El Pleno acuerda reducir el salario de Óscar Puente

Crónica/ Isabel Lorenzo Gallego y Brais Marín Fernández. Valladolid.

Casi ocho horas transcurrieron desde que los grupos municipales y la Corporación de Valladolid iniciaron y clausuraron el pleno ordinario que habitualmente se celebra el primer martes de cada mes. Y digo habitualmente, porque en esta ocasión se celebró el segundo martes del mes de noviembre y con una hora de antelación: a las nueve de la mañana. Empujados por la niebla y las bajas temperaturas los políticos y sus carpetas llenas de mociones y argumentos ocuparon el Salón de Plenos del ayuntamiento tan solo nueve minutos después de lo acordado. Unos minutos sin importancia, porque no hacía falta nada más que ver el orden día para percatarse de que había mucha tela por cortar en el consistorio vallisoletano.

Los integrantes de los cinco grupos municipales toman sus asientos minutos antes de comenzar la sesión plenaria. Fotografía: Isabel Lorenzo.

Los integrantes de los cinco grupos municipales toman sus asientos minutos antes de comenzar la sesión plenaria. Fotografía: Isabel Lorenzo.

Efectivamente, así fue. La mecha la encendió un breve debate de actualidad, propuesto por el Grupo Popular, sobre la adhesión al manifiesto de las Cortes de Castilla y León en lo relativo a la cuestión catalana. Sin embargo, el alcalde socialista, Óscar Puente, decidió aplazar este asunto a la próxima sesión plenaria para que todos los grupos municipales adoptarán una posición al respecto. Respuesta que el Grupo Popular catalogó con contundencia. ‘Puente hace oídos sordos a las declaraciones del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en las que critica la resolución de desconexión del Estado español’ aseguró Jesús Enríquez, portavoz del PP.

Pero este no fue el momento en el que la bomba estalló. Dentro de las diez mociones presentadas por los distintos grupos municipales se incluían reivindicaciones a favor de la renovación del reconocimiento de Valladolid como ciudad amiga de la infancia; la exigencia de instar a ADIF a retirar la pasarela peatonal del barrio de la Pilarica; la propuesta de creación de una mesa de seguimiento de las mociones que se aprueben en el Pleno; el debate sobre la elaboración de un nuevo plan de actuación para la erradicación del virus de la Hepatitis C o la petición de creación de un nuevo centro de salud de la Magdalena en defensa de la sanidad pública. Temas controvertidos en un espacio de confrontación de ideales y expectativas, donde los ciudadanos también mostraron su conformidad o disconformidad a través de los aplausos o los abucheos.

Sin embargo, la propuesta que más eco propulsó, una vez transcurridas siete horas de la sesión plenaria, fue la enmienda ‘in voce’ del Partido Popular sobre las retribuciones y asistencias a percibir por los miembros de la Corporación durante el ejercicio 2016. El alcalde, Óscar Puente, tragó saliva y enunció el titular que daba paso al concejal y portavoz del PP, Jesús Enríquez. El Grupo Municipal Popular propuso que el sueldo del primer edil cumpliese el próximo año la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que fija un sueldo máximo de 90.000 euros anuales para los alcaldes de ciudades entre 3000.000 y 500.000 habitantes.

Los miembros de la Corporación Municipal que participaron en el Pleno presidido por el alcalde, Óscar Puente, en el centro. Fotografía: Isabel Lorenzo Gallego

Los miembros de la Corporación Municipal que participaron en el Pleno del pasado martes presidido por el alcalde, Óscar Puente, en el centro. Fotografía: Isabel Lorenzo Gallego

‘Una rebaja del 7,7 % pero aún así superior al de otras grandes ciudades como Zaragoza o Málaga’, recalcó Enríquez. En este preciso momento, la tensión se apoderó de la sala, pues las palabras que se pronunciaban en cada intervención dejaban entrever las intenciones de las formaciones políticas allí presentes. Por su parte, el portavoz del grupo socialista, Pedro Herrero, destacó que ‘el sueldo del alcalde debería mantenerse en la cantidad de 82.900 euros porque él mismo decidió prescindir del complemento por dedicación exclusiva a esta actividad. Además, recuerdo que cobra mucho menos que su antecesor, Francisco Javier León de la Riva, pues éste percibía sobresueldos de otras entidades como Caja Duero y el Banco Europeo de Inversiones’.

Finalmente, llegó el momento de las decisiones y para sorpresa de unos y decepción de otros, el apoyo de los dos concejales de Ciudadanos sumados a los votos a favor del PP, y contando con la abstención de Sí Se Puede, aprobaron dicha reducción salarial para el primer edil, (de 82.900 euros a 76.500 euros) mientras que el resto de los concejales de la Corporación mantendrán la misma retribución que en 2015. La bomba explotó directamente en la mesa de la Corporación dónde Óscar Puente, atónito ante lo acaecido, contó varias veces los votos para constatar que el Pleno aprobaba rebajar únicamente su sueldo. Así se zanjaron ocho horas protagonizadas por el intercambio de flechas envenenadas que acabaron dónde más duele: en el bolsillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s