Cataluña a medio hacer

Un mes y medio después de las elecciones catalanas el Parlament aún no se ha formado, se ha iniciado la declaración de independencia y el Tribunal Constitucional ya la ha condenado.

Las elecciones catalanas del pasado 27 de septiembre han dejado un panorama de incertidumbre sobre el cielo político catalán. Ante los que defienden la soberanía nacional y no entienden España sin Cataluña y Cataluña sin España, se cumplieron los peores pronósticos y la opción secesionista se alzó vencedora en los comicios. Junts pel sí, el partido más votado, cuenta con 62 escaños en el parlamento catalán, posee una mayoría pero no la necesaria para poder gobernar los próximos cuatro años. La llave para la independencia la tiene la CUP (Candidatura d’Unitat Popular), un partido antisistema e independentista que puede darle la llave a Artur Mas para gobernar Cataluña. El presidente en funciones es la astilla que ve la CUP en todo esto, su negativa a que Artur Mas vuelva a proclamarse President es la principal razón por la que los de la CUP se niegan a votar a favor de la investidura de este.

Ante este panorama, Junts pel sí, ha aprobado una resolución secesionista que el Tribunal Constitucional ha suspendido de inmediato ante el recurso presentado por el Gobierno de la nación. A esto se unió la advertencia que el Tribunal lanzó a 21 altos cargos: “Se les advierte de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada, apercibiéndoles de las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir”. Decisión insuficiente por parte del Ejecutivo del PP que pretendía que estos mismos cargos fueran advertidos de la posibilidad de quedar suspendidos de sus funciones.

Por otro lado los ciudadanos catalanes siguen mostrándose a favor de la independencia según el último informe del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de Cataluña, realizado durante el mes de octubre a una muestra de 2.000 personas. Este estudio sigue posicionando a Junts pel sí como fuerza más votada; los cambios no son realmente significativos. Así que se observa que ante las decisiones del Tribunal Constitucional, la ciudadanía sigue mostrándose partidaria de la independencia y no solo eso, sino que ahora con una mayor distancia en comparación con el anterior informe.

El estudio del CEO anterior al último publicado advertía que un 50% de los votantes catalanes se oponían a la independencia de Cataluña, mientras que en el último, el 47,8% se niegan a separarse del conjunto de España. Esto se traduce en que de junio a octubre el porcentaje de catalanes que se posicionan en favor de la secesión catalana ha subido 3,8 puntos porcentuales.

Respuestas a la pregunta de si Cataluña debe ser independiente realizada en junio y octubre por el CEO. FUENTE: EL PAÍS

Respuestas a la pregunta de si Cataluña debe ser independiente realizada en junio y octubre por el CEO. FUENTE: EL PAÍS

De este modo tras casi dos meses de las elecciones catalanas Artur Mas continua ocupando su trono de President de la Generalitat y los catalanes siguen sin saber qué va a ser de ellos. Un parlamento a dos velas con mucha oposición, pero sin Gobierno a quien opositar; una nueva república condenada por el resto de España y por la legalidad; y un Gobierno central que únicamente mete cizaña. De nuevo inestabilidad política y sin que cambie la tónica, los ciudadanos los últimos en enterarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s