Cifras dispares en torno al paro por la Educación

El 83% de asistencia cifrada por los sindicatos choca con el 20,76% calculado por el Gobierno, que anima a abrir un diálogo “real y abierto” sobre la Educación.

En un comunicado de prensa conjunto, los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO), Unión General de Trabajadores (UGT) y Confederación Sindical de trabajadoras y trabajadores de la enseñanza (STES-i), calificaron como “exitosa” la huelga general de educación, celebrada en el día de ayer en toda España. Poco tiempo antes, la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, había tildado de “fracaso” la movilización, al tiempo que invitaba a los sindicatos a abrir un diálogo “real y abierto” con el Ministerio.

El éxito y el fracaso, dos conceptos subjetivos pero completamente contrapuestos, han venido acompañados por cifras igualmente confrontadas. De esta manera, mientras que las organizaciones sindicales  calculan que un 83% de los trabajadores de la enseñanza pública no universitaria  secundó el paro, junto a un 35% en la enseñanza privada o concertada y un 91% en universidades, el gobierno redujo este seguimiento a apenas un 20%.

El Sindicato de Estudiantes (SE), por su parte, determinó que el apoyo a la movilización por parte del alumnado había sido superior al 90%. “Está claro que hoy hemos parado la educación”, aseguró por su parte José Luis Pazos, portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa).

Los motivos que alegan los convocantes de esta última huelga se remiten principalmente a los cambios que trae consigo la nueva ley orgánica para la Educación, la Lomce, ya conocida popularmente como ‘Ley Wert’. “La actividad académica y universitaria de nuestro país se ha paralizado en este día ante los reiterados ataques al sistema educativo por parte del Ministerio” han explicado los sindicatos.

La respuesta del ministro de Educación, José Ignacio Wert, no se hizo esperar, y en la mañana de ayer fue tajante, rechazando las protestas ya que, en su opinión, “no se han planteado argumentos alternativos a las soluciones que propone la Lomce”. Wert afirmó asimismo que confía en el futuro de la nueva ley, argumentando que “hay 11 millones de votos que la respaldan”.

El comunicado de las organizaciones sindicales se cierra con una advertencia que apunta directamente hacia el Gobierno del Partido Popular: “Las organizaciones convocantes advierten que seguirán movilizando a la comunidad escolar si el Gobierno continúa empecinado en su política de recortes”. Los sindicatos, a su vez, aprovechan para reiterar sus dos principales peticiones al Ejecutivo: “inversión y calidad en la Educación”. Es de esperar, por tanto, que en los próximos meses surjan nuevas protestas en torno a una nueva ley educativa que, como las anteriores, nace sin el respaldo mayoritario de la sociedad española.

LA HUELGA EN VALLADOLID

Image

La defensa de la educación pública sacó ayer a miles de vallisoletanos a las calles para protestar contra los recortes en materia educativa y contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa Lomce. En la capital castellanoleonesa se desarrollaron dos manifestaciones, la primera a las 12 h. convocada por los sindicatos estudiantiles y la siguiente a las 19 h. convocada por la Plataforma por la Escuela Pública y los sindicatos de la enseñanza. Ambas finalizaron con la lectura de un manifiesto en el que se destacaba que las protestas continuarán hasta lograr los objetivos.

Las cifras del seguimiento son dispares, cerca de 8.000 personas, según la Policía Nacional, y entre 10.000 y 15.000, según los convocantes, se manifestaron por las calles de la ciudad. Por su parte, la Junta de Castilla y León cifra el seguimiento de la huelga entre los alumnos en el 14,19 por ciento, lo que supone un total de 20.322 estudiantes. Por otro lado, la Consejería de Educación reconoció que fueron 102.494 los que no acudieron a las aulas, el 34,3 %. En el caso de los docentes, 5.412 profesores se sumaron al paro lo que supone el 22,36% del total. En cambio los datos de los sindicatos valoran en un 61,5% el seguimiento por parte de los trabajadores de la enseñanza.

El portavoz de la Plataforma por la Educación Pública, Guillermo Martín, situado en la cabeza de la manifestación con la pancarta “Contra los recortes, la Lomce y la subida de tasas”, reivindicó que “haya una marcha atrás, que dimita el ministro Wert y haya otra manera de gobernar”. En las concentraciones también estuvieron presentes el secretario autonómico del PSOE, Julio Villarrubia, y los secretarios autonómicos de UGT y CC OO, Agustín Prieto y Ángel Hernández, respectivamente.

Las protestas se cerraron sin incidentes pero hay que destacar que en la manifestación de la tarde el sindicato CNT se desmarcó del recorrido que siguieron el resto de los convocantes para concluir la manifestación al margen y con la lectura de su propio manifiesto en el que se destacó: “Por una educación pública y de calidad: organización, lucha y solidaridad”.

Image

LA HUELGA TOMA TWITTER

Las protestas también se vivieron en las redes sociales utilizando hashtags como #razones24o con el que los ciudadanos exponían sus quejas y sus motivos para salir de casa y acudir a las manifestaciones o #VeteWert24o, que pronto se convirtieron en trending topic. También durante toda esta semana han sido muchos los que han puesto como foto de perfil en Facebook o WhatsApp unas tijeras tachadas sobre fondo verde con el lema “Educación pública SÍ, recortes NO”. Aunque Gobierno y sindicatos no se pongan de acuerdo en las cifras de seguimiento, la actividad mayoritaria en Twitter no deja lugar a dudas: profesores, padres y alumnos que tuitean rechazan la ley Wert.

Aunque el seguimiento por parte de la prensa digital fue dispar. La información relacionada con la huelga general de la Educación no ocupó un lugar destacado en la mayoría de las portadas digitales de los medios más importantes.

SE PROTESTA POR:

  • Los recortes, que se traducen en:
  1. Disminución de la plantilla, más alumnos por clase y mayor número de horas de docencia.
  2. Reducción del presupuesto para las ayudas del comedor y para la compra de libros.
  3. Menor número de becas y aumento de los requisitos para acceder a ellas.
  4. La subida de tasas universitarias.
  • Los nuevos exámenes externos,  las reválidas al final de la ESO y bachillerato.
  • El adelanto de los itinerarios formativos que conducen a la FP o bachillerato.
  • Que la asignatura alternativa a la religión cuente para la beca.
  • Impulso de la enseñanza concertada.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s