La Junta aprueba un decreto para regular el turismo rural en Castilla y León

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado un decreto regulador de los alojamientos de turismo rural de la comunidad. Esta nueva legislación va a permitir, según la ejecutiva autonómica, adaptar el marco normativo en cuanto a la ordenación de alojamientos de turismo rural a la Ley de Turismo de Castilla y León de 2010, que introduce a la vez a esta comunidad a la Directiva 2006 del Parlamento Europeo así como también al Consejo 2006, que regula los servicios en el mercado interior.

Con esta medida pionera en España, se adaptarán todas estas regulaciones estatales e interestatales del sector turístico a la realidad de la Comunidad de Castilla y León. Este decreto conseguirá garantizar la protección adecuada de los turistas así como de los propios recursos dedicados a ese sector, haciendo que estos tomen un impulso hacia la modernización y la mejora de sus infraestructuras.

La Consejería de Cultura y Turismo considera que tras el plazo de un año que han dado a estos establecimientos para su adaptación, el sector será mucho más eficaz. La catalogación de estos en tres figuras diferentes: Casa rural, Hotel rural y Posada; dependiendo de las plazas de alojamiento que ofrezca y a su vez clasificar en cinco niveles diferentes estos establecimientos, dependiendo de los servicios e instalaciones que se identificarán a través de estrellas verdes, con una escala de una a cinco.

GRAFICO ESTRABLECIMIENTOS RURALES

En cuanto al régimen de explotación de estos establecimientos pasará a ser únicamente de alquiler completo. Se excluyen de este régimen solo los alquileres de habitaciones independientes. Esto tiene la finalidad de que a partir de la entrada en vigor de la ley, no se puedan abrir nuevas infraestructuras que contemplen el régimen compartido.

El turismo rural toca suelo en Castilla y León

cyl

Las pernoctaciones del turismo rural en Castilla y León se han desplomado un 21,66% en octubre del presente año, según informaba ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las estancias vacacionales en la comunidad han acumulado en este presente año 2013 –hasta el mes de octubre- un descenso total del 16% respecto a campañas anteriores.

A pesar de estos datos negativos, la encuesta elaborada por el INE señaló que Castilla y León seguía siendo el destino preferido en lo que a turismo rural se refiere. Este tipo de turismo supone para la comunidad una importante industria, puesto que, según las estadísticas, emplea a 4902 castellanos y leoneses.

Según la misma encuesta, Burgos fue la provincia que más viajeros registró, con un total de 108.697 turistas. Las provincias de Salamanca y León fueron la segunda y tercera respectivamente, ambas con un registro superior a los 80.000 visitantes. Sin embargo, estos datos contrastan con los de pernoctación, en los que Salamanca se sitúa a la cabeza con 175.474 estancias, seguida por Burgos y León, respectivamente.

provincias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s