar. Estuvimos en la alfombra recibiendo a todos y cada uno de los invitados. Y el backstage también me ha interesado muchísimo. Porque claro, hay que peinar a las actrices, vestirlas… Tenemos un potencial creativo en el diseño de moda, de zapatos, complementos, joyas… Todo el sector del comercio se ha volcado con esto. Otra parte que me ha encantado ha sido la Miniminci. Ahí sí que hemos tenido una participación muy activa. Porque nos parece esencial acceder a esos públicos. Algunos de los chavales era la primera vez que entraban a una sala de cine. Ahora lo que hacen es ver las películas a través del ordenador o incluso de la Tablet. A mí esto me ha abierto los ojos, y me ha preocupado. Un cambio de tendencia tan importante en el que influyen el IVA cultural, el precio de las entradas, la situación de muchas familias… El 40% de los chicos que asistieron era la primera vez que iban al cine.

El 40% de los chicos que asistieron era la primera vez que iban al cine.

P: El presupuesto para la próxima edición de la Seminci será un poco más reducido. Ya hablaba de buscar patrocinadores. ¿Cómo van a enfocarlo?

R: Efectivamente, el 60 Aniversario ha supuesto un esfuerzo extra, pero lamentablemente, no se hace también en el 61. Pero lo importante es que participe la ciudad, que siempre ha considerado a la Seminci como algo muy propio. Queremos que se vuelque a nivel empresarial. Obviamente las grandes empresas, pero también las medianas y pequeñas que puedan participar. Lo que pretendemos es crear una especie de equipo que busque a esos patrocinadores, y les ofrezca rentabilidad. Que salir con la Seminci vende, que para una marca, suma. Habrá empresas que puedan más, como Renault o Santander, pero por supuesto cualquier pequeña o mediana empresa también tiene las puertas abiertas para colaborar.

P: A lo largo de la Seminci ha estado con Mar Sancho, directora de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León. ¿Cómo va a ser, por su parte, la colaboración entre estas dos instituciones?

R: Yo siempre digo que si hay algo positivo que podamos sacar de la crisis económica, es que obliga a cambiar el modelo de relaciones institucionales. Ese modelo en el que cada uno organiza sus eventos, sus promociones, sus colaboraciones, sus inversiones, al margen de lo que hagan otras instituciones, nos hace gastar muchos recursos que no tenemos. Los recursos son limitados y las necesidades enormes. Esta crisis nos tiene que ayudar a cambiar el modelo de competencia por un modelo de colaboración y cooperación. Donde todos digamos: “nos interesa este evento y vamos a poner todo de nuestra parte”. Huyendo del protagonismo, porque el protagonismo lo tiene que tener el evento, la ciudad. En ese sentido he encontrado en Mar Sancho, y también en la Consejera, dos fantásticas colaboradoras, que hacen posible y fácil lo difícil. Que tendremos problemas, por supuesto. Que tendremos distintos criterios, diferencia de opinión. Pero que eso no nos impida conseguir nuestro objetivo.

P: Con respecto al tema de Pingüinos, desde el Ayuntamiento se ha dicho que se van a buscar alternativas. ¿Nos podría comentar en que línea van estas propuestas?

R: El tema es complicado. Turismoto, que es el club de motos que ha estado organizando el evento los últimos 30 años, es el dueño de la marca Pingüinos. Lo que ocurre es que existen problemas internos, que han llegado a los tribunales. Pero son cuestiones internas que a nosotros no nos corresponde ni valorar, ni juzgar, sólo respetar. Existe una cuestión que ahora mismo dificulta enormemente la celebración de esta concentración tal y como la venimos conociendo. Esa es la principal razón por la que Pingüimos, como tal, no se pueda celebrar. Están en vías de solucionar estas cuestiones, pero no se van a resolver antes de enero. La Junta de Castilla y León autorizó la acampada a tiempo, pero también surge el recurso que plantean ecologistas. Hay demasiada judicialización de esta cuestión, y nosotros no somos jueces, respetamos las decisiones judiciales. ¿Qué es lo que vamos a hacer? No queremos que se pierda esta tradición, se tiene que recuperar. Y yo estoy convencida de que se recuperará cuando se solucionen todos estos problemas. Pero no podemos estar dos años en esa situación. Por eso estamos trabajando en una celebración motera, una fiesta de la moto a la que se puede apuntar todo el que quiera. No queremos perder un evento que nos ha puesto en el mapa europeo, e incluso mundial, de las concentraciones moteras.

Si saldrá bien, eso lo vamos a ver, pero que todo nuestro empeño, toda nuestra capacidad, está ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s