Charlemos, de tú a tú

CRÓNICA | Ángela Bazaco y Diana Villalobos | VALLADOLID

Con 10 minutos de retraso daba comienzo la asamblea abierta de Valladolid Toma la Palabra en el Centro Cívico Pilarica el pasado 3 de noviembre. Alrededor de 30 personas asistían a esta preparación del pleno municipal, distribuidos por diferentes filas de butacas. Entre los asistentes se encontraban personas de todas las edades, pero la gran mayoría rondaban los 50 años.

En el escenario del salón de actos: una mesa y cuatro asientos; uno por cada uno de los representantes del partido que participaban en la asamblea: Manuel Saravia, María Sánchez, Alberto Bustos y Rosalba Fonteriz.

Asamblea Valladolid Toma la Palabra

A la izquierda, el coordinador comienza el acto. En la mesa, de izquierda a derecha Rosalba Fonteriz, Alberto Bustos y Manuel Saravia,

El acto daba comienzo con tres de los concejales, e inicialmente debido a la ausencia de Sánchez, el coordinador anunciaba que se eliminaría uno de los puntos del día. No fue, sin embargo, una presentación sobria y meramente formal, sino que el coordinador comenzó el encuentro recitando una poesía del autor asturiano Ángel González. Al finalizar justificó que era un poema que le gustaba mucho a Manuel Saravia. “Como ya sabéis, en los actos de Valladolid Toma la Palabra nos gusta comenzar con una poesía”. Mientras tanto Saravia parecía ocupado, muy centrado en el papeleo que tenía delante.

El primer punto tratado es explicado por un quinto interventor que relata el proceso de selección para los puestos que tiene el grupo en el ayuntamiento. “Había mucha calidad” han sido las palabras para explicar su elección; “teníamos que haber hecho una oposición”, se bromeaba. Se llamó a todo el mundo que no había sido preseleccionado, hubo “algún caso molesto” pero quedó satisfecho con la respuesta.

Finalizando el primer punto del día aparece Sánchez, en vaqueros, chaqueta de chándal y luciendo la camiseta de Valladolid Toma la Palabra, quien a toda prisa se sienta en su sitio con la intranquilidad y el jadeo que demuestra preocupación por el retraso. En el mismo momento en que se da paso a los concejales, toman la decisión de dejar de lado la mesa adornada con un centro de flores, tras la proposición de Alberto Bustos de bajar del escenario y hablar de pie al nivel de los asistentes.

Asamblea Valladolid Toma la Palabra

De izquierda a derecha: Rosalba Fonteriz, Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos.

Aprovechando su llegada, dan paso al punto que había propuesto ella y que, inicialmente iba a ser omitido debido a su ausencia, acerca del plan de presupuestos en las diferentes materias en las que trabajan. Sánchez habla de sus propuestas sobre medioambiente. “Están recogidas en 13 puntos” dice, y admite, bromeando: “parece una carta a los reyes”. Los cuatro representantes permanecen de pie, ligeramente apoyados en el escenario, por delante de la primera línea de butacas y justo en frente de los asistentes.

Desde el primer momento, el ambiente que se respira y que los concejales intentan transmitir es de cercanía, tuteando a los asistentes y con intervenciones del moderador para dar paso a preguntas en todo momento. Saravia, vestido formal con chaqueta y camisa, propone que los presupuestos para urbanismo bajen.

Bustos, vestido con chándal, expone las ideas del partido para el departamento de juventud: “solo hay una persona al mando en el ayuntamiento” afirma. En cuanto al departamento de deporte, defiende el de base, el gratuito y el escolar frente al de élite. Sánchez deja de prestar atención a su compañero y coge su móvil para deslizar el dedo por la pantalla.

María Sánchez

María Sánchez mira su teléfono durante la intervención de Alberto Bustos

Saravia insiste en su imagen de cercanía: “vamos a hacer un presupuesto que se entienda.” Y Bustos, ahora más atento, aclara que “que haya mucho dinero en algo no es bueno ni malo, depende en qué se gaste. Puedes hacer tres eventos en el centro pero nada en los barrios…”.

Tras la explicación de los presupuestos que dan los concejales, algunos de los asistentes intervienen para despejar sus dudas: “Y los toros, ¿hay presupuesto para ellos?”, rápidamente aclaran: “no existe actualmente subvención para los toros”. En cuanto al dinero destinado a los deportes de élite, un ciudadano sugiere ajustar deportes que “estaban apartados”, idea de la que toman nota. En medio de las intervenciones, Saravia sale de la sala para contestar a una llamada y Sánchez, mientras Bustos contesta, decide sentarse en las butacas de primera fila, dando la espalda a los asistentes.

Las intervenciones de Rosalba Fonteriz brillan por su ausencia, ya que se muestra callada y evita hablar en todo momento. Su primera intervención se da después de transcurrida ya una hora para apuntar una breve opinión. Justo después se sienta con Sánchez, dejando a Bustos solo ante los asistentes. Después de aproximadamente 5 minutos, Saravia vuelve, ambas se levantan, y se contestan más dudas acerca del centro cívico La Victoria, que está propuesto con un plazo hasta 2017, y el plan de empleo, entre otras.

“La clave es ser pesados, y pesados somos pesados. Se han ido consiguiendo unas cuantas cosas” afirma Saravia refiriéndose a Pingüinos. Sin embargo, no faltan las críticas entre los ciudadanos que han acudido a la asamblea, un ciudadano los recrimina: “os ha pillado el toro pero que no vuelva a pillaros” y añade:  “poneos las pilas”.

Manuel Saravia

Manuel Saravia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s