Podemos se desinfla ante las últimas encuestas

El partido político de Pablo Iglesias ve disminuidos los votos en cuestión de meses. La última encuesta del CIS, realizada entre el 1 y el 9 de julio, refleja una caída del 35 por ciento de los votos respecto al sondeo llevado a cabo en el mes de enero, donde obtuvo el 23,9 por ciento. Se trata de un tema relevante, ya que el descenso producido en el número de votantes es continuado y progresivo. Sin embargo, la mayor caída se registra a partir de julio, derivada de la desilusión de Syriza en Grecia. Además, estos datos son preocupantes para el partido porque se encuentran cercanas las elecciones generales del 20 de diciembre. Pablo Iglesias difundía su opinión de llegar al poder en sus  meses de mayor gloria y popularidad, como aclamaba, quería “asaltar el cielo”, pero a día de hoy muchos se preguntan por cómo será su futuro en las elecciones generales, sobre todo tras los cambios que se producen dentro y fuera de Podemos.

El partido se fundó en enero de 2014 con el fin de presentarse, cuatro meses después, a las elecciones europeas, momento en que consiguió cinco escaños –de 54 –con el 7,98 por ciento de los votos. Se convirtió entonces en el cuarto partido más votado de España. Asimismo, este nuevo partido amenazaba con cambiar el mapa político de forma radical.

Según varios sondeos realizados a finales del año 2014 y a principios de 2015, Podemos tenía grandes posibilidades de ganar a sus partidos rivales, el PP y el PSOE. Pero a día de hoy, se sitúa como tercera fuerza política.

El sociólogo José Juan Toharia, director de Metroscopia, asegura que Pablo Iglesias utiliza “un discurso áspero y de clase que no le ayuda a obtener apoyos transversales”. Por otro lado, “los estudios indican que la principal demanda ciudadana pasa a ser un renovado espíritu de concordia”, confirma el sociólogo.

Entre otras causas que provocan la caída de Podemos se encuentra el temor por la crisis griega. Un informe publicado por la consultora financiera Euroasia afirma que el acuerdo de Tsirpas con la Unión Europea “perjudica las perspectivas electorales de Podemos”, pues tras la situación que vivieron los griegos provoca que “los votantes de izquierda con aversión al riesgo busquen alternativas de cambio menos inciertas”. En la misma línea se encuentra su posición ambigua frente al conflicto independentista en Cataluña ya que el partido apoya el derecho de los catalanes a decidir su relación con España, una postura no contemplada en la Constitución y que despierta rechazo en colectivos del país.

Para John Kenneth Galbraith Podemos ha perdido “su inicial simetría”. Asimismo, sostiene que “obtiene sumisión a sus fines extremadamente solo cuando obtiene sumisión dentro; la fuerza y la seguridad de su poder externo dependen de la profundidad y certeza de la sumisión interna”.

Desde junio de este año, el Partido Popular y el Partido Socialista retoman sus posiciones frente a Podemos y Ciudadanos. El último barómetro de Cleste-Tel, elaborado en dicho mes para eldiario.es, el partido de Pablo Iglesias cae 2,3 puntos con respecto al anterior, mientras que la candidatura de Pedro Sánchez sube un 0,4 por ciento. En otra dirección, parece contradictorio que tras realizar esta encuesta, el 2,77 por ciento de las personas que en las pasadas elecciones votaron al PP, ahora darían su voto a Podemos.

Gráfico sobre la estimación del voto en las elecciones generales

El panorama interno contribuye también a aumentar los problemas de Iglesias, pues los primeros alcaldes avalados por su formación no desarrollan de manera correcta el papel que se esperaba de ellos. Entre otros motivos podría estar su negación a la hora de aceptar una alianza de izquierda como la que integró su partido en las elecciones municipales, un momento en que la Unidad Popular se hizo con los gobiernos de ciudades como Madrid o Barcelona. Tras cerrar la puerta a otras opciones de competir en las elecciones presidenciales se creó Ahora en Común, una plataforma dispuesta a arrebatarles el voto en la medida de lo posible. En general, Pablo Iglesias se ha sumido en un cúmulo de circunstancias negativas que han provocado la disminución en el número de votantes, pero el resultado final se verá en las elecciones generales. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s