Becas Erasmus, el mayor proyecto europeo de cooperación cultural

Esta semana el ministro de Educación, Jose Ignacio Wert, consiguió extender su mala fama fuera de las fronteras de nuestro país. Los estudiantes Erasmus repartidos por toda la Unión Europea recogían con indignación la medida aprobada por el Ministerio de Educación por la cual sólo los beneficiarios de la beca general del Ministerio de Educación podrían acceder a la beca Erasmus.El programa de estudios Erasmus, acrónimo de las siglas European Region Action Scheme for the Mobility of University Students,  o en español, Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios, ofrece la posibilidad a los estudiantes europeos de cursar sus estudios durante un año o cuatrimestre académico, en una universidad del extranjero. En el plan están adscritos todos los países de la Unión Europea, así como los tres países del Espacio Económico Europeo, Islandia, Liechtenstein y Noruega. También se incluyen en este programa Suiza y Turquía. El programa es considerado como una línea de actuación fundamental de la Unión Europea, a través de la cual, se extiende entre la población más joven el sentimiento de identidad europeo, que luego se proyectará en el ámbito económico, empresarial y social. Tal es la importancia de las becas Erasmus que en 2004 fueron galardonadas con el Premio Principe de Asturias de Cooperación Internacional.

Para acceder a esta beca hay que cumplir una serie de requisitos académicos. En primer lugar estar cursando formación universitaria y haber superado el primer curso académico (60 créditos ects). Cada Universidad y carrera universitaria oferta una serie de plazas en diferentes destinos que los alumnos demandan. La selección se hace atendiendo a criterios académicos y de destreza con el idioma del país de destino; aunque en la actualidad para los estudiantes españoles solo se exige en universidades de habla inglesa, francesa o alemana ya que se supone el conocimiento de italiano o portugués y los idiomas minoritarios no son exigibles. También es posible la recepción de una movilidad Erasmus sin derecho a beca, son los llamados freemovers o estudiantes con movilidad libre.

La beca Erasmus se desglosa en cuatro partes fundamentales. La primera, la aporta la Unión Europea y es igual para todos los estudiantes Erasmus de la Unión Europea y asciende a unos 110€ al mes. En segundo lugar, el Ministerio de Educación de España, aporta una cuantía, normalmente superior a la de la Unión Europea, a todos los Erasmus españoles, aunque esta cuantía dependerá de si son beneficiarios de la beca general del Ministerio de Educación. En tercer lugar, las Comunidades Autonómicas venían aportando una cantidad que variaba enormemente (desde los 600€ de Andalucía a los apenas 100€ de Castilla y León), aunque con los recortes autonómicos, esta cantidad se ha visto muy reducida e incluso eliminada. En último lugar ciertas universidades aportan una pequeña ayuda, en el caso de la UVa una “ayuda de viaje” que depende de la lejanía de la universidad de destino y que ronda los 200€.

Este lunes, el ministro Wert anunciaba, mediante una orden ministerial, un nuevo requisito para recibir la beca Erasmus: haber sido beneficiario de la beca general del Ministerio de Educación en el curso anterior. Un mes y medio después de haber iniciado el curso académico miles de estudiantes podrían quedarse sin posibilidades de financiar su estancia en el extranjero. Wert justificaba este recorte por la necesidad de otros estudiantes más necesitados de recibir este importe y por los recortes que en Educación se han efectuado y, especialmente, en las becas Erasmus (de los 62,7 millones de 2011 a los actuales 16 millones de euros). La respuesta popular no se hizo esperar y miles de estudiantes, disfrutasen de la beca o no, comenzaron una campaña de presión, especialmente en las redes sociales. Al ministro de Educación no le que quedó más remedio que rectificar y dejar sin validez su propia orden ministerial.

¿Podría ser este el inicio del fin de las becas Erasmus? Sin duda, la situación económica está obligando a hacer recortes y con mayor contundencia en aquellos sectores “más prescindibles”. Si las becas Erasmus comienzan a ser consideradas como un mero año sabático en el extranjero y no como el mayor programa de cooperación cultural de la historia de la humanidad, abocará a este país a una situación de aislacionismo más propio de los años de los años 50.

La LOMCE restaurará las subvenciones a los colegios que segregan por sexo

El Partido Popular ha admitido a trámite una enmienda propuesta por Unión del Pueblo Navarro (UPN) para mantener las ayudas de dinero público a centros educativos que separan a sus alumnos según su sexo, después de que varias sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en comunidades como Andalucía o Galicia hayan aprobado la retirada de dichas subvenciones por considerar que este modelo de educación induce a la discriminación.

La Junta de Andalucía, bajo el mandato socialista, este curso ha denegado el apoyo económico a doce centros en los que la enseñanza se imparte separando a los alumnos por sexo, amparándose en distintos veredictos del TSJ que les ha dado la razón en los últimos años. En los últimos días portavoces de la Junta han expresado su disconformidad respecto a que dichas sentencias puedan quedar anuladas con la entrada en vigor de la Ley Wert.

En la actualidad, existen 54 centros en España que mantienen este tipo de educación. Aragón, Asturias, Castilla La Mancha, Extremadura y Canarias son las únicas que no poseen centros con enseñanza diferenciada. Hasta ahora solamente Andalucía y Galicia habían retirado estas ayudas y serían las que se verían afectadas en caso de que el artículo 84.3 de la LOMCE no sea modificado. En él se indica que la elección de la educación diferenciada por sexos, en ningún caso, podrá implicar un trato menos favorable ni una desventaja a la hora de suscribir conciertos. Otras comunidades como Castilla y León, Madrid, País Vasco, Murcia o La Rioja no se han pronunciado al respecto.

Las ayudas se solicitan cada cuatro años, por tanto hasta 2017 los colegios que este año no han recibido subvención no podrían volver a presentar su petición, pero con esta enmienda no queda claro si esta cuestión será así o una vez entrada en vigor la nueva ley cambiará. Por su parte, el consejero andaluz de Educación, Luciano Alonso, ha admitido que no concederá el concierto a aquellos colegios o institutos que segreguen porque vulneran el principio de igualdad que recoge la Constitución.

Número de centros de educación diferenciada que reciben subvención

CATALUÑA

16

MADRID

11

C. VALENCIANA

7

PAÍS VASCO

5

GALICIA

5

CASTILLA Y LEÓN

3

NAVARRA

3

MURCIA

2            

CANTABRIA

1

LA RIOJA

1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s