Ana Redondo (PSOE Cortes CyL): “Superaremos la bicefalia del partido de la mejor manera posible”

entrevista Ana Redondo, viceportavoz del grupo socialista en las Cortes de Castilla y León y vicesecretaria general del partido en la comunidad era profesora en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid hasta que dio el salto a la política. Procuradora en las Cortes desde 2007, Redondo tiene en su despacho, dentro edificio del parlamento regional, unas vistas inigualables: el auditorio Miguel Delibes se erige sobre el parque que rodea el edificio. La tranquilidad paisajística de este ventanal de más de dos metros de alto choca con el desorden de su mesa llena de papeles. En la pared, Rendondo tiene un corcho que recoge diferentes recortes de periódicos y fotos entre los que destaca una imagen de la cara del actual ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto al personaje de la serie de dibujos animados Los Simpsons, el señor Burns.

P. Hace un par de meses el grupo socialista presentó una enmienda para crear un sistema de becas autonómicas para los estudiantes. ¿Pretende su partido compartir competencias en el tema de las ayudas entre Castilla y León y el Gobierno Central o solo se debió a un intento de minimizar los recortes para los estudiantes de esta comunidad?

R. Los recortes en materia educativa en los últimos tres ejercicios rondan los seiscientos millones de euros solamente en los presupuestos de Castilla y León. Y sin becas, no hay igualdad de oportunidades. Sin becas, muchos estudiantes no van a poder acceder a la educación universitaria. Nuestras posibilidades de influir son a través de iniciativas. Y es lo que hemos querido hacer con las becas: convertirlo en un derecho.

P. Pero, ¿quiere el grupo socialista compartir competencias en Educación entre el Estado y las Comunidades Autónomas?

R. Esa idea de una competencia para solo una administración es imposible porque en la mayoría de las materias hay cooperación entre administraciones. Igual que hay becas estatales, tiene que haber becas autonómicas. Yo estuve de Erasmus y recuerdo perfectamente que la diferencia que había entre un estudiante catalán y uno castellano y leonés eran 400€. Creo que las administraciones tienen que garantizar los derechos que reconocen los estatutos de autonomía a sus ciudadanos y en ese sentido también es competencia de la administración económica cooperar para que sus estudiantes tengan el máximo nivel de educación posible. Si eso significa becas autonómicas, por supuesto que nosotros estamos a favor.

P. ¿Puede comparar la situación actual de las universidades públicas con la que se vivía hace 25 años?

R. A mí lo que me duele es que las universidades privadas compiten con las universidades públicas en recursos públicos y eso puede debilitar a las universidades públicas de la región. Por otra parte, creo que se ha dado una evolución positiva durante los últimos 25 años, frenada lamentablemente por esta crisis y por la decisión de los gobiernos del PP de recortar en Educación. No se puede recortar un euro más. Hay un número muy importante de profesores que se han ido a la calle y ya no son recuperables. Son profesores asociados que incorporaban a la Universidad la experiencia externa. 600 profesores de estos han tenido que dejar sus puestos de trabajo  en los dos últimos años y eso debilita y empobrece a la Universidad. Los recortes nos han devuelto a niveles de hace 20 años y yo sinceramente creo que, o nos lo tomamos en serio, o vamos a tener un problema de competitividad y un problema económico

P. El pacto entre PP y PSOE fraguó, posiblemente, la Ley más importante de la legislatura, la de Ordenación del Territorio. Ustedes dicen que esa Ley minimiza las diputaciones y fortalece el municipalismo. Sin embargo, el grupo mixto presentó una enmienda a la totalidad en la que afirmaban que esta reforma porque reforzaba las diputaciones frente a los ayuntamientos ¿Cómo entiende esta posición de IU y UPL?

R. No sé cómo explicarlo bien. Izquierda Unida y el Unión del Pueblo Leonés no comprendieron, o no estuvieron muy de acuerdo, con que el pacto se fraguara entre el PP y el PSOE. Esa exclusión de toda negociación y de todo proceso de acuerdo les llevó a defender una postura numantina. Por ello buscaron aquellos elementos que habían conectado con la sociedad y parece que lo de las diputaciones era algo que tenía buen encaje en la ciudadanía. Pero no se corresponde con el texto de la Ley. Además, creo que, en muchas ocasiones, no fueron conscientes de que el texto no estaba en absoluto ampliando las competencias de las diputaciones ni eliminando las comarcas. Lo que se pretende es una “comarcalización” de la comunidad.

montoro2

P. Rubalcaba abogó en las pasadas elecciones generales por la eliminación de las diputaciones, ¿puede existir una comunidad tan amplia como Castilla y León sin la intermediación de las mismas?

