Victoria Hernando (StopDesahucios): “Los ciudadanos se vuelcan en el tema de los desahucios”

Victoria Hernando ejerce como abogada en la plataforma Stop Desahucios de Valladolid, en la que cada miembro de la organización ofrece sus conocimientos y colaboración de manera desinteresada, con un objetivo claro: que ningún ciudadano vea vulnerado su derecho a una vivien.

Pregunta. ¿Cuándo se creó la organización y por qué?

Respuesta. El Grupo de Desahucios del 15M se creó en septiembre de hace dos años a raíz del Movimiento 15M. Primero se creó éste y después del verano se vio que la ciudadanía tenía un problema con las hipotecas y con la vivienda y se decidió llevar a cabo la creación de este nuevo grupo.

P. ¿Es una organización independiente u os coordináis entre todas las existentes en el país?

R. Cada ciudad tiene o grupos de desahucios surgidos a raíz del Movimiento 15M o Plataformas de Afectados por la Hipoteca. No es que haya diferencia entre nosotros sino que surgimos de diferentes maneras. Los grupos de desahucios no tenemos una directa relación entre nosotros pero nos reunimos periódicamente para mantenernos informados. Sí es verdad que de vez en cuando hacemos acciones conjuntas, como peticiones a la Junta de Castilla y León.

P. ¿Cuáles son los métodos de organización interna?

R. Nos organizamos del siguiente modo: de 7 a 8 realizamos un asesoramiento de cara  las familias que tienen problemas con la hipoteca y les buscamos una solución. A raíz de eso las abogadas comienzan a trabajar, contactan con el banco y con el juzgado para llevar a cabo las negociaciones. A partir de las 8 de la tarde comienza la Asamblea en la que se exponen los casos y todos los miembros deciden qué se puede hacer, por ejemplo, algún tipo de movilización, acudir a la Junta, etc. La Asamblea es nuestro sistema organizativo, donde se decide todo.

P. ¿Qué métodos de financiación utilizáis?

R. El principal método de financiación de la Asamblea es la autogestión. Lo llevamos a cabo por medio de la venta de camisetas, chapas y también donaciones. También es cierto que últimamente recibimos donaciones como recaudaciones de conciertos, como por ejemplo el de MataRock. No recibimos ninguna subvención pública, pero tampoco la queremos. En definitiva, nos mantenemos gracias a lo que vendemos y a la solidaridad de la gente.

P. ¿Tenéis algún tipo de estrategia de comunicación?

R. Lo que ocurre muchas veces en el grupo es que tenemos que convocar de un día para otro. Por ejemplo, nos llega la información de un desahucio para mañana, convocamos prioritariamente a los medios de comunicación, los cuales responden muy bien, pero también es muy importante actualizar todas nuestras redes sociales Twitter, Facebook…  Aunque también realizamos pegadas de carteles cuando tenemos tiempo.

P. ¿Son las redes sociales importantes para la organización?

R. Hombre, las redes sociales te dan un apoyo importante porque tú comunicas una cosa y la gente lo lee inmediatamente pero también es cierto que cuando no existían también se han podido convocar. Es muy importante y se debe utilizar esa arma pero tampoco es el único.

P. ¿Cuál es el método de actuación en el caso de los desahucios?

R. El principal requisito es que la casa que te van a desahuciar sea única vivienda habitual, es decir, si tienes dos viviendas no consideramos que tengas que perder la casa pero el trabajo que realizamos es voluntario y le damos más importancia a este tipo de casos. A partir de ahí, siempre se puede hacer algo, da igual en el momento en el que esté. Unas veces será la dación en pago, entregar la vivienda, otras será renegociar la cuota hipotecaria, conseguir un alquiler para que no te quedes en la calle, pero si entra en el filtro siempre se puede hacer algo, en ningún caso se dice que no.

