¡Rompamos la desigualdad!

“Hay que poner fin a la injusticia de culpar a la víctima y colocar toda la responsabilidad encima de quién corresponde; el agresor”.

Gemma Díez
El debate acerca de la violencia de género no tiene fin. Son muchas las mujeres asesinadas, maltratadas, acosadas y controladas por sus parejas o exparejas. Cada año brotan nuevas cifras que ponen en duda la eficacia de las leyes y medidas que el gobierno establece.
En los últimos cuatro años de legislatura del Partido Popular se han reducido los presupuestos destinados a políticas en contra de violencia de género en casi 5 millones de euros, lo cual dificulta la efectividad de la actuación del gobierno en esta materia. La ley integral contra la violencia de género, no ha frenado las agresiones que sufren las mujeres españolas.

Víctima violencia de género. Foto: G. Díez

Víctima violencia de género. Foto: G. Díez

Las cifras
En el 2015 han sido 38 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, pero sólo 7 de ellas habían presentado una denuncia. Las Comunidades Autónomas con el mayor número de víctimas mortales son Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana, seguidas por Galicia.
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) 576 mujeres menores de 18 años fueron víctimas de violencia de género en el 2014. Un 15,4% más que el año anterior figuran en el Registro central del Ministerio de Justicia. La tasa de víctimas en relación con la población total de mujeres, alcanzó su máximo en el tramo de edad de 25 a 29 años (2,9 por cada 1.000 mujeres).
La violencia se traslada de generación en generación, ya que cada vez está más presente entre los jóvenes y adolescentes españoles. Según el último informe sobre la violencia de género, publicado por la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR); en cuatro de cada diez llamadas de orientación especial recibidas por dicha fundación, se identifica al agresor como un adolescente menor de 18 años. Sin embargo, un 51,1% de las víctimas adolescentes de violencia de género, no eran conscientes de estar sufriéndola.

Fuente: INE (Instituto Nacional de Estadística)

Fuente: INE (Instituto Nacional de Estadística)

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad. Gobierno de España

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad. Gobierno de España

¿Cuál es la explicación?
La psicóloga Eva Alfonso, especialista en violencia doméstica considera que no hay un perfil concreto de agresor en estos casos, pero puntualiza que las historias familiares, afectivas y sobre todo la educación recibida desde pequeño, pueden ser factores muy determinantes. “Hay que plantear cambios sociales y educativos, y este es un trabajo entre todos desde todos los ámbitos. Ni la víctima debe ser tratada solamente como víctima, ya que así no mueve nada, ni el agresor debe ser apartado de la sociedad por serlo, es una tarea mucho más compleja.”- añade la psicóloga. En cuanto a la explicación de los datos Eva Alfonso considera que tanto las adolescentes como las mujeres más longevas, son las más vulnerables a sufrir este tipo de violencia.
Bárbara Zorrilla, psicóloga especialista en intervención con mujeres en Psicoterapia Integral, no está de acuerdo con su compañera, “Hay que poner fin a la injusticia de culpar a la víctima y colocar toda la responsabilidad encima de quién corresponde; el agresor. Y una vez más hacemos hincapié en la responsabilidad que tenemos como sociedad de ser conscientes de esta realidad y cuidar lo que decimos en nuestro discurso”

Violencia en Europa
Según el último informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE (FRA) sobre violencia de género, una de cada tres europeas de entre 18 y 74 años de edad, ha sufrido violencia física o sexual desde que tenía 15 años, lo que equivale a 62 millones de mujeres. El 43% de las europeas afirma haber sufrido alguna forma de violencia psicológica por parte de su actual pareja o una anterior. Además, el 18 % de las mujeres asegura que ha sido acosada en su vida adulta a través de correos electrónicos, llamadas o mensajes telefónicos con amenazas. También fueron seguidas por la calle o se publicaron sobre ellas comentarios ofensivos en Internet de forma continuada.
Se considera esencial que la policía, los profesionales de la salud, los empleadores y los especialistas en atención a las víctimas cuenten con la formación y los recursos adecuados para llegar hasta las afectadas. La policía y otros servicios de atención deben estar capacitados para reconocer y entender el impacto del abuso psicológico en las víctimas, con el fin de que se garantice actuar contra toda forma de violencia.

España es uno de los países Europeos con menor porcentaje de mujeres maltratadas y también uno de los países con mayor número de campañas de sensibilización, pero esto no significa que las medidas actuales contra la violencia de género sean suficientes o las más correctas. Un país desarrollado no puede sentarse y asumir con total normalidad las cifras. Está comprobado que no basta con animar a las víctimas a que llamen al 016 presumiendo de ampararlas en todo momento, porque cuando esas 38 mujeres fallecieron estaban solas. Este serio problema ha de ser erradicado por todos, comenzando por una educación que acabe con el sexismo y fomentando la igualdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s