R. Las diputaciones están en la Constitución Española y por lo tanto una reforma lleva a cabo un proceso de agravado que no es sencillo y que implica el acuerdo de los dos grandes partidos a nivel nacional. Es verdad que la diputación es una administración intermediaria: que capta recursos y traslada recursos. En un momento en el que se está planteando la agilización y la revisión de la estructura administrativa parece conveniente que determinadas instituciones se empequeñezcan. En Castilla y León lo que se ha producido durante los últimos años es la cooperación entre administraciones. Es decir, donde no llega la comunidad autónoma llega el ayuntamiento. Donde el municipio necesita colaboración, llega la diputación. Hay muchas cuestiones donde la colaboración funciona.

P. Entonces lo que dijo Rubalcaba de eliminar diputaciones se entiende como un farol, ya que parece irrealizable…

R. Bien, uno puede promover y proponer, pero hay que ser realistas. Quitar las diputaciones tiene un problema principal, y es que, aunque se quisiera, se necesita una reforma constitucional por el método agravado. Por tanto esa reforma, ahora mismo, es impensable sin el apoyo del Partido Popular, que está apostando precisamente por reforzar las diputaciones. Es cierto que uno puede imaginar intuitivamente una comunidad sin diputaciones, puede que reforzando a los ayuntamientos, no lo sé. Creo que las soluciones drásticas no son buenas, y menos hablando de instituciones con una tradición de siglos. Opino que es mucho más interesante ir viendo las posibilidades de limitar sus competencias, precisamente para reforzar a los municipios.

P. ¿Hay un exceso de bicefalia en el PSOE de Castilla y León? ¿Puede dividir al partido que haya dos pesos pesados como Julio Villarrubia y Óscar López?

R. Yo espero y deseo que no lo debilite, sino que lo refuerce. Pero sí es verdad que, como dice el refrán que “casa con dos puertas, mala es de guardar”. Es cierto que un partido con dos líderes dificulta la toma de decisiones y la convivencia. Creo que, teniendo claro el objetivo, todo el partido debe ponerse a trabajar en la misma dirección, y eso es así, da igual que se tengan dos líderes o cuatro. Si se tiene claro el proyecto, todos vamos a trabajar en esa línea y por ese objetivo. Pero es verdad que no siempre se coincide en la estrategia o se tienen discrepancias a la hora de establecer calendarios o pensar cómo abordar alguna cuestión. Con todo, la convivencia es razonable. Sería bueno que se trabajara con mayor coincidencia de criterio, pero es lo que nos toca vivir y creo que superaremos esta bicefalia de la mejor manera posible. Yo, personalmente, estoy en el proyecto socialista, quiero llevarlo al mayor número de personas, que confíen en nosotros y nos den su voto.

¿Qué piensa Ana Redondo de…

Julio Villarrubia. Tenaz, líder de una generación que ha sufrido pero que ya está superada.

Juan Vicente Herrera. Buena persona pero mal presidente de comunidad.

Óscar López. Líder inteligente con una autoridad que sale de su capacidad de trabajo y el conocimiento de la gente y las necesidades.

León de la Riva . Un viejo alcalde.

Felipe González. La referencia del Partido Socialista

Alfredo Pérez Rubalcaba. Como dijo Felipe: “la mejor cabeza del partido”. Ha hecho cosas que nadie hubiera hecho mejor que él en un momento complicado.

José Luis Rodríguez Zapatero. El incomprendido. El tiempo lo pondrá en su sitio, porque se merece un lugar mucho mejor en la historia de España.

Carme Chacón. Líder y mujer valiente, que dio un paso muy importante, pero que ha decidido pasar a un segundo plano.

José María Aznar. La historia ya le ha puesto en su lugar, porque tomó decisiones mayoritariamente contrarias a la voluntad popular, como la incorporación a la Guerra de Irak simplemente porque tenía un amigo americano.

Juan Manuel Sánchez Gordillo. Un cargo público debe ser responsable con esa posición. Un alcalde debe responder como alcalde.

Juan Carlos I. Si los ciudadanos españoles son monárquicos es gracias a él en gran medida.

Iñaki Urdangarín. La persona que más ha hecho por la República en los últimos 100 años.

Principe Felipe. La evolución hacia una monarquía u otra forma de Estado dependerá en buena medida de sus capacidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s