P. ¿Existe algún país ahora mismo que esté actuando adecuadamente en este tema?

R. No creo que todos los países lo estén pasando tan mal como aquí. El problema en España no es solo la crisis sino el de la vivienda. Aquí se especuló mucho con ella y la burbuja inmobiliaria se veía venir. En países liberales como EEUU, por ejemplo, si existe la dación en pago, que es entregar la vivienda y quedarte sin la deuda. Esto está recogido en todas las legislaciones europeas liberales y en EEUU pero aquí no, pierdes la vivienda y te quedas con la deuda de por vida. Lo que estamos pidiendo no es nada progresista ni siquiera, sino que queremos únicamente adaptar la legislación a Europa, nada más.

P. Entonces, ¿la única solución es la dación en pega o queda mucho más por hacer?

R. No, queda mucho más por hacer. Aquí hay un problema de vivienda, no existe un problema de desahucios o impagos puntuales. No se ha llevado una política adecuada de vivienda y es a lo que el grupo le da importancia a la hora de comunicar, que es un problema general que vive toda la sociedad y que queda mucho por hacer, cosas legislativas como la dación en pago o, en tiempos de crisis como ahora, que el Estado también rescate a las familias, pues no son culpables de la crisis y nadie las ayuda. Lo que pedimos son ayudas sociales para toda esta gente que acude a nosotros y está en paro y no tiene nada. Las soluciones son múltiples y hay que tocar todos los palos. No darles tanta libertad a los bancos para hacer lo que quieran, la necesidad de cambiar la legislación, obligar a los poderes públicos a que actúen y por supuesto este servicio que hace la ciudadanía sin ningún tipo de recurso es muchísimo más que lo que consigue ninguna institución pública. Lo que valoramos positivamente es este empoderamiento de la sociedad, que ha podido demostrar la realidad de la situación y la fuerza de estos grupos.

P. ¿Os podríais considerar como una especie de amenaza o presión para los bancos?

R. Nosotros consideramos que son ellos los que nos amenazan y los violentos cuando desahucian. Nosotros nunca somos violentos, solo queremos hacer ver que existe una desigualdad, que el banco está por encima de cualquier persona y familia, que no se les escucha. Intentamos elevar la posición de los ciudadanos hasta que esté igualada a la del banco. Esto lo hacemos por medio de la presión social y la opinión pública que es lo único que les duele a los bancos.

P. ¿La gente suele responder bien? ¿Colabora?

R. Si. Consideramos que el tema de los desahucios es uno de los más aceptados socialmente en los que la ciudadanía se vuelca más y más protagonismo han tenido en los últimos años en las calles. No nos quejamos de los apoyos.

P. En cuanto al tratamiento de los desahucios en los medios de comunicación, ¿creéis que es el adecuado?

R. A nosotros nos parece bien que nos saquen en los medios porque si que hacen un daño al banco informando de ello pero son muy sensacionalistas. Parece que compiten a desgracias. Nos parece muy bien que el tema se visualice pero si que es cierto que lo hacen desde un ámbito muy sensacionalista. También es verdad que muchas veces nos hemos encontrado con  noticias mal recogidas.

P. Entonces ¿creéis que tenéis la voz suficiente en los medios?

R. Si, no nos quejamos. Pero también hay otros movimientos como el de la educación o la sanidad que al no ser tan sensacionalistas no se les hace tanto caso, lo que nos parece un poco injusto por nuestro compañeros que están en otras luchas.

P. Llegando a límites como el suicidio, ¿hasta dónde creéis que será necesario llegar para poner fin al problema?

R. El limite lo hemos pasado hace tiempo, desde que empezaros a sucederse estos suicidios. Y como nosotros decimos, no son suicidios son asesinatos. A estas familias se las presiona hasta que no les queda otra opción que hacer esto. La gente lo pasa muy mal cuando ve que se van a quedar en la calle con familia y no tienen dónde ir porque no hay ningún tipo de ayuda. Luego van al banco y allí reciben un trato pésimo, solo se les dicen que paguen o que se vayan, entonces les avocan a una situación de depresión a la que se le suma el paro, los hijos, la elección entre calefacción o el pago de la vivienda… Es normal que la gente tome esas decisiones. Sin duda alguna no merece la pena una vida por una hipoteca. Y sin duda alguna eso es lo que más indigna.

P. ¿Tienen los movimientos sociales tanta importancia como en sus inicios o creéis que han ido perdiendo fuerza con el paso del tiempo?

