En Francia se debate sobre la prostitución ¿qué pasa en España?

Se titula El manifiesto de los 343 cabrones  y lleva por subtítulo No toques a mi puta, está firmado por intelectuales y artistas franceses que se oponen a un proyecto de ley que la Asamblea del país revisará este mes y que pretende penalizar con multas de hasta 3.000 euros a clientes de prostitutas. Los firmantes dan por supuesto que las mujeres que ejercen la prostitución lo hacen libremente pero la realidad es bien diferente. Informes de la ONU aseguran que tanto Francia como España son dos destinos apreciados por las redes mafiosas de explotación sexual.Hace unos días se conoció el caso del suicidio de Adriana en Cataluña, una rumana de 24 años obligada por su marido a ejercer la prostitución desde los 16. La mujer era una de las víctimas de una red que explotaba sexualmente desde 2002 a unas 200 mujeres. Cada año la policía española libera a unas 3.000 prostitutas que son obligadas por redes mafiosas a ejercer esta práctica, la mayoría procede de África y Europa del Este, pero los agentes consideran esta cifra mínima respecto al número total de mujeres que ejercen la prostitución.

La explotación sexual es una de las grandes lacras de España y es que nuestro país es el segundo de la Unión Europea con más víctimas, solo por detrás de Italia. Según un informe de Eurostat, hecho público en abril de este año, los casos crecieron un 18% entre 2008 y 2010. En cuanto a la legislación española, la diferencia de leyes de unos lugares a otros pone de manifiesto las enormes contradicciones que genera el debate. Hasta ahora, se ha optado por perseguirla a través de ordenanzas municipales de convivencia que suelen sancionar a clientes y meretrices en la calle.

En nuestro país el proxenetismo es un delito según el Código Penal pero la prostitución se encuentra en un limbo de alegalidad. En 2008 el Congreso rechazó una regulación al considerar que era complicado distinguir el tráfico de personas y la prostitución. Ambas cosas “son fenómenos ligados y relacionados que no pueden separarse”, aseguraba en su informe la comisión parlamentaria pertinente.

Adriana, la joven prostituta que acabó optando por el suicidio, había sido multada en cinco ocasiones por los Mossos d´Esquadra. Desde el verano de 2012, en Cataluña los agentes sancionan a las mujeres que venden su cuerpo en los arcenes de carreteras catalanas y estatales. La normativa, consecuencia de una modificación de la ley de Carreteras, incluye un apartado que tipifica como falta grave ofrecer servicios sexuales. A pesar de las cinco multas, la administración centrada en denunciar a las prostitutas sin preocuparse por la situación personal que hay detrás de cada historia no logró sacarla de la explotación sexual a la que estaba sometida.

Respecto a este asunto, la postura de Pedro Brufao, autor del libro Las miserias del sexo (2011, Editorial Catarata/Fundación Alternativas) es clara: “La ley de carreteras de Cataluña es un subterfugio para apartar de nuestra mirada las visiones más desagradables de la prostitución.”

En España el debate se centra en tres posturas fundamentales: regularla como una actividad laboral más con la intención de que aumente el control y la protección de quienes ejercen este trabajo; mantener la situación actual de alegalidad por la que se ven cientos de burdeles por las carreteras nacionales y apostar por la persecución de las mafias; y simplemente prohibirla.

Rocío Nieto, presidenta de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP), insiste en que solo hay una solución viable a esta situación: “Prevenir el tráfico de personas en los países de origen, proteger a las víctimas y trabajar por su recuperación. Hay protocolos y planes integrales firmados que explican cómo debe hacerse. Tienen que cumplirse”. Esta asociación lleva tiempo ayudando a estas personas y ha sido amenazada en múltiples ocasiones por las tramas de extorsión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s