R. Yo considero que el 15M fue un punto de inflexión y sí que fue un punto muy importante porque se sumó mucha gente a estos movimientos. No quiere decir que antes no existieran sino que cogieron fuerza a partir de ese momento. Aquí en Valladolid continúan las reuniones, Asambleas, etc. pero que no tengan la misma fuerza de antes no significa que hayan extinguido o agotado, sino que se han reconducido. De este movimiento han salido mareas muy importantes como son las de sanidad o educación, lo que demuestra que se ha reconducido y no ha desaparecido.

P.¿Se nota la diferencia de ciudades con respecto a la acogida por parte de los ciudadanos y políticos de este movimiento? ¿Cómo se vive en Valladolid?       

R. Aquí en Valladolid yo considero que el grupo de desahucios sí que tiene peso socialmente, pero al igual que otros movimientos. Cada x semanas salimos en algún medio de comunicación local o nacional, así que eso quiere decir que se nos tiene en cuenta y que la ciudadanía sabe quiénes somos y lo que hacemos.

P. Y ya para terminar, ¿cuáles son los planes y objetivos de la organización a corto y largo plazo?

R. Acordamos en mayo de este año una serie de puntos programáticos, que son los siguientes.

  1. Por una política que combata la especulación en torno a este derecho para que no vuelva a ser un negocio millonario de unos pocos y la esclavitud para la mayoría de las familias.Garantizar que ninguna persona se quede en situación de desamparo habitacional en la calle, mientras millones de viviendas permanecen vacías.
  2. Control y transparencia respecto al dinero público recibido por la Banca en los últimos años. No más dinero público a la Banca Privada que ejecuta Hipotecas. Que la banca que ha recibido dinero público no pueda promover ejecuciones hipotecarias.
  3. Depuración y exigencia de responsabilidades a todos los causantes y cómplices de la estafa inmobiliaria.
  4. La deuda Hipotecaria de particulares para compra de vivienda se infló artificialmente con el aumento desenfrenado del precio de las mismas. Por ello es necesario una quita en el importe de esa deuda en la misma medida en que se ha reducido el valor de la vivienda en los últimos años.
  5. Nulidad de todas las Hipotecas en las que  el consentimiento por parte de los ciudadanos haya estado viciado por no conocer ni comprender realmente muchas de las cláusulas  firmadas.
  6. Nulidad automática de todas las cláusulas abusivas de las Hipotecas: Vencimiento anticipado, intereses ordinarios y moratorios, cláusulas suelo, sistema francés para el cálculo del interés variable, obligatoriedad de otros productos, comisiones, gastos y penalizaciones abusivas.
  7. Moratoria sin intereses durante tres años para quien lo solicite por insolvencia sobrevenida. Se paralizarán durante tres años las ejecuciones hipotecarias ya iniciadas si así lo pide el deudor.
  8. Dación en pago a petición del deudor, aunque no se haya pactado en la escritura de Hipoteca. Que a partir de ahora la dación en pago sea una cláusula obligatoria de las Hipotecas, si así lo quiere el deudor. Condonación del remanente de la deuda para las viviendas ya subastadas.
  9. Eliminación del Procedimiento Sumario de ejecución hipotecaria que produce indefensión, y en todo caso eliminación del procedimiento extrajudicial.
  10. Ninguna sanción administrativa ni penal por luchar contra los desahucios y el derecho a la vivienda. Solidaridad con todos los represaliados por este motivo.

P. Finalmente, ¿te gustaría añadir algo más?

R. Nosotros queremos transmitir que sí se puede. Aunque los bancos humillen a las familias cuando acuden a ellos individualmente, si vamos muchos juntos y continuamos en la lucha conseguiremos muchas cosas. Muchísimas cosas que parecía que nunca podríamos lograr las hemos conseguido. Seguiremos con el “si se puede”, sabemos que vamos a vencer porque tenemos la razón y es lo único necesario, siempre nos han dado igual las presiones que hemos recibido. Además es muy importante el empoderamiento de la sociedad civil, del que hablaba anteriormente, frente a instituciones con un gran poder. Todo lo que hemos logrado es el resultado de la unión y la convicción de que podemos conseguirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s